Tenga cuidado con las estafas de modelaje

¿Usted podría ser realmente un modelo o actor? ¿O tal vez sus hijos tengan una carita de modelo? Si un cazatalentos le dice que tiene un futuro en este negocio, es probable que usted se sienta halagado. Pero sea escéptico, porque podría ser el blanco de una estafa de modelaje.

Cómo funcionan las estafas de modelaje

Alguien lo para en el centro comercial y le dice que usted tiene el “look” de un modelo. La gente siempre le dice que usted es muy guapo, y la idea de iniciar una carrera glamorosa le resulta difícil de resistir.

Pero cuando se presenta a la cita, llega a una oficina donde se encuentra con otros candidatos al glamour. Una vez que llega su turno, descubre que lo que usted pensaba que era una entrevista de trabajo en una agencia de modelos o talentos es en realidad un ofrecimiento de ventas en un clima de mucha presión para que usted se inscriba en un curso de clases de modelaje o actuación, para que haga pruebas de pantalla o sesiones de fotos cuyos precios pueden variar entre unos cuantos cientos y varios miles de dólares.

Veamos algunos signos que podrían indicar que se trata de una estafa:

Usted tiene que usar un fotógrafo específico

Para entrar en este negocio, usted necesita tener fotos profesionales. Pero usted tendría que poder elegir su propio fotógrafo. Si una agencia le exige que use sus propios fotógrafos, probablemente sea una estafa.

Antes de hacer ningún trabajo en su nombre, usted tiene que pagarle un cargo a la agencia para que lo representen

Las agencias de modelos y talentos consiguen trabajo para los modelos y actores con experiencia. Algunos agentes les exigen a los candidatos que firmen un contrato de exclusividad, mientras que hay otras agencias que les permiten trabajar con otras agencias. De una u otra manera, las agencias que operan legítimamente nunca cobran un cargo por adelantado para actuar como su agente o representante. Reciben su parte cuando usted recibe su pago.

Las agencias de modelos no son lo mismo que las escuelas de modelaje y actuación. Estas escuelas dicen que — a cambio del pago de un cargo — le impartirán instrucción sobre porte, postura, dicción, cuidado de la piel, aplicación de maquillaje, la manera correcta de caminar o desfilar, y demás. Pero cuando terminan las clases, es posible que usted quede librado a su suerte, a pesar de las promesas que le hayan hecho diciéndole que asistir a la escuela de modelos le aseguraría el éxito en su carrera.

Le dicen que la oportunidad puede desaparecer si no actúa ya

Antes de darle dinero o información personal a una compañía, usted necesita tiempo para verificar su reputación. Si el ofrecimiento es válido hoy, también debería estar disponible mañana.

Le garantizan un rembolso de dinero

Podrían decirle que su depósito es totalmente rembolsable. Lo más probable es que le rembolsen su depósito únicamente si cumple con condiciones de reintegro muy estrictas. O tal vez podrían decirle que los expertos en talento evaluarán sus probabilidades de éxito en este terreno, que aceptarán muy pocas personas para participar del programa y que las personas que no sean seleccionadas recibirán un rembolso. Lo que no le dicen es que el programa acepta prácticamente a todos los candidatos.

Aceptan pagos únicamente en efectivo o por medio de órdenes de pago

Esto demuestra que seguramente están más interesados en su dinero que en su carrera.

Le hablan de salarios altos

El ritmo de trabajo en este tipo de profesión suele ser irregular, incluso para los modelos exitosos.

Le garantizan que conseguirá el trabajo

Ningún trabajo de modelo o actor está garantizado. Y dependiendo de la región donde viva, el mercado para este tipo de trabajos puede ser muy reducido.

¿Su hijo podría ser una estrella?

¿Piensa que su bebé o su niño parece un modelo o que tiene talento para la actuación? Los falsos cazatalentos quieren que usted lleve a su hijo a una sesión de fotos, y se muestran muy dispuestos a organizarla, o que lo inscriba en clases para ayudarlo a conseguir trabajos de modelo o actuación para su pilluelo. Lo que no le dicen es que el mercado de modelos y actores infantiles es muy reducido. Y además, como el aspecto de los niños cambia rápidamente, los agentes, las agencias de publicidad, los directores de selección de reparto y los productores honestos en general no piden fotos profesionales sino fotos informales tomadas por aficionados.

¿Y qué pasa con las convocatorias para selecciones de reparto que se escuchan en la radio y que están buscando la próxima estrella infantil? Aunque le estén diciendo la verdad, la realidad es que en todo el país solamente se “descubren” uno o dos niños, las agencias que hacen estas convocatorias suelen usarlas para que los padres inscriban a sus chicos en costosos cursos para tomar clases de actuación.

Qué hacer

¿Todavía no está seguro si es un ofrecimiento honesto? Tómese el tiempo necesario para verificar la reputación de la compañía antes de darle su dinero o información personal.

  • Verifique la reputación de la compañía en internet. Haga una búsqueda ingresando el nombre de la compañía junto con palabras tales como “estafa”, “fraude” o “queja”.
  • Pregunte si la compañía o escuela tiene licencia o si está debidamente acreditada o avalada, si es un requisito establecido por su estado de residencia. Verifique esta información ante la oficina local de protección del consumidor o ante la oficina del Fiscal General de su estado. Controle que la licencia esté vigente.
  • Pida referencias. Específicamente:
    • Solicite los nombres, domicilios y números de teléfono de los modelos y actores que hayan conseguido trabajo — recientemente — sobre la base de la capacitación impartida por la compañía. Hay algunos casos de compañías que exhiben fotos de modelos exitosos en las paredes de sus agencias que no están representados por esa compañía.
    • Si en una agencia le dicen que han colocado modelos y actores en trabajos específicos, comuníquese con las compañías correspondientes para verificar si han contratado a los modelos y actores de esa agencia.
  • Pida que le entreguen todo por escrito, incluyendo las promesas verbales o las garantías de conseguirle un trabajo.
  • Guarde copias de todos los papeles importantes, por ejemplo su contrato y los folletos informativos de la compañía en un lugar seguro.