Datos básicos de la cirugía ocular LASIK

El procedimiento LASIK es una intervención quirúrgica practicada en una parte muy delicada del ojo. Millones de personas han sido operadas de la vista por medio del procedimiento LASIK, muchas de ellas con gran éxito. Pero no todas las personas reúnen las condiciones para someterse a esta cirugía.

Lo básico sobre el procedimiento LASIK

Si usted usa anteojos o lentes de contacto, tal vez haya pensado en someterse a una cirugía para corregir su visión. El procedimiento LASIK consiste en el uso de un rayo láser para remodelar la forma de la córnea de sus ojos — la parte abovedada, transparente y redonda que cubre la superficie del ojo — con el objetivo de mejorar la focalización de los rayos de luz en su retina. El término LASIK es el acrónimo de “laser assisted in situ keratomileusis”.

Antes de decidirse por esta cirugía, hay que pensar algunas cosas:

  • El procedimiento LASIK es una cirugía que se practica en una parte muy delicada del ojo y es irreversible.
  • Al igual que con cualquier otra cirugía, existen riesgos y posibles complicaciones.
  • Millones de personas se han sometido a la cirugía LASIK, muchas de ellas con gran éxito, pero no es un procedimiento recomendado para todos los casos.
  • El procedimiento LASIK no siempre produce una visión perfecta. La American Academy of Ophthalmology (AAO) reporta que nueve de cada 10 pacientes logran una visión de entre 20/20 y 20/40, pero es posible que una visión 20/40 no sea lo suficientemente buena para ciertas actividades laborales o de esparcimiento. Incluso, tener una visión de 20/20 no siempre significa tener una vista perfecta. Puede haber una leve disminución de la visión precisa y definida.
  • Aunque el procedimiento LASIK corrija su visión de lejos, es probable que al llegar a la mitad de la cuarentena necesite usar anteojos de lectura. La cirugía LASIK no puede corregir ni prevenir la presbicia que es la pérdida de focalización visual para ver de cerca causada por la edad.
  • Si usted es corto de vista y no necesita anteojos o lentes de lectura y se somete al procedimiento LASIK, con el correr del tiempo, podría tener que empezar a usar anteojos de lectura antes que si no se hubiera hecho esta intervención.
  • Los beneficios del procedimiento LASIK pueden disminuir con el transcurso del tiempo. En Estados Unidos, más del 10 por ciento de los pacientes que se sometieron al procedimiento LASIK necesitaron una segunda cirugía llamada “re-tratamiento” para restaurar la corrección de la vista. Esto es más probable en las personas que padecían un mayor grado de miopía, presbicia, o astigmatismo antes del LASIK.
  • La mayoría de los planes de seguro no cubren esta cirugía.

Entienda cómo funcionan sus ojos

Para ver claro, la córnea y el cristalino del ojo deben desviar o refractar los rayos de luz para focalizarlos en la retina — una capa de células fotosensibles que recubren la parte posterior del ojo. La retina convierte los rayos de luz en impulsos que son enviados al cerebro y el cerebro reconoce esos impulsos en forma de imágenes. Si los rayos de luz no se focalizan en la retina, usted ve una imagen borrosa. Esto se llama un error refractivo. Los anteojos, lentes de contacto y la cirugía refractiva tratan de reducir estos errores para que los rayos de luz se focalicen en su retina.

Los errores refractivos surgen de una imperfección de la forma del globo ocular, de la córnea o del cristalino — o en el caso de la presbicia, están ocasionados por un cristalino que no puede moldearse lo suficiente para hacer foco en los objetos cercanos. Los errores refractivos se dividen en los siguientes tipos básicos:

  • Miopía, este término describe la condición de las personas cortas de vista, que sólo pueden ver de manera clara y distinguible los objetos cercanos.
  • Hipermetropía, este término describe la condición que padecen las personas que sólo pueden ver de manera clara y distinguible los objetos lejanos.
  • Astigmatismo, que es cuando las imágenes se ven borrosas, ya sea que los objetos estén cerca o lejos.
  • Presbicia u “ojo envejecido”, que es un problema de la vista que usualmente se desarrolla entre los 40 y 50 años de edad y que dificulta la visión de muy cerca. Este problema se puede corregir con anteojos bifocales o de lectura, pero comúnmente no se puede corregir con un procedimiento LASIK ni con otra cirugía refractiva.

¿Es usted un buen candidato para el procedimiento LASIK?

El procedimiento LASIK no es para todas las personas

  • Usted debe ser mayor de 18 años (21 años para algunos tipos de láser). La vista de las personas menores de 18 años continúa cambiando.
  • Usted no puede estar embarazada ni amamantando. Ambas condiciones podrían cambiar la los valores de medición de la refracción de los ojos.
  • Usted no debe estar tomando ciertas medicinas recetadas, como Accutane o prednisona por vía oral.
  • Sus ojos deben estar sanos y con una refracción estable. Si es miope, debería posponer el procedimiento LASIK hasta que la refracción de sus ojos se estabilice. En algunos pacientes, la miopía puede seguir aumentando hasta los 25-30 años de edad.
  • Usted debe estar en buenas condiciones de salud. El procedimiento LASIK no está recomendado para pacientes con diabetes, artritis reumatoide, lupus, glaucoma, infecciones oculares producidas por herpes, cataratas, trastornos de la córnea y de la retina. Hable con su cirujano acerca de su estado general de salud.
  • Si tiene antecedentes de sequedad ocular u “ojo seco” debe someterse a un examen. Si tiene problemas de sequedad ocular causados por el uso de lentes de contacto, por tomar ciertas medicaciones o por alguna otra razón, hable con su oftalmólogo sobre el impacto que podría tener el procedimiento LASIK. Antes de una intervención LASIK u otro tipo de cirugía refractiva, debe someterse a un examen para determinar si padece sequedad ocular.

Otras consideraciones

  • Los riesgos y las recompensas. Si está contento con sus lentes de contacto o con sus anteojos, tal vez prefiera renunciar a la cirugía.
  • Sus expectativas respecto de la cirugía. ¿Son realistas? Por lo general, cuando el nivel de visión es muy bajo las probabilidades de éxito del procedimiento LASIK se reducen y también aumenta la probabilidad de tener que someterse a un re-tratamiento.
  • Exigencias laborales y actividades relacionadas con su estilo de vida. Hable con su médico sobre el tipo de trabajo que hace y las actividades deportivas y recreativas que realiza para estar seguro de que el procedimiento LASIK sea apropiado para su caso.
  • Si es un candidato para la mono-visión, este es un procedimiento que corrige un ojo para mejorar la visión de lejos y el otro para mejorar la visión de cerca. El procedimiento LASIK no puede corregir la presbicia para que un ojo pueda ver de cerca y de lejos. Pero sí se puede usar para corregir la visión de lejos de un ojo y la de cerca del otro ojo. Si usted logra adaptarse a esta corrección, quizás pueda eliminar o reducir la necesidad de usar lentes para leer. Pero la mono-visión tiene sus propios riesgos:
    • Después de un procedimiento de mono-visión, los dos ojos dejarán de funcionará juntos. Esto causa una visión de baja calidad y una disminución de la percepción de profundidad. Estos efectos son más perceptibles cuando hay poca luz y cuando se realizan tareas que requieren una vista muy aguda.
    • En consecuencia, es posible que necesite usar anteojos o lentes de contacto para ver de lejos o de cerca cuando realice tareas que le exijan un alto nivel de visión, por ejemplo, para conducir por la noche, operar equipamiento peligroso, o para realizar tareas laborales que requieren una visión aguda de cerca.   

Cómo buscar y seleccionar un cirujano

Solamente los médicos oftalmólogos están autorizados a realizar procedimientos LASIK. Pídale a su oftalmólogo o a un optometrista que le recomiende un médico especializado en cirugía LASIK. En el sitio web de la American Academy of Ophthalmology (AAO) puede encontrar una lista de los miembros de AAO que realizan procedimientos LASIK. Aproximadamente el 95 por ciento de los oftalmólogos de EE.UU. son miembros de la AAO.

Preguntas para hacerle a su cirujano

  • ¿Hace cuánto tiempo que hace cirugías LASIK?
  • ¿Cuál es su nivel de experiencia con el procedimiento LASIK?
  • ¿En qué términos definiría el éxito de su práctica con el procedimiento LASIK? ¿Cuál es la tasa de éxito de sus pacientes? ¿Qué probabilidades tengo de corregir mi visión para llegar a un nivel de 20/20? ¿Cuántos de sus pacientes han conseguido una visión de 20/20 ó 20/40? ¿Cuántos pacientes tienen que volver para someterse a un re-tratamiento? (Es normal que entre el 5 y el 15 por ciento de los pacientes tengan que volver para un re-tratamiento.)
  • ¿Qué tipo de láser usará en mi cirugía? Verifique que el cirujano use un láser aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés). Para más información, visite www.fda.gov/lasik.  
  • ¿Qué tipo de atención postoperatoria necesito?
  • ¿Quién se ocupará de mi atención postoperatoria? ¿Quién será responsable?
  • ¿Cuáles son los riesgos y las posibles complicaciones?

Riesgos, complicaciones y efectos colaterales

Antes de la cirugía, su cirujano debe explicarle los riesgos y las posibles complicaciones, incluyendo los pros y los contras de operarse uno o ambos ojos el mismo día. Este es el proceso de “consentimiento informado”.

Riesgos

  • Ceguera y daño ocular irreversibles. En raras ocasiones, algún error cometido durante la cirugía (por ejemplo un desperfecto del aparato láser) o algunas complicaciones que surgen después de la intervención (por ejemplo, una inflamación) pueden causar un daño irreversible en el ojo, incluyendo ceguera permanente. En otros casos, los problemas se pueden corregir con otras cirugías o tratamientos.
  • Disminución de la visión. Puede que después de la cirugía no vea tan bien, incluso con anteojos o lentes de contacto, como veía con anteojos o lentes de contacto antes de operarse. O tal vez necesite usar anteojos o lentes de contacto igual que antes de la cirugía.
  • Problemas graves de visión durante la noche. Puede que desarrolle síntomas de debilitación visual, particularmente destellos, halos, y/o visión doble, todo lo cual puede afectar seriamente la visión nocturna.
  • Disminución de la sensibilidad de contraste, definición o agudeza visual. Puede que perciba los objetos borrosos o con sombras. Aunque usted vea bien el cuadro de prueba de agudeza visual, es posible que después del tratamiento no vea tan bien en situaciones de bajo contraste como veía antes de operarse, por ejemplo, a la noche o cuando hay niebla.
  • Síndrome severo de sequedad ocular. Como resultado de la cirugía, puede que su ojo no pueda producir una suficiente cantidad de lágrimas para mantenerlo humedecido y confortable. La sequedad ocular u “ojo seco” no solamente causa molestias, sino que produce cierta borrosidad intermitente y otros síntomas visuales que también reducen la calidad de la visión. Este puede ser un problema permanente. Llegado el caso, puede que tenga que tratarse con gotas oculares y usar tapones de oclusión en los lagrimales, u otros procedimientos.

Complicaciones

  • Infección o inflamación de la córnea. Para resolver estos problemas, es posible que tenga que volver a operarse o hacer otros tratamientos.
  • Problemas con la membrana o colgajo corneal después de la cirugía. Estos problemas incluyen un colgajo irregular o incompleto, crecimiento interno de las células bajo la membrana que tal vez haya que extirpar quirúrgicamente, y cicatrización irregular que causa la distorsión de la córnea, esto sólo puede corregirse con un trasplante de córnea.

Qué se puede esperar antes, durante y después de la cirugía

Antes

Usted tendrá que someterse a un examen de ojos realizado por su cirujano refractivo. Su oculista habitual puede realizar un examen preliminar de sus ojos. Cuando vaya a hacerse el examen, lleve los registros de sus prescripciones. Si usa lentes de contacto, deje de usarlos antes de su examen inicial de referencia (lentes de contacto blandas — dos semanas; lentes tóricos blandos o lentes rígidos permeables — tres semanas; lentes duras — cuatro semanas). Los lentes de contacto pueden cambiar temporariamente la forma de la córnea y distorsionar los resultados de las mediciones durante el examen preoperatorio.

Su médico debe:

  • Dilatar sus pupilas para afinar su prescripción.
  • Examinar sus ojos para verificar que estén sanos, esto incluye hacer una prueba de detección de glaucoma, realizar un examen de la retina, y evaluar si padece sequedad ocular.
  • Tomar las siguientes mediciones:
    • La curvatura de la córnea y de las pupilas.
    • La topografía de sus ojos para descartar que no padezca un astigmatismo irregular o que tenga una córnea de forma cónica – un trastorno llamado queratocono.
    • El grosor de su córnea. Es necesario que haya suficiente tejido disponible después de cortar y remodelar la forma de las córneas.
  • Pedirle que firme un formulario de consentimiento informado después de explicarle exhaustivamente los riesgos, beneficios, opciones y posibles complicaciones de la cirugía LASIK. Revise la información atentamente y no firme hasta que haya entendido todo lo que dice el formulario.
  • Si su médico piensa que el procedimiento LASIK no es correcto para usted, podría buscar una segunda opinión; pero si la segunda opinión es igual a la primera, crea lo que le digan ambos médicos.

Si usted reúne las condiciones para someterse a esta cirugía, es posible que su médico le diga que deje de usar sus lentes de contacto durante un tiempo antes de la operación por el mismo motivo que dejó de usarlos antes de su examen inicial de referencia: los lentes de contacto pueden cambiar la forma de la córnea temporariamente. El día de la operación su córnea debe estar en su forma natural. Su médico también puede indicarle que deje de usar maquillaje, lociones o perfumes antes de la operación. Estos productos pueden interferir con el tratamiento láser o pueden aumentar el riesgo de infección después de la cirugía.

Durante

El LASIK es un procedimiento quirúrgico ambulatorio. La única anestesia que se usa en este procedimiento es una gota ocular que adormece la superficie del ojo. La cirugía toma entre 10 y 15 minutos por ojo. A veces se operan los dos ojos en el mismo procedimiento; pero otras veces, antes de operar el segundo ojo los cirujanos prefieren esperar (algunos días o meses) para ver los resultados del primer procedimiento.

El procedimiento quirúrgico: Primero se humedece el ojo y luego se coloca un anillo de succión para impedir el movimiento del ojo y para estabilizar la córnea en la posición correcta. Con un aparato especial se hace una incisión en el tejido fino de la córnea de la capa superior del globo ocular (córnea) y se levanta y se retira parcialmente la membrana o colgajo. Con el láser se cambia la forma del tejido corneal subyacente, y el cirujano vuelve a colocar la membrana que se adhiere rápidamente al globo ocular. No se aplican puntos. Por último, se coloca un parche sobre el ojo — de plástico transparente o de metal perforado — para proteger la membrana o colgajo.

Después

La cicatrización es relativamente rápida, pero tal vez sea conveniente que se tome algunos días libres después de la cirugía. Evite hacer deporte durante los tres días posteriores a la cirugía; y evite los deportes bruscos o actividades similares durante cuatro semanas. Sepa que:

  • Después del procedimiento puede sentir un ardor moderado o cierta molestia durante algunas horas. No se frote el ojo. De ser necesario, su médico puede recetarle un calmante para aliviar las molestias.
  • Es probable que el día de la cirugía tenga una visión borrosa, pero debería mejorar considerablemente al día siguiente cuando vuelva para un examen de control.
  • Si tuviera algún efecto colateral agravante o inusual debe reportárselo a su médico inmediatamente.
  • No debe conducir hasta que su visión haya mejorado lo suficiente para manejar sin riesgos.
  • Durante las dos semanas siguientes debe evitar las piscinas, baños de inmersión de agua caliente y tinas de hidromasaje.

Alternativas quirúrgicas al procedimiento LASIK

Tal vez desee consultar a su oftalmólogo acerca de algunas alternativas quirúrgicas al procedimiento LASIK. En general, son procedimientos relativamente nuevos y se realizan con menor frecuencia que la cirugía LASIK.

Queratectomía fotorrefractiva (PRK)

Los cirujanos que realizan procedimientos de queratectomía fotorrefractiva o PRK, incluyendo Epi-LASIK y LASEK, usan el láser para crear “ablaciones superficiales” en la córnea sin efectuar una incisión para retirar la membrana corneal. Como en estos procedimientos solamente se corta la capa superior de la córnea (capa epitelial), se puede reducir el riesgo de ciertas complicaciones relacionadas con la cirugía láser.

Queratoplastia conductiva (CK)

Este es un procedimiento quirúrgico de refracción térmica que se usa para corregir la hipermetropía de nivel leve a moderado de personas mayores de 40 años y que consiste en usar un sonda diminuta que emite cantidades controladas de energía de radiofrecuencia (RF) en lugar de láser para aplicar calor sobre a la parte periférica de la córnea. Con el transcurso del tiempo la hipermetropía puede volver.

Lente intraocular fáquico (IOL)

Un IOL o lente intraocular fáquico es un tipo de lente de contacto que se implanta quirúrgicamente dentro del ojo delante del cristalino. Estos implantes se usan para corregir problemas de la visión causados por cataratas y otros problemas refractivos que son demasiado graves para corregirlos con cirugía corneal refractiva. Hay ciertos tipos de lentes IOL, como los multifocales o los lentes acomodaticios, que no sólo mejoran la visión de lejos sino que también eliminan la necesidad de usar lentes de lectura.

Para más información

Para más información sobre procedimientos de corrección de la visión, establezca contacto con:

American Academy of Ophthalmology (AAO)
La AAO trabaja para promover el interés profesional y el aprendizaje continuo de los oftalmólogos con el objetivo de garantizarles la mejor atención posible a los pacientes con problemas visuales.

American Society of Cataract and Refractive Surgery (ASCRS)
La ASCRS trabaja para elevar los estándares y la idoneidad de los cirujanos del segmento anterior a través de la formación clínica y práctica. Esta organización también trabaja junto a los pacientes, el gobierno y la comunidad médica para promover la calidad de la atención médica para el tratamiento de los problemas de la visión.

International Society of Refractive Surgery (ISRS)
ISRS ofrece investigación científica, conocimientos e información para todos los individuos interesados en la cirugía refractiva.

National Eye Institute (NEI)
NEI realiza y apoya investigaciones sobre enfermedades oculares y desordenes de la visión y ofrece publicaciones destinadas al público general y a los pacientes.

Food and Drug Administration (FDA)
La FDA supervisa la seguridad de los alimentos, cosméticos, medicinas, dispositivos médicos y productos que emiten radiaciones y suministra información sobre lentes de contactos, lentes intraoculares, cirugía refractiva e implantes de córnea para la miopía.

Etiquetas: salud, tratamiento