Recomendaciones para comprar aparatos de ejercicios físicos

Cuando no se puede ir al gimnasio todos los días, o cuando el costo de la membresía de un gimnasio resulta un poco alto, los aparatos o máquinas para hacer ejercicios físicos en casa pueden ser una buena alternativa. Pero antes de salir corriendo a comprar un aparato nuevo, asegúrese de no estar comprando una ficción que promete resultados rápidos y fáciles para su figura. Cuando salga de compras, busque un aparato que se adapte a su estilo de vida y a su presupuesto, y busque y compare las opciones disponibles para conseguir el mejor precio.

Qué dice el anuncio
Tener un aparato para hacer de ejercicios físicos en su casa puede ser una excelente manera de ponerse en forma — pero sólo si lo usa con regularidad. Los anuncios que prometen resultados rápidos y fáciles están vendiendo una fantasía, no una realidad. Estas son algunas declaraciones promocionales a las que hay que prestar especial atención:
Rápido, fácil y sin esfuerzo
Algunos anunciantes promocionan zapatos, ropa de gimnasia o aparatos de ejercicios físicos diciendo que sus productos ofrecen una manera rápida y fácil de modelar el cuerpo y adelgazar — sin contar con una evidencia científica que fundamente sus dichos. No hay ninguna manera de logar un cuerpo saludable y modelado sin ejercitarse y sin transpirar. Para obtener los beneficios que brindan los ejercicios físicos, usted tiene que hacer el trabajo. Para más información sobre píldoras y productos que prometen una forma fácil de perder peso, lea Ponga en la balanza los anuncios publicitarios de productos para adelgazar.
Le prometemos corregir sus áreas problemáticas
Las frases que le prometen que podrá quemar esa panza indeseable o la grasa acumulada en sus caderas y muslos sin esfuerzos son tentadoras, pero la reducción localizada — perder peso en un lugar específico del cuerpo — requiere hacer una rutina de ejercicios físicos que también actúe en el resto del cuerpo para quemar las calorías extras.
Para más información sobre estimuladores musculares electrónicos que pueden fortalecer, tonificar o endurecer temporariamente un músculo, pero que habitualmente se usan en sesiones de terapia y rehabilitación física bajo la supervisión de un profesional de atención de la salud, consulte el sitio web de la FDA.
Fotos antes y después
Es posible que en los anuncios aparezcan “clientes satisfechos”, pero puede que sus experiencias no reflejen los resultados obtenidos por la mayoría de los usuarios. ¿Y los endosos de personas famosas? Tampoco son una prueba de que el producto dará los resultados expresados por los famosos. Desconfíe también de los modelos con cuerpo escultural que aparecen en los anuncios, ¿ese abdomen esculpido es el resultado del producto que están promocionando, de meses de entrenamiento en el gimnasio y años de hábitos saludables, o es una foto alterada?
Qué hacer antes de comprar aparatos de ejercicios físicos
Usted ya hizo su trabajo y leyó las declaraciones y promesas de los anuncios con un ojo escéptico y bien informado. Pero todavía no terminó. Antes de comprar un aparato o máquina de ejercicios, le damos algunas recomendaciones para que estar seguro de que su nuevo aparato no vaya a terminar arrumbado y juntando polvo:
Empiece a ejercitarse
No crea que el solo hecho de comprar un aparato de ejercicios será suficiente para cambiar sus hábitos. ¿Está preparado para cumplir sus buenas y saludables intenciones? Si todavía no está en actividad, empiece ya.
Busque el aparato indicado
Haga una prueba. Antes de comprar, pruebe distintos aparatos en un gimnasio local, en un centro recreativo o incluso en la casa de un amigo.
Lea comentarios. Para tener una idea de cómo funciona un producto, lea revistas de consumidores y revistas especializadas que califican aparatos de ejercicios físicos, y fíjese si el aparato en el cual está interesado lo ayudará a cumplir con su objetivo, ya sea para fortalecer su cuerpo, aumentar su flexibilidad, mejorar su resistencia física o su estado de salud. También puede buscar comentarios de otros usuarios en internet. No se base en los comentarios de un solo usuario. Trate de buscar información ingresando el nombre del producto o del fabricante en un motor de búsqueda junto con palabras tales como “queja” o “problema”.
Averigüe el costo exacto y busque precios
Averigüe el costo real. Algunas compañías anuncian “tres cómodos pagos de $49.95”. Saque la calculadora y haga la cuenta de lo que pagará en realidad. No se olvide de calcular los impuestos y los cargos por despacho y entrega. Averigüe si le ofrecen alguna garantía y si le aplicarán cargos de envío o reposición de stock si decide devolverlo.
Busque y compare. Ese producto único e incomparable podría estar disponible a un mejor precio en una tienda local, o quizás pueda conseguir un precio más conveniente en internet. Calcule los costos de entrega.

Etiquetas: estado físico, salud