Interactúa con buenos modales

Esta serie está disponible en formato PDF:

Cuando interactúas en línea, recuerda que mandar mensajes de texto, hablar por chat, o enviar emails es lo mismo que hablar con alguien personalmente. Si no le harías un comentario a una persona durante una conversación cara a cara, no está bien escribirlo tampoco.

La cortesía y la buena educación son importantes

Texting, en otras palabras intercambiar mensajes de texto, es otra manera de conversar. Quienes se comunican por mensaje de texto, al igual que los que hablan cara a cara o por teléfono aprecian palabras tales como "por favor" y "muchas gracias" (o "porfi" y "grcs").

Baja el tono.

Si en una conversación en línea escribes todo en letras MAYÚSCULAS, escribes una larga fila de signos de exclamación o usas un tipo de letra muy destacada es lo mismo que si estuvieras gritando.

Usa "Cc:" y "Responder a todos” con moderación.

Antes de enviar un mensaje, para y piensa si es necesario que todos lo vean.

Los avatares también son personas.

Cuando participes de un juego en internet o estés explorando un mundo virtual donde puedas crear un personaje ficticio e interactuar con otros participantes, recuerda que del otro lado de la pantalla, detrás de esos personajes hay personas de carne y hueso. Respeta sus sentimientos como lo harías en el trato personal. Recuerda que tu personaje o avatar es una versión virtual de ti mismo— ¿qué imagen les estás transmitiendo a los demás sobre ti y sobre tus intereses?

No finjas ser otra persona

Crear sitios, páginas o comentarios que parecen ser de alguna otra persona, por ejemplo de algún compañero de clase o de un maestro, está mal y puede causar daño.

Habla claro y sin miedo

Si ves algo inapropiado en un sitio de redes sociales, en un juego o en una sala de chateo, repórtalo al sitio Web y díselo a un adulto de confianza. Usando los enlaces para "reportar el abuso" puedes colaborar para que el sitio siga siendo un lugar de encuentro divertido para todos.

No toleres el acoso—en internet ni en la vida real.

 Trata a los demás como quieres que te traten a ti—tanto cuando interactúas en internet, cuando te comunicas por teléfono o en el trato personal.

Aprende cómo hacerle frente al ciberacoso

El ciberacoso es el acoso o intimidación en internet. Puede producirse por medio de un email, un mensaje de texto, un juego en internet o a través de comentarios difundidos en un sitio de redes sociales. Podría involucrar imágenes o rumores publicados en el perfil de alguna persona o difundidos para que los demás los vean.

¿Ya lo sabías?

Entonces también sabes que el ciberacoso es una situación en la que todos pierden: con frecuencia la persona acosada se siente mal—y el intimidador da una mala imagen de sí mismo. Además, este comportamiento puede ser castigado por las autoridades de la escuela o por la policía.

¿Qué tienes que hacer si alguien te acosa o intimida en línea?

Mantén la mente calma y no respondas. La mayoría de la gente se da cuenta que la intimidación está mal. También puedes denunciar el abuso en el sitio Web donde se está produciendo el incidente. Si la situación continúa, guarda la evidencia y pídele ayuda a un adulto en quien confíes.

¿Y qué tienes que hacer si eres testigo de un ciberacoso?

Dile al matón o bully que ya deje de fastidiar. La mayoría de los chicos no matonean ni intimidan a otros, y no hay razón por la cual se deba tolerar esa conducta. Esto significa que por lo general, este mal comportamiento se frena bastante rápido cuando alguien sale en defensa de la persona acosada.

Este artículo es parte de una serie: ¡Presta Atención!