You are here

Lo que tiene que saber sobre los anuncios y promociones de carros antes de ir al concesionario

Comparta esta página

¿Está por comprar un carro? Podría ver que algunos concesionarios publicitan precios extrañamente bajos, pagos iniciales bajos o ningún pago inicial, préstamos con interés bajo o sin interés, o pagos mensuales bajos. Otros prometen altas deducciones por el canje de su vehículo, rebajas y descuentos atractivos o adicionales gratis o a buen precio, como contratos de servicio. Y si está buscando hacer un leasing por un vehículo, podría ver anuncios que promocionan pagos muy bajos, o de monto cero, al momento de la firma. A continuación, se describen algunas maneras de ayudarlo a decidir si lo que dicen los anuncios de carros es un buen negocio para usted.

Lo que tiene que saber antes de ir al concesionario

Podría comenzar a buscar un carro en internet, pero no frene ahí. Una buena manera de hacer un seguimiento de los anuncios y ofrecimientos interesantes es comunicarse con el concesionario antes de visitarlo en persona. Al analizar los detalles antes de su visita se puede ahorrar varias horas en el local del concesionario y miles de billetes de su bolsillo. A continuación, algunas maneras de facilitar la compra de un carro.

Tanto si va a comprar como si va a financiar el carro, antes de salir de su casa, pídale al concesionario que le confirme que realmente tiene el vehículo que le interesa en stock y que le envíe el precio “llave en mano” por escrito. El precio llave en mano debería incluir todos los cargos y gastos. Le conviene pedir el precio por escrito por los siguientes motivos:

  • Algunos concesionarios inescrupulosos publicarán un anuncio específico para atraerlo hacia su local, luego le dirán que ese carro no está disponible y tratarán de venderle otro vehículo a un precio diferente (por lo general, más alto).
  • Tal vez los precios anunciados no incluyan cargos y otros gastos y el concesionario podría tratar de agregarle adicionales para incrementar su costo. Al tener el precio llave en mano por escrito y por adelantado se puede ahorrar horas de espera en el concesionario, y le puede ser útil para negociar mejor y comparar otros ofrecimientos equiparando manzanas con manzanas, eliminar adicionales que no desea y detectar cualquier cargo adicional que el concesionario quisiera agregarle a último minuto cuando usted está listo para comprar el carro.
  • Le conviene conseguir el precio llave en mano de su próximo vehículo por escrito aunque tenga planes de hacer un canje y el concesionario no le pueda dar una oferta firme sobre su carro actual. De esta manera, solamente tendrá que molestarse en llevar a tasar su carro usado a aquellos concesionarios cuyas ofertas haya confirmado con anterioridad.
  • Si prevé financiar su compra, también trate de conseguir la preaprobación de un préstamo antes de hablar con la oficina de financiación del concesionario. Los bancos, cooperativas de crédito y otros prestadores pueden ofrecer preaprobaciones, incluso si usted no tiene una cuenta o no es miembro de la institución. Tener una preaprobación antes de ir al concesionario lo puede ayudar a determinar si el ofrecimiento de financiación del concesionario es atractivo y puede serle útil para negociar un préstamo todavía mejor.

Si ve un anuncio de una tasa de financiación más baja, haga las siguientes preguntas y obtenga las respuestas por escrito:

  • ¿El ofrecimiento anunciado está limitado a ciertos tipos de prestatarios?
  • ¿Tiene que hacer un pago inicial de determinado monto? En ese caso, ¿cuáles son los términos de financiación de los préstamos más grandes con un pago inicial menor?
  • ¿Se aplican otros cargos o pagos? En ese caso, ¿cuáles son?
  • ¿Cuál es la tasa porcentual anual (APR) y el total que pagará por el préstamo? La APR (tasa porcentual anual) es el costo del crédito expresado en términos de tasa anual.
Si su plan es hacer un leasing, pregunte:
  •  
  • ¿Cuánto debe pagar al momento de la firma del contrato? [link to revision of Financing or Leasing a Car] Si un anuncio promete $0 al momento de la firma del leasing, ¿aun así tiene que pagar otras cosas antes de poder irse con el carro, como cargos, impuestos, un depósito de seguridad o la primera cuota mensual?
  • ¿Cuál es el monto total pagadero conforme al contrato de leasing?
  • ¿Cuántas millas le permite conducir el contrato de leasing? ¿De cuánto será el cargo si excede la cantidad de millas permitidas?
  • ¿Qué otros tipos de cargos y gastos le pueden aplicar al finalizar el contrato de leasing?

Recuerde que su tiempo es valioso y que su poder de negociación es mayor antes de ir al concesionario. Obtenga los detalles de su ofrecimiento (incluidos los descuentos) por escrito. Si el concesionario no tiene el carro que usted quiere o no reconoce el precio que le envió, márchese. Luego, reporte al concesionario ante la FTC.

Anuncios engañosos de carros

Confirme los precios, descuentos y términos de financiación y leasing antes de visitar el local del concesionario porque no todos los concesionarios siguen las reglas. Podrían sepultar los detalles importantes en la sección de letra chica o en diferentes páginas de sus sitios web, o no darle los detalles hasta que esté en su local de ventas u oficina de financiación.

A continuación, algunos ejemplos de declaraciones publicitarias que pueden ser engañosas y el por qué:

Precios muy bajos o descuentos especiales

  • Los precios bajos o descuentos son engañosos en un anuncio:
  • Cuando el concesionario no los cumple. Usted podría llegar al local del concesionario pensando que obtendrá el precio publicado en el anuncio, y sale de ahí pagando mucho más porque el concesionario le incluyó adicionales u otros cargos y gastos.
  • Cuando hay restricciones de elegibilidad inesperadas. Por ejemplo, para acceder al precio o condiciones anunciados, usted tiene que tener un contrato de leasing en vigor, ser un graduado universitario reciente, ser miembro del servicio militar, hacer la financiación con un banco en particular o cumplir otros criterios
  • Cuando en el anuncio no se revelan costos importantes, como un pago inicial de alto monto o un cargo de procesamiento, o cuando estos costos están sepultados en la sección de letra chica.
  • Cuando el precio bajo sólo está disponible para una cantidad limitada de modelos.

“Solo $99 al mes”

  • Los pagos mensuales más bajos podrían implicar algunas cosas: que tendrá que hacer un pago inicial más alto, que el ofrecimiento es para un leasing y no para una compra, que los pagos mensuales bajos aumentan desmesuradamente después o que hay un montón de restricciones de elegibilidad.

Préstamos con tasa de interés cero o bajo interés

  • La baja tasa porcentual anual (APR) publicada podría aplicarse únicamente a los prestatarios con calificaciones “altas” o “buenas”, o sea para la gente que tiene puntajes de crédito altos.

“$0 a la firma del leasing”

  • En la letra chica podría decir que hay cargos adicionales, a veces de miles de dólares, a pagar al momento de la firma del leasing o que para acceder a las rebajas o descuentos del ofrecimiento hay que cumplir con requisitos o calificaciones considerables.

“¡Usted ha ganado!”

  • El premio suele ser tan solo una táctica para conseguir que usted vaya al salón de ventas, y para que se lo entreguen, a menudo debe hacer algo como pasar por el aro o ganar un juego de azar.

Antes de firmar un contrato

Si está listo para comprar un carro o hacer un leasing en un concesionario:

  • Cuando reciba los documentos para firmar, pregunte si puede controlar que el precio de compra y los demás términos correspondan con la información que el concesionario le envió por adelantado. Si le dicen que no, haga más preguntas y prepárese para marcharse.
  • Asegúrese de entender los términos antes de firmar y salir conduciendo con carro.

Reporte los problemas

Si piensa que un concesionario no está diciendo la verdad en sus anuncios o durante el proceso de venta (o leasing), cuénteselo a la FTC en ReporteFraude.ftc.gov.

Aprenda más sobre cómo comprar y mantener un carro.