You are here

Lo que hay que saber sobre las aplicaciones de acoso

Comparta esta página

¿Piensa que una pareja o ex pareja abusiva lo está monitoreando a través de su teléfono? Podría estar usando aplicaciones de acoso (un programa espía o de acoso) que hacen un seguimiento en secreto de la actividad de su teléfono. A continuación, encontrará información sobre qué son las aplicaciones de acoso, cómo determinar si tiene una de estas aplicaciones en su teléfono y qué hacer en ese caso.

¿Qué son las aplicaciones de acoso?

Las aplicaciones de acoso (conocidas también como programas espía o de acoso) son aplicaciones o programas que alguien puede descargar secretamente en su teléfono para rastrear o monitorear sus actividades. Una vez instaladas, estas aplicaciones pueden compartir la información detallada sobre lo que usted hace en su teléfono, por ejemplo, sus conversaciones telefónicas, emails y mensajes de texto, fotos y contraseñas de cuentas sin que usted se entere.

Algunas aplicaciones de acoso pueden activar el micrófono y la cámara de su teléfono de manera remota para que el acosador pueda ver y escuchar lo que sucede alrededor del teléfono, incluso cuando usted no lo usa.

¿Cómo puedo saber si tengo una aplicación de acoso instalada en mi teléfono?

Si un acosador ha instalado una aplicación de acoso, es probable que su teléfono luzca igual que siempre. No verá un ícono nuevo, y es posible que no pueda ser detectado por un programa antivirus. Pero puede haber signos que sugieran que le podrían haber instalado una aplicación de acoso:

  • El abusador ha tenido su teléfono en sus manos.
  • El acosador conoce mucha información específica sobre lo que usted hace con su teléfono, incluyendo su ubicación exacta, el contenido de sus conversaciones, qué escribió en sus mensajes de texto y a quiénes se los envió, y qué estuvo buscando en internet.
  • La batería de su teléfono se agota más rápido, sin que haya ninguna diferencia en el nivel de uso de su teléfono.
  • Hay un aumento inexplicable del uso de datos.
  • Nota cambios inesperados en la configuración de su teléfono.

¿Qué puedo hacer si creo que tengo una aplicación de acoso instalada en mi teléfono?

Si cree que tiene una aplicación de acoso en su teléfono, considere los siguientes pasos:

  • Primero piense en su seguridad. Muchos acosadores usan estas aplicaciones de acoso como una manera de espiarlo y controlarlo. Si sospechan que usted les está vedando el acceso, pueden escalar su nivel de maltrato. Así que, antes de eliminar un programa o aplicación espía, hable con un defensor de víctimas de violencia doméstica sobre la manera de planificar la eliminación teniendo en cuenta su seguridad.
  • Obtenga ayuda. Las autoridades y los defensores de víctimas de violencia doméstica lo pueden ayudar a identificar el uso indebido de la tecnología y a crear un plan de seguridad. Puede ser difícil detectar un programa o aplicación de acoso y es posible que necesite ayuda de las autoridades, siempre que esa sea una opción con la que se sienta cómodo. Las autoridades o defensores también pueden hablar con usted acerca de la necesidad de preservar las pruebas de abuso antes de que haga cambios en su teléfono. En lo posible, comuníquese con ellos desde otro aparato diferente en lugar de usar el que podría tener instalada la aplicación de acoso.
  • Verifique si su teléfono ha sido manipulado para eliminar las restricciones del fabricante del dispositivo y permitir la instalación de aplicaciones o programas no autorizados. Si su teléfono ha sido manipulado usando estas prácticas, ha sido “rooted” o “jailbroken”. Algunas aplicaciones de acoso solo se pueden instalar en un teléfono que ha sido “rooted” o “jailbroken” lo cual otorga el control total del sistema operativo del teléfono. Las aplicaciones de “chequeo de root” (“rooter checker”) pueden indicarle rápidamente si su teléfono fue manipulado en este sentido. Pero si el teléfono tiene un programa de acoso, el abusador puede ver este chequeo. Si usted descubre que su teléfono no fue manipulado, ya sea “rooted” o “jailbroken”, pero el acosador sabe más de lo debido sobre su teléfono o actividades en línea, puede que esté obteniendo esa información de su teléfono de otra manera.
  • Consiga un teléfono inteligente nuevo o restablezca la configuración de su teléfono. Es posible que sea más seguro conseguir un teléfono inteligente nuevo con una cuenta a la que el abusador no tenga acceso. Si decide conservar el mismo teléfono, considere reiniciarlo con la configuración de fábrica ya que eso podría eliminar el programa espía. Es importante que no reinstale programas ni contenidos del antiguo teléfono o de la nube, ya que eso podría reinstalar el programa espía o spyware.

Recuerde que al seguir cualquiera de estos pasos podría estar advirtiendo al acosador, especialmente si usa su teléfono para investigar sus opciones, hacer una llamada o si tiene una conversación cerca de su teléfono. Si le preocupa que lo estén espiando a través de su teléfono, considere dejar de usarlo mientras esté buscando ayuda. Haga lo que sea mejor para su situación particular.

¿Hay recomendaciones de seguridad para la gente que está preocupada por las aplicaciones de acoso?

La seguridad en línea es importante para todos, pero las siguientes recomendaciones pueden ser especialmente útiles para las víctimas de violencia doméstica: 

En su teléfono celular:

  • Nunca pierda de vista su teléfono. Los programas maliciosos y espías, y las aplicaciones de rastreo o seguimiento se pueden instalar en unos pocos minutos. Tenga cuidado si alguien le ofrece actualizar o reparar algo en su teléfono. También tenga cuidado si un abusador le regala una tablet o teléfono inteligente nuevo a usted o a sus hijos.
  • Bloquee su teléfono. Para minimizar el riesgo de que alguien le instale un programa espía o de acoso, establezca un código de acceso para su teléfono y no lo comparta con nadie.
  • Revise los ajustes de su teléfono. Las funciones de Bluetooth y GPS se pueden usar para rastrearlo. Un defensor de víctimas lo puede ayudar a establecer un plan estratégico de seguridad tecnológica para su situación.
  • Si piensa que le están monitoreando el teléfono, considere la posibilidad de conseguir uno nuevo. Si no es riesgoso, hable con las autoridades o con un defensor antes de hacer cualquier cambio para ver cuáles son las opciones para recolectar pruebas y conseguir un nuevo dispositivo. Conseguir un teléfono nuevo puede ser una opción costosa, pero necesaria. También puede hablar con su proveedor de servicio telefónico para ver si puede intercambiar el dispositivo, especialmente si está bajo garantía.

En su computadora:

  • Use contraseñas sólidas y cámbielas con frecuencia. Asegúrese de establecer contraseñas en su teléfono, computadora y cuentas en línea. No comparta sus contraseñas con nadie.
  • Use otra computadora. Si piensa que alguien podría estar monitoreando sus movimientos, trate de usar una computadora más segura a la que el abusador no pueda acceder. Es especialmente importante que use una computadora más segura si está buscando un plan de escape, un empleo nuevo o un lugar donde vivir.
  • Cambie los nombres de usuario y contraseñas de sus cuentas en línea en la computadora más segura. Y a partir de entonces, no inicie sesión en ninguna de esas cuentas en ninguna computadora si piensa que alguien podría estar monitoreando la computadora.

¿Dónde puedo obtener más ayuda?

Para más información, consulte las recomendaciones de seguridad tecnológica de la Red Nacional para Terminar con la Violencia Doméstica.

Hay ayuda disponible en La Línea Nacional sobre Violencia Doméstica, 1-800-799-SAFE. Si piensa que puede estar en una situación de peligro inminente, llame al 911.