You are here

Detecte las estafas de seguro de salud

Comparta esta página

Analizar sus opciones de seguro de salud puede ser una tarea compleja, abrumadora y confusa. Hay compañías deshonestas y estafadores que lo saben y lo usan para sacar ventaja. En lugar de obtener la cobertura de un seguro de salud que usted y su familia necesitan, podría terminar con uno de los así llamados “planes de salud” que cubren pocos o ninguno de sus gastos médicos. Y usted podría quedarse atado a una pila de facturas de atención médica por grandes sumas de dinero.

Cinco signos de una estafa de seguro de salud

Las estafas de Medicare y seguro de salud son comunes. Los estafadores siempre están buscando nuevas maneras de robarle su dinero e información personal, pero usan técnicas conocidas. A continuación, se listan cinco signos que indican que está frente a una estafa de seguro de salud:

1, Estafadores que le dicen que trabajan para el gobierno y que necesitan dinero o su información personal. Las agencias del gobierno no llaman inesperadamente a la gente para pedirle dinero o información personal. Ninguna persona que trabaje para el gobierno le pedirá que verifique su número de Seguro Social, cuenta bancaria o tarjeta de crédito, ni tampoco le pedirá que le haga una transferencia de dinero o le pague con una tarjeta de regalo o criptomonedas.

Si tiene una pregunta sobre Medicare o el Health Insurance Marketplace®, comuníquese directamente con el gobierno:

2. Estafadores que le dicen que tiene que pagar un cargo para obtener una tarjeta nueva de Medicare o que perderá la cobertura de Medicare. Pero nunca hay que pagar para obtener una tarjeta nueva. Y nunca lo llamarán inesperadamente de Medicare para decirle que perderá su cobertura. Eso es una estafa. Lea más información sobre las tarjetas de Medicare.

 

3. Estafadores que tratan de venderle un plan de descuentos médicos falso. Los planes de descuentos médicos le cobran un cargo mensual por descuentos en servicios o productos médicos específicos de una lista de proveedores participantes. Estos planes no reemplazan el seguro de salud. Aunque hay algunos planes de descuentos médicos que ofrecen descuentos legítimos, hay otros que se apropian del dinero de la gente y ofrecen muy poco a cambio. De modo que, si está considerando uno de estos planes, verifique cada una de las declaraciones sobre el plan, incluyendo si su médico participa en ese plan. Y antes de inscribirse, asegúrese de obtener los detalles del plan de descuentos por escrito.

 

4. Estafadores que quieren su información personal delicada a cambio de una cotización de precio. El sitio web oficial del gobierno para la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA) es HealthCare.gov. Este sitio web le permite comparar precios de planes de seguro de salud, verificar su elegibilidad para subsidios de atención de la salud y comenzar el proceso de inscripción. Pero en el sitio web HealthCare.gov únicamente le pedirán que ingrese el monto de sus ingresos mensuales y su edad para darle una cotización de precio. Nunca ingrese información financiera personal, como su número de Seguro Social, cuenta bancaria o tarjeta de crédito para obtener una cotización de un seguro de salud. Si lo hace, se expondrá a llamadas automáticas pre-grabadas o robocalls o lo que es mucho peor, al robo de identidad.

 

5. Estafadores que quieren que usted pague a cambio de ayuda con el Mercado de Seguros Médicos. La gente que ofrece ayuda legítima con el Mercado de Seguros Médicos, llamados también navegadores o asistentes, no tienen permitido cobrarle y no le pedirá su información personal o financiera. Para más información, visite HealthCare.gov y haga clic en “Encuentre ayuda local”.

Si bien hasta aquí se han mencionado las cosas a evitar, hay varios pasos que usted puede seguir antes de inscribirse en un seguro de salud. Estos son algunos de los pasos a tener en cuenta:

Qué hacer antes de inscribirse en un seguro de salud

  • Visite una fuente confiable como HealthCare.gov para comparar los planes, la cobertura y los precios. HealthCare.gov y los mercados de seguros de salud de los estados son los únicos lugares donde tendrá garantizada una cobertura integral conforme a la ley ACA.
  • Investigue a las compañías que le ofrezcan cobertura de salud. Haga una búsqueda en internet ingresando el nombre de la compañía y las palabras “complaint”, “scam” o “fraud”; si hace la búsqueda en español, agregue “queja”, “estafa” o “fraude”. Lea comentarios y fíjese en las opiniones de otras personas.
  • Averigüe si el plan es realmente un seguro de salud. Todas las compañías que venden seguros de salud deben tener una licencia otorgada por el comisionado de seguros de su estado. Si la compañía no tiene una licencia, lo que está vendiendo no es un seguro. Comuníquese con la oficina del comisionado de seguros de su estado para averiguarlo.
  • No acepte respuestas muy generales. Si un vendedor no le da los detalles específicos sobre la cobertura (por ejemplo, sobre los deducibles, copagos y cómo encontrar proveedores dentro de la red), interprételo como una bandera roja de alerta. Lo mismo se aplica si no responde claramente a sus preguntas. Un representante de ventas de un plan legítimo debería estar en condiciones de responder sus preguntas sin necesidad de derivarlo a otra fuente de información como un folleto o sitio web. Obtenga ayuda gratuita para navegar el Mercado de Seguros Médicos en HealthCare.gov (haga clic en “Encuentre ayuda local”).
  • Insista en ver un resumen de los beneficios o una copia completa de la póliza que está considerando. Asegúrese de que todo lo que le diga el vendedor con respecto a la cobertura esté escrito en el resumen de beneficios.
  • Si un vendedor dice que el plan se ofrece a través de una aseguradora importante, verifíquelo con esa compañía. Algunos estafadores usan logotipos y materiales promocionales falsos para dar una imagen creíble. Si una compañía desconocida dice que vende planes a través de una aseguradora importante, verifíquelo con esa compañía para confirmar que es cierto.

Estafas de Medicare

Los beneficiarios de Medicare, y la gente que no tiene Medicare también, suelen ser blanco de estafas. Es posible que haya recibido una llamada de alguien que le dice algo como “Hola, lo estoy llamando de parte de Medicare. Su cobertura está a punto de ser cancelada”. Todos los años, durante la temporada de inscripción abierta (y en muchas otras épocas del año), aparecen estafadores que se hacen pasar por empleados del gobierno y que llaman a la gente tratando de robarle su dinero e información personal. Esto es lo que tiene que hacer:

  • Cuelgue el teléfono. Si lo llama alguien que dice que está afiliado con Medicare y le pide su número de Seguro Social o su información bancaria para obtener una tarjeta nueva o nuevos beneficios, es una estafa. Punto final.
  • Nunca le dé información personal a nadie que lo llame diciendo que lo hace de parte de Medicare. No puede confiar en su identificador de llamadas. Los estafadores pueden manipular los identificadores de llamadas para que parezca que lo están llamando de una agencia del gobierno aunque no sea verdad. Antes de dar cualquier información personal, llame usted mismo al 1-800-MEDICARE para verificar qué está pasando.
  • Reporte la llamada. Reporte a estos imitadores llamando al 1-800-MEDICARE y en ReporteFraude.ftc.gov. Cuanta más información nos dé, mayores probabilidades tendremos de combatir y terminar con las estafas.

Hay otra estafa que está relacionada con la Parte D de Medicare, que es un programa opcional de seguro que cubre los medicamentos con prescripción médica de los beneficiarios de Medicare. Usted le paga una prima mensual a una compañía de seguro por su plan de la Parte D. A cambio de esa prima, usted usa la red de farmacias del proveedor del seguro para comprar sus medicamentos con receta. Para proteger a las personas, la ley es muy específica en cuanto a cómo deben comportarse los proveedores de planes de medicamentos con receta de Medicare.

  • Los representantes de venta de los planes de la Parte D de Medicare lo pueden inscribir por teléfono solo si USTED los llama. Para protegerse, llame primero a Medicare para averiguar más sobre algún proveedor al que tuviera ganas de llamar. Tiene que llamar al 1-800-MEDICARE (1-800-633-4227), y los usuarios del sistema TTY deben llamar al 1-877-486-2048. La línea de teléfono de Medicare atiende las 24 horas del día. El gobierno no recomienda ningún plan de medicamentos con receta en particular, simplemente verifica la legitimidad de los proveedores.
  • Si alguien se comunica con usted acerca de la Parte D de Medicare sin que usted lo haya contactado previamente, es probable que sea un estafador. No comparta su información y no le pague.
  • No se sienta presionado para decidirse sobre un plan de medicamentos con receta de Medicare. Tiene tiempo desde el 15 de octubre hasta el 7 de diciembre de cada año para decidir sobre un plan para el año siguiente. Es mucho tiempo para considerar ofrecimientos legítimos. La inscripción no es obligatoria. El hecho de inscribirse o no en la Parte D de Medicare, no afectará sus otros beneficios de Medicare (Partes A y B) o los del Seguro Social.
  • Los proveedores de la Parte D de Medicare pueden ir a su casa solo si usted los invita. No hable con nadie que vaya a su casa para ofrecerle cobertura de medicamentos que usted no solicitó. La ley establece que las compañías de beneficios de medicamentos con receta no pueden ir a su casa a menos que usted las autorice.

Para consultar más información sobre la Parte D de Medicare y los planes disponibles en su área:

  • Llame al 1-800-MEDICARE (1-800-633-4227) o visite Medicare.gov.
  • Hable con los representantes de su Programa Estatal de Asistencia sobre Seguros de Salud (SHIP) para que le indiquen recursos locales que brinden asesoramiento personalizado gratuito para elegir un plan de medicamentos. Visite Eldercare Locator o llame a la línea gratuita 1-800-677-1116.

Y aprenda cómo proteger su información personal.

Planes de descuentos médicos y estafas

Los promotores de planes de descuentos médicos, también conocidos como programas de descuento de atención de la salud, suelen decir que usted ahorrará dinero en los productos y servicios que su seguro puede no cubrir, como servicios dentales, de visión, de audición o quiroprácticos. Por lo general, en un plan de descuentos médicos le cobran un cargo mensual por descuentos en servicios o productos médicos específicos de una lista de proveedores participantes.

Aunque hay planes de descuentos médicos que ofrecen descuentos legítimos, hay otros que se apropian del dinero de la gente y ofrecen muy poco a cambio. A veces, los vendedores deshonestos dan la impresión de que están vendiendo un seguro de salud o mienten sobre lo que realmente ofrecen en sus planes. Cuando usted se encuentra en el medio de una emergencia, lo último que necesita es descubrir que tendrá que cubrir la mayoría, o todas, las facturas de gastos médicos si lo que tiene no es realmente un seguro de salud.

¿Cómo puede entonces saber si un plan de descuentos es legítimo?

  • Confirme los detalles. Si está interesado en un plan de descuentos, sabiendo que no es un sustituto de un seguro de salud, averigüe si sus médicos participan en ese plan. Llame a sus proveedores, así como a otros profesionales de la lista del plan, antes de inscribirse o pagar cualquier cargo. Es posible que algunos promotores deshonestos le digan que determinados médicos locales participan en el plan cuando no es cierto, o que le envíen listas desactualizadas. Así que investigue por su cuenta.
  • Evite los descuentos que se describen como “hasta”. Por ejemplo, los estafadores podrían decirle que obtendrá “descuentos de hasta el 70%”. Pero, por lo general, los ahorros que se obtienen con los planes de descuentos son muy inferiores a los prometidos. Cuando usted les suma las primas mensuales y los cargos de inscripción de un plan de descuentos, puede que el resultado sea cero “descuento”.

  • Verifique los requerimientos de su estado. En varios estados los programas de descuentos médicos deben obtener una licencia o registrarse. Pregunte en la oficina del comisionado de seguros de su estado si el programa de descuentos médicos que está considerando tiene la debida licencia. Y si alguien anda diciendo que un programa de descuentos médicos es un seguro de salud, verifíquelo con la oficina del comisionado de seguros de su estado. Los planes de descuentos médicos no son un seguro y no reemplazan al seguro de salud.

  • No se inscriba en el acto. Los vendedores de planes legítimos deben estar dispuestos a enviarle la información por escrito y darle la oportunidad de comprobar todas sus declaraciones antes de inscribirse. La presión para inscribirse rápidamente o las amenazas de perderse una “oferta especial” son sus oportunidades de decir “no, gracias”. Tómese el tiempo que necesite para verificar los ofrecimientos y obtener los detalles por escrito antes de inscribirse.

  • Nunca le dé su información financiera a alguien que lo llame inesperadamente. Los ladrones de identidad usan promociones de planes de descuentos médicos y seguros de salud para obtener su información personal.

Reporte las estafas

Si cree que detectó una estafa, cuénteselo a sus amigos y familiares para que ellos también puedan protegerse, y luego, reporte el incidente ante la FTC. Las personas que están al tanto de las estafas tienen muchas más probabilidades de evitarlas. Sus reportes ayudan a la FTC y a nuestros colegas a cargo del cumplimiento de la ley a establecer casos y detener el accionar de los estafadores.

Reporte las estafas de seguro de salud y planes de descuentos médicos a la FTC en ReporteFraude.ftc.gov y ante su fiscal general estatal.

Reporte las estafas de Medicare en Medicare.gov o al 1-800-633-4227.