You are here

Cuando una propuesta de negocio o un programa de asesoría es una estafa

Comparta esta página

Si alguna vez pensó en iniciar un negocio en internet, ser su propio jefe o ganarse la vida haciendo inversiones, usted no está solo. Pero mucha gente que está buscando una manera diferente de ganar dinero está descubriendo estafas bajo la apariencia de propuestas de negocios legítimos, programas de asesoría y oportunidades de inversiones.
 

Ejemplos de una Estafa de Propuesta de Negocio y Programa de Asesoría

¿Cómo determinar si un propuesta de negocio o un programa de asesoría es una estafa? Si le prometen un ingreso garantizado, grandes rendimientos o un “sistema probado”, es probable que sea una estafa. Incluso un “sistema” gratis o de bajo costo para iniciar su negocio se puede convertir rápidamente en un despilfarro de dinero — que le podría costar decenas de miles de dólares por servicios de consejería u otros servicios que le prometen aumentar su éxito con el negocio pero que lo podrían dejar muy endeudado.
 
Algunos ejemplos:
 

Asesoría para negocios en línea

En este tipo de esquema, los promotores declaran que usted pueda ganar altas sumas de dinero sin ninguna experiencia. Dicen que sus “expertos” le enseñarán un “método probado” para construir un negocio exitoso en internet. Muchos de estos promotores dicen que están afiliados con vendedores en línea reconocidos, pero no es verdad, o dicen cosas tales como:
  • “Usted puede ganar sumas de dinero de 5-6 cifras si sigue nuestro sistema”
  • “Aprenda cómo generar ingresos directamente de los expertos”
  • “Puede ganar dinero ahora. ¡Garantizado!”
Los estafadores hablan como si fuera fácil ganar dinero, y dicen que, a cambio del pago de un cargo, le pueden enseñar cómo hacerlo. Lo que usted no descubre — hasta después de haber invertido miles de dólares en supuesta asesoría para el negocio — es que los estafadores le mintieron acerca de lo fácil y lucrativo que sería el modelo de negocio, y usted se queda con las manos vacías.
 

Estafas de seminarios de bienes raíces y de asesoría en inversiones

Los promotores de estos esquemas suelen usar seminarios presenciales o en línea en los que sus supuestos “expertos” en inversiones en bienes raíces u operaciones del mercado de valores promocionan el éxito ante sus “estudiantes”. La atmósfera energética pareciera una excelente manera de aprender cómo ganar una gran cantidad de dinero para cambiar de vida. A veces usan “historias exitosas” y estadísticas, declaran un rendimiento garantizado de su inversión o resaltan el nivel de avanzada de su propuesta. Las respuestas a sus preguntas sobre la estrategia de inversión son vagas. A menudo tratan de que usted se concentre en el dinero que dicen que ganará en lugar de hacerlo en cómo logrará hacerlo. Y con frecuencia tratan de apurarlo para que se decida rápidamente a participar.
 
Si se inscribe, es probable que descubra que pagó a cambio de algo inservible y que su dinero desapareció. Para más información sobre los seminarios de bienes raíces, estafas de asesoría en inversiones y cómo detectarlas, lea Estafas de bienes raices e inversiones.
 

Esquemas piramidales

Los promotores de un esquema piramidal pueden tratar de reclutarlo con argumentos en los que destacan las sumas de dinero que ganará. Es posible que le digan que su vida puede cambiar – dejar su trabajo e incluso hacerse rico – vendiendo los productos de la compañía. Pero si el foco está en el reclutamiento, y no en la cantidad de productos que venda, le están vendiendo una estafa. Los esquemas piramidales tienen una estructura que consiste en alentar el reclutamiento para mantener un flujo constante de distribuidores nuevos, y de su dinero, hacia el negocio.
 
Los esquemas piramidales pueden parecer muy similares a las oportunidades de negocio de comercialización multiniveles legítimas. Pero si se convierte en un distribuidor de un esquema piramidal, se involucrará en una estafa que le puede costar mucho tiempo y dinero a usted y a la gente que reclute — que a menudo son sus familiares y amigos. Las personas que se involucran en esquemas piramidales suelen perder todo lo que invierten, y alguna gente también termina muy endeudada. Para aprender más, lea Negocios de comercialización multiniveles y esquemas piramidales.

Evite las Estafas de Propuestas de Negocios y Programas de Asesoría

Antes de pagar por una oportunidad de negocio o programa de asesoría:
 
  • Tómese su tiempo y hable con alguien de su confianza. Los estafadores tratarán de presionarlo para que se comprometa de inmediato o se arriesgue a perder la oportunidad. Siempre es buena idea pedirle una segunda opinión a alguien que considere su mejor interés.
  • Investigue por su cuenta Haga una búsqueda en internet ingresando el nombre de la compañía y palabras como "review", "scam" o "complaint"; si hace la búsqueda en español, agregue palabras como "comentario", "estafa" o "queja". Averigüe en la oficina del fiscal general de su estado si registran quejas. ¿No hay ninguna queja? Eso no garantiza que la compañía sea legítima, pero las quejas pueden ser un indicio de posibles problemas.
  • Sepa que las historias exitosas y los testimonios podrían ser falsos o no ser representativos de los resultados más comunes. Las historias brillantes de éxito podrían ser falsas o engañosas, y los comentarios positivos en línea pueden ser de perfiles inventados.
  • Verifique las credenciales de su asesor de negocios. No hay ningún requisito de licencia para convertirse en asesor, pero hay algunos programas de certificación. Los estafadores que se presentan como asesores de negocios suelen mentir sobre sus credenciales. Haga una búsqueda en línea para averiguar sobre el tipo de certificación que dice tener su “asesor” de negocios e incluso puede hablar con algunos alumnos actuales o previos acerca de sus experiencias con el programa de asesoría de negocios.
  • Sepa que le querrán vender más cosas. Si el promotor o asesor de negocios le pide que pague todavía más dinero para recibir ayuda para que su negocio sea exitoso, pise el freno. Cuelgue el teléfono. Tómese su tiempo y hable con alguien de su confianza. Considere los detalles de la propuesta. Muchos de estss propuestas son estafas, especialmente cuando la persona que llama lo presiona para que tome una decisión rápida.

Qué Hacer antes de Inscribirse en un Programa de Asesoría o antes de Comprar una Oportunidad de Negocio

Todos los que venden oportunidades de negocio legítimas le deberían dar información detallada. Desconfíe de un vendedor que solo le dé descripciones vagas sobre la naturaleza del negocio y su funcionamiento. Tómese un momento para hacerse algunas preguntas fundamentales, por ejemplo:
  • ¿Qué tendré que vender o hacer?
  • ¿Cómo encontrarán y usarán mi sitio web los compradores y por qué lo harían?
  • ¿De qué maneras generaría ingresos el negocio?
  • ¿Cuáles serían mis gastos específicos? ¿Me lo puedo permitir?
  • ¿Cuándo podría esperar una ganancia?
Respóndase estas preguntas antes de considerar la idea de pagar una oportunidad de negocio, independientemente de lo buena que parezca. Y no les crea a los vendedores que le digan que no es necesario que usted comprenda los detalles del negocio porque se trata de “algo en internet”, “un sistema listo para arrancar” o porque sus supuestos expertos, asesores o mentores se “ocuparán de todo”. Los negocios lucrativos “listos para arrancar” son raros, en el mejor de los casos.
 
Los estafadores quieren que usted les dé los datos de su tarjeta de crédito o cuenta bancaria primero y que haga las preguntas después. Saben que, si usted investiga un poco, probablemente encuentre reportes de estafas y dé marcha atrás. De hecho, con frecuencia sólo basta con una rápida búsqueda en internet para que aparezcan quejas alarmantes. Las oportunidades de negocio legítimas no necesitan usar tácticas de ventas de alta presión — una propuesta que es una buena oportunidad hoy, también debería serlo mañana.

Reporte el Fraude

Si sospecha que un propuesta de negocio o programa de asesoría o asesoría es una estafa, cuénteselo a la FTC en ReporteFraude.ftc.gov. Y repórtelo a la oficina del fiscal general de su estado de residencia y también a la del estado donde tiene sede el promotor del propuesta de negocio, asesoría o inversión.
Tal vez pueda obtener información y asesoramiento legítimos sobre desarrollo de negocios a través de agencias como la Agencia Federal para el Desarrollo de la Pequeña Empresa (SBA) y su programa SCORE .