You are here

Cómo usar redes wifi públicas de manera segura

Comparta esta página

Las redes wifi de uso público disponibles en bares, bibliotecas, aeropuertos, hoteles, universidades y otros sitios públicos son convenientes, pero muchas veces no son seguras. Si se conecta a una red wifi y envía información a través de sitios web o aplicaciones móviles, otra persona podría ver su información. A continuación, se describen algunas maneras de usar redes wifi públicas cuando está fuera de casa o lejos de una red privada.

Las redes wifi de uso público no son seguras

Cuando está en su casa, usted puede tomar medidas para proteger la red inalámbrica de su hogar, por ejemplo, usar una contraseña sólida para su enrutador, limitar los dispositivos que pueden conectarse a su enrutador y habilitar la codificación, que es un sistema que cifra la información que usted envía a través de internet convirtiéndola en un código que los demás no pueden leer. Pero cuando usa la red wifi, o punto de conexión, de su bar favorito, no es mucho lo que usted puede hacer para controlar la seguridad de esa red.

¿Por qué es importante? Si la red no es segura y usted se conecta a un sitio web que no está codificado, o a un sitio que solamente usa codificación en la página de inicio de sesión, los demás usuarios de la red pueden ver lo mismo que usted ve y envía. Cualquier usuario podría piratear su sesión y conectarse como si fuera usted. Hay nuevas herramientas de pirateo que están disponibles gratuitamente en internet que facilitan este tipo de pirateo, incluso a usuarios con conocimientos técnicos limitados. Su información personal, documentos privados, contactos, fotos familiares e incluso sus credenciales para los inicios de sesión en cuentas en línea, podrían estar al alcance de la mano de otras personas.

Un estafador también podría usar su cuenta para hacerse pasar por usted y estafar a otras personas que figuran en sus listas de contactos, o tratar de acceder a sus cuentas con sus nombres de usuario y contraseñas en otros sitios web, incluso en sitios web que almacenan su información financiera. Si un estafador consigue su información personal o financiera, podría robarle su identidad.

Cuando se conecta a una red wifi pública, usted también podría compartir sus datos con las compañías que proveen la red wifi. Muchas redes wifi de uso público, como las de los aeropuertos y hoteles, también le darán indicaciones para que instale un “certificado digital” para usar su internet. Es posible que lo hagan para detectar programas maliciosos en su tráfico de datos, pero esto también les permite leer los datos, incluso si los datos se envían a un sitio que usa https (que es un acrónimo que indica que el sitio codifica la información).

Pero hay algunos pasos que puede seguir para proteger su información, incluso en las redes de uso público.

Formas de codificar su información

Aunque no pueda hacer mucho para reforzar la seguridad de una red wifi pública, usted puede hacer algunas cosas para proteger sus datos en una red wifi pública:

  • Conéctese a los sitios web de manera segura. Si en el domicilio web ve las letras https, usted tiene una conexión segura con el ese sitio web. Esto significa que su información será codificada aunque la red wifi no lo esté (pero es posible que la compañía que provee la red wifi aún pueda leer su tráfico de datos). Pero que un sitio web tenga las letras https no significa que sea un sitio web legítimo. Los estafadores también saben codificar sitios web. Saben que la gente da por supuesto que un sitio web que tiene las letras https es seguro, así que ellos también han comenzado a agregarlas a sus sitios web. De modo que sus datos están codificados mientras viajan hacia el sitio web, pero no estarán a salvo de los estafadores que operan ese sitio web.
  • Considere usar una aplicación de red virtual privada o VPN. Algunas redes virtuales privadas, conocidas como VPN, ofrecen codificación. Consulte más información sobre las aplicaciones de VPN y entérese de lo que tiene que saber antes de descargar una de estas aplicaciones.
  • Use sus datos móviles. Por lo general, sus datos móviles están codificados. Si está en movimiento, lejos de sus redes seguras, no tiene la opción de usar un sitio web seguro y no tiene codificación VPN, considere usar sus datos móviles en lugar de una red wifi. Esta es una buena opción cuando ingresa información personal en las aplicaciones porque puede ser difícil determinar si están codificadas. 

Proteja su información cuando use una red wifi pública

A continuación, se describen otras maneras de proteger su información cuando usa una red wifi pública:

  • No acceda a su información personal o financiera. Siempre dé por supuesto que una red wifi pública no es segura.
  • Use únicamente sitios web que sepa que están totalmente codificados para iniciar sesión o enviar información personal. Para que un sitio web sea seguro, cada uno de los pasos de su visita a cada sitio web debe estar codificado (lo cual significa que el URL comienza con las letras https) desde el momento en que ingresa al sitio hasta que se desconecta. Si piensa que se conectó a un sitio web codificado, pero descubre que está en una página sin codificar, desconéctese de inmediato.
  • No se quede conectado permanentemente a sus cuentas. Desconéctese cada vez que termine de usar una cuenta.
  • No use la misma contraseña en sitios web diferentes. Si otra persona logra acceder a una de sus cuentas, podría acceder a muchas de sus cuentas.
  • Preste atención a las advertencias. Varios navegadores lo alertarán antes de ingresar a un sitio web sospechoso o antes de descargar programas maliciosos. No ignore esas advertencias. Además, mantenga actualizados su navegador y su software de seguridad.
  • Cambie los ajustes de su dispositivo para que no se conecte automáticamente a las redes wifi cercanas. De esta manera, tendrá más control sobre cuándo y cómo usar redes wifi públicas.
  • Puede ser útil instalar los complementos del navegador (add-ons o plug-ins). Por ejemplo, Force-TLS y HTTPS-Everywhere son complementos gratis de Firefox que fuerzan al navegador a usar codificación en sitios web populares que usualmente no están codificados. Pero, de todas maneras, no lo protegen en todos los sitios web. Para saber si un sitio web está codificado, busque las letras https en el URL.