You are here

Cómo evitar las estafas de becas y ayuda financiera para estudios

Comparta esta página

Ir a la universidad, escuela vocacional o cursar un programa de certificación suele ser útil para ascender en su carrera y ganar más dinero, pero también puede resultar costoso. Los estafadores se aprovechan de eso diciendo que lo ayudarán a conseguir asistencia financiera o becas para pagar las facturas de su matrícula. En realidad, tan solo están tratando de quedarse con su dinero o robarle su información personal.

Lo que prometen los estafadores

Las estafas de becas y ayuda financiera para estudios suelen comenzar con un posteo en los medios sociales, un email o una carta que llega por correo. Podría parecer una invitación personalizada que dice que usted ha sido seleccionado para una beca o paquete de ayuda financiera en particular. A veces, en estas invitaciones figura un número de teléfono para llamar o se incluyen detalles sobre un taller presencial en un hotel local. Pero, por lo general, estas llamadas y eventos son promociones de venta de alta presión donde lo apuran para que pague inmediatamente los servicios, o que se arriesgue a perder estos paquetes “especiales” de becas o ayuda financiera para estudios.

Estafas de ayuda financiera

Algunas compañías declaran que pueden hacerlo elegible para recibir ayuda financiera, incluyendo, becas, préstamos, programas de trabajo-estudio y otros tipos de ayuda. Estas compañías dicen que, a cambio del pago de un cargo, se ocuparán de todo el papeleo para el supuesto programa. Lo que en realidad están haciendo es presentar la Solicitud Gratuita de Ayuda Federal para Estudiantes (FAFSA®), que es un formulario gratuito que determina si es elegible para recibir ayuda federal para estudiantes. A veces, los estafadores usarán información falsa sobre los ingresos, bienes y beneficios de su familia para que usted califique para recibir más asistencia de la que obtendría si dijeran la verdad.

 

Además de perder dinero con estos estafadores, también podría meterse en problemas, incluyendo multas de hasta $20,000 y/o prisión por cualquier información falsa que suministre en su formulario FASFA.

 

Únicamente usted y su familia pueden completar su formulario FAFSA®, que siempre se puede completar y presentar gratuitamente. Nunca comparta sus credenciales de identificación FSA o FSA ID (el nombre de usuario y la contraseña que usa para presentar el formulario FASFA®), con ninguna persona, incluidos compañías y consultores. Las personas deshonestas pueden usar esa información para ingresar a su cuenta y tomar el control de su información personal.

Estafas de becas

Nunca pague para solicitar una beca. Si una compañía le ofrece una beca o subsidio de estudios a cambio del pago de un “costo de procesamiento” o “cargo de restitución”, o cualquier otro pago adelantado, márchese.

 

Muchas de estas compañías no le darán nada a cambio de su pago, ni siquiera una lista de posibles fuentes de becas. Otras dicen que ha sido seleccionado como “finalista” para el otorgamiento de una beca que usted nunca solicitó o para la que hay que pagar un cargo por adelantado. A veces, estas compañías le piden la información de su cuenta bancaria o de tarjeta de crédito para “confirmar la elegibilidad” y luego le hacen un débito a su cuenta sin su consentimiento. Algunas pueden ofrecer una “garantía de devolución de dinero” pero le imponen condiciones que hacen casi imposible obtener un reembolso.

 

Hay varias compañías legítimas que ofrecen a la venta sus listas de becas. Otras podrían cobrarle un cargo por adelantado para comparar su perfil con una base de datos de oportunidades de becas y luego le entregan una lista de las becas a las que podría aspirar. Y también hay motores de búsqueda de becas en internet. La diferencia está en que las compañías que operan legítimamente nunca garantizan o prometen becas o subsidios de estudio.

Signos de una estafa de becas o ayuda financiera

¿No está seguro si un ofrecimiento es una estafa? Estas son algunas pistas para determinarlo. Si alguien anuncia un ofrecimiento con algunas de las siguientes frases, o una variación de ellas, es una estafa.

  • Los estafadores dicen: “La beca está garantizada, o le devolvemos su dinero”.

  • Los estafadores dicen: “No puede conseguir esta información en ninguna otra parte”.

  • Los estafadores dicen: “Sólo necesito el número de su tarjeta de crédito o cuenta bancaria para reservar esta beca”.

  • Los estafadores dicen: “Nosotros nos ocuparemos de todo. Usted sólo tiene que pagar un cargo de procesamiento”.

  • Los estafadores dicen: “La beca le costará algo de dinero”.

  • Los estafadores dicen: “Usted es finalista [de un concurso en el que jamás participó]”.

Seminarios

Algunas compañías promocionan seminarios en los que usted puede aprender cómo conseguir becas y ayuda financiera. Algunos son legítimos, pero otros son estafas. Por lo general, estos eventos son promociones de venta de alta presión donde le dicen que pague inmediatamente o se arriesgue a perder la supuesta “oportunidad”.

 

Si concurre a un seminario sobre ayuda financiera o becas de estudio, siga estos pasos:

  • No pague nada en el seminario. Sólo los estafadores le dirán que pague ahora o se arriesgue a perder la oportunidad. Las buenas oportunidades no se venden con tácticas agobiantes como el apuro y la alta presión.

  • Antes de pagar, investigue a la organización y otras opciones. Haga una búsqueda en internet ingresando el nombre de la organización junto con palabras como “complaint” o “scam”; si hace la búsqueda en español, use palabras como “queja” o “estafa”. Fíjese en las opiniones de otras personas. Tal vez descubra que puede obtener la misma ayuda gratuitamente de parte de un consejero escolar o un asesor en ayuda financiera para estudios.

  • No se crea las historias “exitosas”. El operador del seminario puede haberle pagado a esa gente para que cuente historias brillantes. En su lugar, pida una lista de al menos tres familias locales que hayan usado los servicios de la compañía durante el último año. Comuníquese con esas familias y pregúnteles si están satisfechas con los productos y servicios que obtuvieron.

  • No haga negocios con nadie que se muestre reacio a responder sus preguntas o a darle detalles. Los negocios que operan legítimamente están más que dispuestos a darle información sobre sus servicios.

  • Pregunte cuánto tiene que pagar y cuál es la política de reembolsos de la compañía. Obtenga la información sobre el costo total y pida que se la entreguen por escrito. Recuerde que los estafadores podrían dificultar o impedir la devolución de su dinero, independientemente de lo que digan en sus políticas de reembolso.

Lo que tiene que hacer si está buscando una beca o ayuda financiera

Cuando comience a buscar ayuda financiera o una beca, siga estos pasos:

[ ] Complete el formulario gratuito FAFSA® para solicitar ayuda financiera, (este es el paso más importante para conseguir ayuda financiera).

[ ] Nunca le pague a nadie para que complete o procese su formulario FAFSA®. Es probable que eso sea una estafa.

[ ] Hable con un consejero escolar (si está en la escuela secundaria) o con la oficina de ayuda financiera (si está en la universidad) sobre sus opciones de ayuda financiera y becas.

[ ] No pague nunca en un seminario para obtener ayuda financiera o becas. Especialmente si lo presionan para que pague. Es probable que eso sea una estafa.

[ ] Investigue por su cuenta antes de pagarle a alguien a cambio de asistencia para conseguir becas o ayuda financiera.

[ ] Comparta estas ideas con otras personas que también estén buscando ayuda financiera. Las puede ayudar a evitar una estafa.

Qué hacer si le pagó a un estafador

Los estafadores suelen pedir métodos de pago que le dificultarán sus posibilidades de recuperar su dinero. Independientemente de cómo le haya pagado a un estafador, lo mejor es que actúe lo antes posible. Consulte más información sobre cómo recuperar su dinero.

Reporte las estafas

Reporte las estafas de ayuda financiera y becas de estudio ante