You are here

Cómo elegir una universidad: las preguntas que hay que hacer

Comparta esta página

Obtener un diploma universitario puede darle más opciones de trabajo y podría ayudarlo a ganar más dinero. Pero no todas las universidades son iguales. La mayoría le brindará una educación valiosa que puede ayudarlo a cumplir sus objetivos de carrera. Pero hay otras que están más interesadas en quedarse con su dinero sin darle la capacitación necesaria para trabajar en la carrera de su interés. Estas escuelas pueden tratar de esconder la cantidad de clases o de tiempo que le llevará completar un programa. Algunas podrían cambiar los requisitos de los cursos después de que se inscriba. A continuación, se explica cómo determinar la diferencia.

Sus objetivos de carrera

Antes de empezar a buscar la universidad donde desea estudiar, considere cuáles podrían ser sus objetivos de carrera después de graduarse. Un buen lugar para comenzar es el sitio web MyNextMove del Departamento de Trabajo de EE. UU. (DOL) donde podrá buscar y analizar distintas clases de carreras de su interés. El manual publicado por el DOL llamado Occupational Outlook Handbook también contiene información sobre el salario promedio que podría ganar en una rama de actividad particular, el nivel de estudios o capacitación necesarios, y las carreras que se prevé que tendrán mayor cantidad de empleos nuevos.

Después de investigar un poco, tal vez descubra que no necesita un diploma universitario para conseguir el trabajo de sus sueños o podría darse cuenta de que, en lugar de estudiar en una universidad, está interesado en un programa vocacional o de capacitación.

Comprenda cuáles son sus opciones para la universidad

Al momento de considerar los tipos de escuela, usted tiene algunas opciones. Una escuela terciaria o una universidad puede ser una institución pública, sin fines de lucro (a veces llamada “privada”) o con fines de lucro. Cada tipo de institución puede influir en lo que puede estudiar y cuánto pagará. Pero no siempre queda claro qué tipo de institución es cada escuela, así que le ofrecemos algunas maneras útiles para determinar la diferencia.

Una universidad o escuela terciaria pública o sin fines de lucro:

  • Por lo general, está acreditada.
  • No tiene propietario.
  • Ofrece muchos campos de especialidad diferentes.
  • Su objetivo principal es ayudar a los estudiantes a aprender.

Una universidad o escuela terciaria con fines de lucro:

  • A veces está acreditada.
  • Es propiedad de una persona o una empresa.
  • Se suele enfocar en algunas pocas especializaciones o áreas de estudio.
  • Por lo general, su objetivo es ganar dinero para sus propietarios.

Cómo empezar su búsqueda

Un buen lugar para empezar su búsqueda es el sitio web College Scorecard del Departamento de Educación. En este sitio web, usted puede averiguar si una escuela es pública, sin fines de lucro o con fines de lucro, el sitio también tiene mucha otra información importante, por ejemplo, las tasas de graduación, cuánto suelen ganar los graduados, el monto que paga la mayoría de los estudiantes y cuán avanzados están los ex estudiantes en el pago de sus préstamos. Esta información lo puede ayudar a decidir si el hecho de estudiar en una escuela determinada le será útil para aumentar sus ingresos globales, o si lo dejará en una peor situación financiera, lo que significa que no podrá ganar suficiente dinero para pagar su deuda de préstamo estudiantil y otras facturas.

Acreditación

La acreditación es un factor importante porque es difícil transferir los créditos académicos desde una escuela que no está acreditada. Eso significa que podría desperdiciar el dinero que gastó en esos créditos académicos. Además, únicamente podrá acceder a programas de ayuda para estudiantes (como subsidios federales, programas de trabajo y estudio y préstamos federales) si su escuela está acreditada. Los programas de asistencia financiera federal para estudiantes pueden facilitarle el pago de los estudios universitarios y ofrecen mejores términos de financiación, así que, en lo posible, use estos programas.

La acreditación es un proceso llevado a cabo por un grupo reconocido (llamado acreditador u organización o entidad de acreditación) que revisa el programa de estudios de una escuela y decide si cumple un estándar de calidad aceptable. Si lo cumple, el grupo acredita esa escuela. Las escuelas terciarias y las universidades deben someter a revisión sus programas de estudio ante estas organizaciones de acreditación independientes con regularidad. Averigüe si una escuela o programa de certificación está acreditado en el sitio web College Navigator.

No todas las acreditaciones significan lo mismo, ni todas son auténticas. Algunos grupos de acreditación no hacen revisiones exhaustivas de los programas de estudio de una escuela, lo que significa que su acreditación no es reconocida por otras escuelas. Y a veces, hay falsos programas de grado que simplemente inventan un grupo de acreditación, o mienten diciendo que han sido acreditados por una organización real. Si sucede alguna de estas cosas, podría enfrentar problemas para transferir sus créditos académicos o para que le reconozcan una licencia que obtuvo en una escuela que no está verdaderamente acreditada. Así que la mejor manera de avanzar es con un poco de autoayuda:

  • Use el sitio web College Navigator para averiguar si una escuela o programa de certificación está acreditada.
  • Luego, verifique si el acreditador figura en el sitio web del Departamento de Educación. ¿Está en la lista?
  • Luego comuníquese con posibles empleadores e incluso con otras escuelas a las que pudiera transferirse. Asegúrese de preguntar si aceptarían una licencia o la transferencia de créditos académicos de esa escuela o programa.

Tanto si está acreditado como si no lo está, verifique la legitimidad del programa haciendo una búsqueda en internet con el nombre del programa junto con las palabras “review”, “scam” o “complaint”; si hace la búsqueda en español agregue palabras como “comentario”, “estafa” o “queja”.

Lista de preguntas

La universidad puede ser una gran inversión en su futuro. Así que tómese el tiempo necesario para hacer algunas preguntas sobre cada escuela que esté considerando.

¿Esta escuela me permitirá alcanzar mis metas? ¿Obtendré las credenciales que quiero?

  • Averigüe si la escuela que está considerando está acreditada.
  • Analice los programas y las carreras de especialización de la escuela. ¿La escuela solo ofrece certificados o en su mayoría ofrece títulos de licenciatura? ¿Ofrece un programa que le permitirá trabajar en una carrera de su interés? Si no está seguro o está indeciso sobre lo que quiere hacer, ¿la escuela le ofrece una amplia variedad de especialidades para explorar?
  • Averigüe lo que tendrá que hacer para completar el programa de su interés. No asuma un compromiso con ningún programa de estudios a menos que comprenda y quiera aceptar lo que tendrá que hacer para completarlo.
  • ¿Está interesado en una profesión para la que necesita una licencia? Comience por comunicarse con la organización a cargo del otorgamiento de licencias de su estado para averiguar cuáles son los requerimientos de capacitación y las credenciales necesarias. Luego pregunte en la escuela si su programa cumple con los requisitos aplicables para obtener una licencia en su estado. Tal vez también pueda comunicarse con la organización que otorga licencias para averiguar si aceptan licencias de una escuela en particular. Caso contrario, considere estudiar en otra escuela.

¿Cuál es el costo total? ¿Cómo lo pagaré? ¿La ayuda financiera federal cubrirá el costo?

  • Averigüe los detalles de los programas de asistencia financiera federal para estudiantes, subsidios o becas, préstamos y programas de estudio y trabajo, y verifique su elegibilidad en StudentAid.gov/eligibility. Algunas escuelas no ofrecen programas de trabajo y estudio, así que pregunte si el programa está disponible o si hay otras oportunidades de trabajo a tiempo parcial.
  • Si los subsidios o becas federales no alcanzan para cubrir el costo, ¿puede usted pagar el monto que adeudará con un plan de pagos, o tendrá que pagarlo todo de una vez? Si la escuela le ofrece un plan de pagos ¿cuáles son los términos?
  • ¿Puede considerar diferentes opciones de escuelas? Por ejemplo, las escuelas terciarias comunitarias a menudo ofrecen programas similares a los de otras escuelas terciarias o universidades por una fracción del precio.
  • ¿La escuela ofrece ayuda institucional, como becas o subsidios en base a las necesidades de los estudiantes? ¿Cuáles son los requisitos para obtener y mantener esta ayuda? ¿Tiene que mantener un determinado promedio GPA? ¿La beca estará disponible todos los años que permanezca inscrito en la escuela?

¿Puedo transferir los créditos académicos que obtenga en esta escuela a otras escuelas?

  • Pregunte cuál es la política de la escuela. ¿Qué tan fácil será transferir los créditos? ¿Las otras escuelas aceptarán la transferencia de esos créditos? Comuníquese con la universidad pública de su estado para averiguar si le aceptarían los créditos académicos de la escuela que está considerando.
  • Entérese de cuál fue la experiencia de los estudiantes y graduados de la escuela analizando algunos factores clave: ¿Cuál es el porcentaje de estudiantes graduados? ¿Cuánto deben? ¿Pueden pagar sus préstamos después de graduarse? Puede consultar estas tasas en College Scorecard.

¿Cuál es el porcentaje de estudiantes graduados? ¿Cuánto deben? ¿Pueden pagar sus préstamos?

  • Conocer el monto promedio de deuda y el nivel de incumplimiento de pago de los préstamos estudiantiles entre los graduados recientes podría alertarlo de que los estudiantes de esa escuela están agobiados por una deuda excesiva o que están teniendo problemas para encontrar empleos en sus respectivas ramas de actividad. Esa información podría implicar que tal vez le convenga buscar otras escuelas que le sean más útiles para cumplir sus metas.
  • Obtenga información sobre el monto de deuda promedio y los índices de incumplimiento de pago de los graduados que tomaron préstamos estudiantiles en el sitio web College Scorecard.
  • Pídales a las escuelas que esté considerando que le entreguen información por escrito sobre los salarios promedio de los graduados del programa en el que desea inscribirse. Compare esa información con lo que vio en el sitio web College Scorecard y en el manual del DOL Occupational Outlook Handbook. Si descubre que una escuela no le dice toda la verdad sobre el éxito de sus estudiantes, considere buscar otra escuela.

¿Lo presionan para que se inscriba? ¿Puedo cambiar de idea?

  • Encontrar una escuela que desee recibirlo es algo que lo hace sentir muy bien. ¿Pero algún reclutador o consejero de la escuela lo está apurando para que se decida? ¿Lo están presionado para que se decida a inscribirse antes de darle la oportunidad de investigar el programa y confirmar los detalles de la ayuda financiera? Es posible que los reclutadores, que en algunas escuelas también podrían llamarlos “consejeros” o “asesores académicos”, reciban una remuneración basada en la cantidad de estudiantes que consigan inscribir. Así que, no se deje apurar y asegúrese de que la escuela, su programa y el costo sean adecuados para usted.
  • Antes de decidirse por un programa, lea los materiales, particularmente todos los documentos que la escuela quiere que firme. ¿Puede cancelar algunos días después de inscribirse? Si le permiten cancelar, ¿en los materiales se indica cómo hacerlo? Si la escuela se niega a entregarle los documentos para que los revise antes de asumir el compromiso, no se inscriba. Punto final.

Para miembros de las fuerzas armadas y veteranos de guerra

¿Está listo para la transición de la actividad militar a la civil? Sus beneficios GI Bill post-9/11 lo convierten en un candidato atractivo, especialmente para las escuelas con fines de lucro. Pero es posible que el principal objetivo de algunas escuelas sea incrementar sus propias ganancias en lugar de favorecer su mejor interés. Si es un miembro de las fuerzas armadas o un veterano de guerra, visite MilitaryConsumer.gov donde podrá encontrar más información sobre cómo encontrar una escuela que se adapte a sus necesidades.

Reporte los problemas

Si piensa que una escuela no cumple sus promesas, repórtela ante: