You are here

Cómo elegir una escuela vocacional o programa de certificación

Comparta esta página

Las escuelas vocacionales, también conocidas como escuelas de oficios o de formación profesional, y los programas de certificación pueden ser una estupenda manera de capacitarse para una variedad de trabajos. Pero no todos estos programas son útiles o legítimos, así que, antes de elegir un programa, es importante que haga su investigación.

¿Qué son las escuelas vocacionales y los programas de certificación?

Las escuelas vocacionales y los programas de certificación capacitan a los estudiantes para realizar trabajos calificados, entre los que se incluyen puestos de trabajo como técnico automotor, asistente de consultorio médico, peluquero, ayudante de enfermería certificado, técnico electrónico, asistente legal y conductor de camión. En algunas de estas escuelas los estudiantes también reciben ayuda para identificar posibles empleadores y para solicitar empleo.

Aunque muchas de estas escuelas son instituciones legítimas donde se enseñan las competencias necesarias para conseguir un buen empleo, puede que haya otras escuelas que no sean confiables. Para aumentar la cantidad de estudiantes inscritos, y sus ganancias, es posible que algunas escuelas prometan más de lo que pueden cumplir.

Pueden engañar o desinformar a los posibles estudiantes sobre los siguientes aspectos:

  • La cantidad de dinero que podrían ganar los estudiantes en determinadas actividades.
  • Qué tan fácil es conseguir un empleo, y la cantidad de puestos disponibles.
  • Las calificaciones del personal de la escuela.
  • Qué tan nuevas y avanzadas son sus instalaciones y equipos.
  • Sus conexiones con negocios e industrias.

¿Una escuela vocacional o programa de certificación es la opción correcta para usted?

Piense si necesita más capacitación para el trabajo que desea conseguir. Tal vez pueda aprender las competencias o conocimientos necesarios en el trabajo. Para averiguarlo, fíjese en los anuncios de los puestos de trabajos que le interesan. Llame a esos empleadores para preguntarles cuál es el tipo de capacitación y experiencia útil para el trabajo. También pregunte si recomiendan algún programa en particular.

Además, hay algunas herramientas disponibles gratuitamente en línea que le pueden ser útiles para comparar los programas, entre las que se incluyen TrainingProvidersResults.gov y College Scorecard. Estos sitios web lo pueden ayudar a comparar los programas con respecto a sus costos, tasas de finalización de los programas y tasas de empleo de los posgraduados.

Además, para enterarse de cuáles son los requisitos para graduarse y qué obtendrá cuando se gradúe compare la información de varias escuelas. Por ejemplo, ¿le entregarán un certificado en la especialidad de su elección o será elegible para participar en una práctica, residencia u otro tipo de pasantía? ¿Son transferibles los créditos de licencia que obtenga en la escuela?

Recuerde que una escuela no es una agencia de empleo. Ninguna escuela puede garantizarle un trabajo cuando se gradúe.

¿Qué otras opciones tiene?

Busque alternativas. Algunas escuelas comunitarias de educación terciaria ofrecen programas de capacitación profesional que podrían brindarle la experiencia, el título o certificación que usted necesita. Y el costo de la matrícula de una de estas escuelas comunitarias puede ser más bajo que el de las escuelas vocacionales privadas. Algunos negocios ofrecen programas de educación en puestos de pasantía o aprendiz, o de capacitación en el lugar de trabajo. Investigue un poco y hable con personas que trabajen en el área de su interés. Averigüe si tiene opción de trabajar como aprendiz o hacer una pasantía.

Si está considerando una carrera universitaria de cuatro años, use la herramienta de búsqueda de instituciones educativas postsecundarias del Departamento de Educación College Scorecard para buscar y comparar universidades, escuelas terciarias y escuelas de formación profesional que se adapten a sus objetivos.

Antes de inscribirse

Antes de comprometerse con un programa, haga un poco de tarea. Le conviene estar seguro de que el programa que escoja tenga buena reputación, sea confiable y que merezca el tiempo y dinero que está a punto de invertir. Un buen lugar para comenzar es el sitio web TrainingProvidersResults.gov. En este sitio usted puede buscar programas de capacitación cercanos a su domicilio y ver sus tasas de empleo y finalización.

Cuando investigue, averigüe lo siguiente:

  • Cómo son las instalaciones. Visite la escuela personalmente y pida que le muestren las aulas de clase y los talleres. Pregunte también sobre el tipo de equipos disponibles, por ejemplo, computadoras y herramientas, que utilizan los estudiantes para su capacitación. ¿El equipo para la capacitación es el mismo que se usa en el sector o ámbito laboral específico? Llame a algunos empleadores para averiguarlo.

  • Qué le provee la escuela. ¿Tendrá que comprar algunos materiales y herramientas? ¿Se los proveerá la escuela? ¿La escuela pagará los costos de la licencia o ese es un gasto extra que tendrá que pagar usted?

  • Quiénes son los instructores. Pregunte sobre las calificaciones de los instructores y la cantidad de alumnos por clase. Vaya a una clase para observar si los estudiantes participan activamente y si el maestro o instructor es interesante. Hable con otros estudiantes sobre sus respectivas experiencias.

  • Cuál es la tasa de éxito del programa. Averigüe lo siguiente:

    • Tasa de graduación o finalización del programa: ¿Qué porcentaje de estudiantes termina el programa? Una alta tasa de abandono podría indicar que a los estudiantes no les gusta el programa y que se quedan con una deuda y sin título o certificado.
    • Inserción laboral: ¿Cuántos graduados encuentran empleos en la actividad de su elección? ¿Cuál es el salario inicial promedio?
    • Endeudamiento al momento de la graduación: ¿Cuánto dinero deben los graduados más recientes y qué porcentaje está atrasado con el pago de esos préstamos? Hacer una comparación entre la deuda promedio y el ingreso promedio lo puede ayudar a determinar si es una escuela que lo preparará para el éxito.
    • Experiencia de los estudiantes: ¿Puede conseguir una lista de los estudiantes que se graduaron recientemente para preguntarles sobre sus respectivas experiencias con la escuela?
  • ¿Lo presionan para que se inscriba? Antes de decidirse por un programa, lea sus materiales escritos, incluido el contrato. ¿Puede cancelar a los pocos días después de inscribirse? Si le permiten cancelar, ¿en los materiales se indica cómo hacerlo? Si la escuela se niega a entregarle los documentos para que los revise antes de asumir el compromiso, no se inscriba. Punto final.
  • Si hay muchas quejas contra la escuela. Comuníquese con el departamento de educación estatal y con la oficina del fiscal general del estado donde se encuentra ubicada la escuela. Pregunte si se han presentado muchas quejas contra la escuela. Recuerde que la falta de quejas, o unas pocas quejas, no significa que no haya problemas con la escuela, los comercios o comerciantes inescrupulosos suelen cambiar de nombre y domicilio para ocultar sus historiales de quejas.
  • El costo total.
    • ¿Usted pagará por curso, por semestre o por programa?

    • ¿Le cobrarán algún cargo si abandona o agrega una clase?

    • Aparte de la matrícula, ¿cuánto tendrá que pagar por libros, equipo, uniformes, cargos por uso del laboratorio o cargos de graduación?

Encontrar una escuela que desee recibirlo es algo que lo hace sentir muy bien. ¿Pero algún reclutador o consejero de la escuela lo está apurando para que se decida? ¿Lo están presionado para que se decida a inscribirse antes de darle la oportunidad de investigar el programa y confirmar los detalles de la ayuda financiera? Es posible que los reclutadores, que en algunas escuelas también podrían llamarlos “consejeros” o “asesores académicos”, reciban una remuneración basada en la cantidad de estudiantes que consigan inscribir. Así que, no se deje apurar y asegúrese de que la escuela, su programa y el costo sean adecuados para usted.

Si necesita ayuda para pagar la escuela, fíjese cuáles son sus opciones en el artículo de la FTC Cómo funcionan los préstamos estudiantiles y cómo evitar las estafas.

Acreditación y licencia

Si una escuela está acreditada, significa que una organización independiente (reconocida por el Departamento de Educación) revisó las clases y programas de estudio de la escuela y determinó que cumple con los estándares académicos básicos. Busque escuelas acreditadas porque es un signo importante que indica que su educación será reconocida por futuros empleadores y por otras instituciones educativas. Para verificar si su escuela está acreditada, use esta herramienta de búsqueda del Departamento de Educación. Otra forma fácil de saber si una escuela está acreditada es fijarse so ofrece ayuda financiera federal. Si ofrece esta ayuda, está acreditada.

Los programas de ayuda financiera federal para estudiantes (como los subsidios federales, programas de estudio y trabajo y préstamos federales) pueden hacer que su educación sea mucho más asequible y le ofrecen mejores términos de financiación, así que, cuando pueda, le conviene usar estos programas.

Pregunte en la oficina de admisión de su escuela cuál es la agencia estatal que se ocupa de las licencias y verifique con esa oficina que la licencia de la escuela que está considerando esté actualizada. La mayoría de los estados tienen leyes que establecen que las escuelas terciarias de capacitación profesional y las escuelas técnicas deben tener licencia o estar certificadas para poder ofrecer clases y programas. Una licencia, al igual que una acreditación, es otro signo de la legitimidad de un programa, y es un dato que podrían tener en cuenta los futuros empleadores u otras instituciones educativas.

Cómo pagar su programa

Varias escuelas vocacionales y programas de certificación ofrecen asistencia financiera para ayudarlo a pagar su educación. Pregunte si puede solicitar un préstamo estudiantil federal; es posible que tenga términos más convenientes que los préstamos de los bancos u otras fuentes privadas, consulte más información leyendo el artículo Cómo funcionan los préstamos estudiantiles y cómo evitar las estafas.

Revise el paquete de ayuda financiera con esta herramienta de ofertas de ayuda financiera para ver si es asequible. Antes de firmar, asegúrese de leer el acuerdo de préstamo y de comprender cómo tendrá que devolver el dinero.

Reporte los problemas

Si usted no está conforme con la calidad de la instrucción o la capacitación impartida en una escuela vocacional o programa de certificación, hable con los profesores o con la administración de la escuela. Si está desconforme con su contrato con la escuela, intente resolver su disputa con la institución. Si no puede resolver el problema, puede presentar una queja ante:

  • Las organizaciones que acreditan a la escuela.
  • La agencia estatal a cargo del otorgamiento de licencias, la junta de educación estatal y el departamento de educación estatal.
  • El Departamento de Educación de EE. UU., si está recibiendo ayuda financiera federal para pagar la capacitación en la escuela. Para presentar una queja, visite ed.gov/misused o llame al 1-800-MIS-USED (1-800-647-8733)

Si lo han engañado sobre una escuela o programa de certificación, reporte el incidente ante: