You are here

Altas y bajas de ofrecimientos de prueba gratis, suscripciones de renovación automática y opciones negativas

Comparta esta página

Es probable que haya visto anuncios en línea, en TV o en los medios sociales que promocionan suscripciones. Estos ofrecimientos podrían ser para muchas cosas distintas, desde cremas de belleza y suplementos dietarios hasta snacks y revistas. Algunos anuncios dicen que usted puede probar la suscripción gratuitamente, pero tal vez no sea cierto. Algunas suscripciones se renovarán automáticamente si usted no la cancela primero, pero tal vez no lo sepa. A veces lo inscriben en una suscripción y usted ni siquiera se entera. Para ahorrar dinero, tiempo y molestias, aprenda todos los detalles de las suscripciones.

Los ofrecimientos de pruebas gratis pueden ser costosos

Hay varios ofrecimientos de suscripción que son tentadores, especialmente si antes de comprometerse le otorgan un período de prueba gratis. Sin embargo, los ofrecimientos de prueba gratis pueden ser engañosos y, a menudo, esconden una trampa.

A continuación, tres cosas que hay que saber acerca de los ofrecimientos de prueba gratis:

  1. Si no cancela a tiempo, le cobrarán. Para acceder a una “prueba gratis”, generalmente tiene que dar el número de su tarjeta de crédito. De esa manera, si usted no cancela antes de que termine el período de prueba, la compañía puede cobrarle. Los negocios deshonestos ponen dificultades para las cancelaciones, y le seguirán cobrando aunque usted no quiera más el producto o la suscripción.

Consejo: Asegúrese de comprender claramente los términos del período de prueba. Si se suscribe, anótelo en su calendario para recordar la fecha de cancelación. Si no puede cancelar, llame a la compañía de su tarjeta de crédito y pídales que suspendan los pagos.

  1. Si le solicitan que pague un costo de envío o cargos para obtener su prueba “gratis”, entonces no es algo realmente gratis. Es posible que el ofrecimiento diga que puede probar un producto gratuitamente, pero que tiene que pagar un pequeño cargo por los costos de envío o alguna otra cosa. Es posible que piense que son unos pocos dólares, pero después de que termine el período de prueba, podría ver que le efectuaron cargos a su tarjeta de crédito por montos más altos de lo que esperaba, o que le cobraron por productos que no quería o no pidió.

Consejo: Gratis significa gratis. Sospeche de las compañías que le ofrecen algo gratis pero que dicen que tiene que pagar para obtenerlo. Es posible que esté tratando con un estafador.

  1. Es probable que el anuncio que usted vio en internet no sea de la compañía que vende el producto. Las compañías contratan anunciantes afiliados para que promocionen un producto y creen varios anuncios de pruebas gratis que usted ve en línea. Estos anunciantes afiliados reciben un pago cada vez que usted hace clic en sus anuncios. Algunos de estos anunciantes deshonestos publican anuncios con declaraciones exageradas o información engañosa para lograr que usted haga clic en el anuncio.

Consejo: Recuerde que algunos anuncios que pueden estar diseñados con la intención de que usted haga clic, no le dicen la verdad sobre el ofrecimiento. Así que, antes de hacer clic en ese ofrecimiento de prueba gratuita publicado en internet, piénselo bien.

Antes de inscribirse en un ofrecimiento de prueba gratis

Busque los términos y condiciones del ofrecimiento. Los términos y condiciones le deberían decir lo siguiente:

  • Exactamente lo que está aceptando.
  • La duración del período de prueba.
  • Cómo y cuándo cancelar si no desea continuar con una suscripción completa después del período de prueba.
  • Si no puede encontrar esta información o no puede entender exactamente qué es lo que está aceptando, no se suscriba. A veces, las políticas de devolución y cancelación de los ofrecimientos de prueba gratis son tan estrictas que puede ser casi imposible cumplirlas.

Investigue a la compañía en internet. Lea lo que dicen otras personas sobre las pruebas gratuitas de la compañía, pero asegúrese de comparar los comentarios en línea de una amplia variedad de sitios web. Los comentarios de otros usuarios le pueden dar un buen panorama sobre el ofrecimiento que está considerando. Haga una búsqueda ingresando en internet el nombre de la compañía junto con otras palabras como “scam” o “complaint”; si hace la búsqueda en español, agregue palabras como “estafa” o “queja”. Las quejas de otros clientes pueden indicarle las “trampas” que podrían venir junto con la prueba.

Busque información sobre cómo puede cancelar envíos o servicios futuros. Si no quiere seguir con ese producto o servicio, ¿cómo lo cancela? ¿Tiene claro ese proceso? ¿Puede saltearse algunas entregas si no quiere hacer una cancelación total pero no necesita el producto o servicio con tanta frecuencia? ¿Tiene un tiempo limitado para responder?

Tenga cuidado con las casillas previamente marcadas. Si se inscribe en una prueba gratis en internet, fíjese bien si ve casillas que ya están marcadas. Esa marca puede darle permiso a la compañía para continuar cobrándole después de que termine el período de prueba gratis, para suscribirlo a más productos de los que tiene que pagar o para compartir información con terceros. Si ve una casilla marcada que dice algo que no quiere aceptar, asegúrese de desmarcarla.

Después de inscribirse en una prueba gratis:

Marque su calendario. Su ofrecimiento de prueba gratis es por un tiempo limitado. Una vez que venza el plazo para cancelar, puede que se quede enganchado y le envíen más productos o servicios y que le cobren más cargos.

Revise los resúmenes de cuenta de sus tarjetas de crédito y débito. Así se enterará de inmediato si le están efectuando cargos por algo que no pidió. Para más información sobre cómo disputar un cargo que no autorizó, vea la sección Cómo detener una suscripción.

Información sobre renovaciones automáticas

Si está conforme con una suscripción y desea seguir adelante, las renovaciones automáticas pueden resultar convenientes. El día del vencimiento de su suscripción, le aplicarán los cargos correspondientes a su tarjeta de crédito o débito y su suscripción se renovará automáticamente por otro período.

A continuación, se describen tres cosas a tener en cuenta acerca de las renovaciones automáticas:

  1. Antes de que una compañía pueda renovar su suscripción, tiene que enviarle un aviso de renovación. Esto no es ni una factura ni un remito, así que no deberían pedirle la información de su tarjeta de crédito. Un aviso de renovación es simplemente un recordatorio de la fecha de vencimiento de su suscripción y le informa que, llegada esa fecha, le cobrarán automáticamente.

Consejo: Si recibe un aviso de renovación en el que le piden la información de su tarjeta de crédito, pise el freno. Lea atentamente el aviso. La compañía podría estar tratando de que renueve una suscripción vieja que usted ya canceló. O podría ser un estafador que le miente acerca del aviso de renovación para conseguir la información de su tarjeta de crédito.

  1. Verifique que le cobren el costo que esperaba. A veces, cuando le hacen una renovación automática le cobran más que la vez anterior. Esto podría ocurrir si la primera vez tuvo un precio promocional.

Cuando reciba su aviso de renovación, léalo detenidamente para confirmar que le estén cobrando el precio que usted esperaba. De lo contrario, o si en el aviso no dice cuánto pagará, llame de inmediato a la compañía. Fíjese si le pueden bajar el precio o si puede cancelar su suscripción, si es lo que desea.

Consejo: A veces, usted puede cancelar una suscripción y volver a suscribirse con una tarifa promocional más conveniente. Pero no se olvide de averiguar la fecha exacta en que termina el período promocional y márquela en su calendario. También tenga claro cuándo y cuánto le cobrarán cuando termine la promoción.

  1. A veces, los estafadores envían avisos de renovación falsos para conseguir su información financiera. Si recibe un aviso de renovación de una suscripción desconocida, es probable que sea de parte de un estafador o una compañía deshonesta que está tratando de que usted les dé el número de su tarjeta de crédito u otra información personal. No llame al número de teléfono que figura en el aviso ni haga clic en el enlace de un email o mensaje de texto.

Consejo: Haga una búsqueda en internet ingresando el nombre de la compañía junto con palabras como “scam” o “complaint” para ver si otras personas recibieron el mismo aviso de renovación falso; si hace la búsqueda en español, agregue palabras como “estafa” o “queja”. Si el aviso es de una compañía con la que ya tiene trato, comuníquese con ellos llamando a un número que le conste que es correcto para averiguar si el aviso de renovación es auténtico. De lo contrario, ignórelo.

Explicación de opciones negativas

Una opción negativa es cuando una compañía le factura algo automáticamente si usted no dice específicamente que no se lo facturen. Es una práctica común de los negocios, y se suele usar en los ofrecimientos de prueba gratis y suscripciones.

Por ejemplo, usted acepta probar una caja de productos gratuitamente por un mes. Después de transcurrido ese mes, le cobran automáticamente por envios mensuales hasta que usted cancele. O recibe una suscripción de una revista que se renueva automáticamente cada vez que vence. Esas son opciones negativas. Su silencio se interpreta como un consentimiento para que le cobren.

El problema con las opciones negativas se presenta cuando el negocio no explica claramente que le seguirá facturando a menos que usted haga algo, o cuando el negocio le complica o impide la cancelación.

Antes de dar los datos de su tarjeta para inscribirse en una prueba gratis o suscripción:

  • Lea todos los detalles. Fíjese si el negocio le continuará cobrando a menos que usted le diga que deje de hacerlo. Si no está claro, entonces dé por supuesto que lo harán. ¿Por qué otro motivo la compañía le pediría los datos de su tarjeta de crédito?
  • Fíjese en las casillas previamente marcadas. Algunos negocios las usan esperando que usted no se dé cuenta de que está aceptando que le facturen más adelante. Desmarque la casilla si no quiere aceptar lo que dice.
  • Asegúrese de averiguar el proceso de cancelación. Busque una explicación de cómo cancelar su suscripción en el sitio web del negocio. Los negocios deberían establecer un proceso sencillo. Así lo establece la ley. Si no le queda claro cómo cancelar, es mejor que se marche.

Si le cobran sin su consentimiento, y la compañía no le devuelve su dinero, dispute inmediatamente el cargo (también llamado “devolución del cargo”) ante la compañía de su tarjeta de crédito o débito.

Cómo detener una suscripción

Si se inscribió en una suscripción y quiere cancelarla:

Primero, comuníquese con la compañía que ofrece la suscripción que desea cancelar. Si la compañía tiene instrucciones del proceso de cancelación, sígalas. Guarde una copia de su pedido de cancelación, junto con las notas sobre el modo y la fecha de cancelación y cualquier conversación que haya mantenido al respecto. Controle sus resúmenes de cuenta bancaria y tarjeta de crédito.

Fíjese si encuentra cargos en su tarjeta de débito o crédito después de haber cancelado su suscripción. Si una compañía no deja de efectuar cargos a su cuenta después de que intentó cancelar una suscripción, presente una disputa (también llamada “devolución del cargo”) ante la compañía emisora de su tarjeta de crédito o débito.

  • En línea: Inicie una sesión en la cuenta en línea de su tarjeta de crédito o débito y siga todo el proceso de disputa. Si no estableció una cuenta con la compañía de su tarjeta de crédito o débito, revise el sitio web de la compañía para averiguar cómo presentar una disputa.
  • Por teléfono: Llame al número de teléfono que figura al dorso de su tarjeta e informe a la compañía que está presentando una disputa.

Haga un seguimiento enviando una carta a la compañía emisora de su tarjeta de crédito o débito. Para proteger cualquiera de los derechos que pudiera tener, haga un seguimiento por escrito enviando una carta al domicilio indicado para disputas o errores de facturación. Use nuestro modelo de carta. Es conveniente que envíe su carta por correo certificado y pida un acuse de recibo para poder documentar que el acreedor recibió su carta.

Guarde sus registros. Guarde todas las cartas, notas o emails relacionados con la estafa ya que podrían ser útiles para probar que tiene derecho a un reembolso si la compañía de tarjeta de crédito o débito tiene alguna pregunta.

Consulte más información acerca de sus derechos en ftc.gov/credito.

Reporte los problemas

Si tiene problemas para cancelar una suscripción, o si le han cobrado una suscripción sin su consentimiento, repórtelo ante