Rodando, rodando

Tú puedes alquilar una película, un carro, muebles, o aparatos electrónicos de varios tipos. Y ahora, también puedes alquilar llantas. Sí, leíste bien: llantas o neumáticos de alquiler. Y resulta que es un negocio en crecimiento.

El precio del caucho está aumentando, lo que significa que las llantas son cada vez más costosas. Ahí es donde entran en juego estas llantas de alquiler. La promoción dice: si dependes de tu carro para ir al trabajo, pero no puedes permitirte el gasto de cuatro llantas, entonces alquílalas en lugar de comprarlas.

Es verdad que alquilarlas puede ser más cómodo para tu presupuesto de este mes. Después de todo, pagar $100 este mes duele menos que pagar algo así como $1,000 por unas llantas nuevas. Pero a largo plazo, el alquiler con opción a compra siempre es más costoso. Cualquier persona que alguna vez haya alquilado algo con opción a compra puede decirte que al final terminó pagando dos o tres veces más de lo que costaba el artículo. 

Si necesitas llantas nuevas y este mes no llegas a juntar el dinero para pagar el precio total, ¿qué podrías hacer en lugar de alquilar las llantas? 

  • Averigua si tienes la opción de comprar llantas usadas. Pregúntale un buen mecánico de tu área, o busca en internet un vendedor que tenga buenos comentarios.
  • Si todavía te queda algo disponible para gastar con tu tarjeta de crédito, compra llantas nuevas o usadas pagando con la tarjeta. Incluso si pagas una alta tasa de interés con tu tarjeta de crédito, es probable que te resulte más barato que alquilar las llantas. Sólo págalas tan pronto como puedas.
  • Averigua si en tu cooperativa de crédito o banco te ofrecen algún préstamo personal. Si puedes conseguir un préstamo, podría resultarte más económico que alquilar las llantas o pagarlas con tu tarjeta de crédito.

Si decides que tu mejor opción es alquilar las llantas, trata de cumplir con los pagos. La compañía es dueña de tus llantas hasta que pagues la última cuota. Si por cualquier razón te ves obligado a dejar de pagar las cuotas, el vendedor podría recuperar las llantas y tu carro podría quedar inmovilizado sobre unos bloques. Y nadie quiere ver algo así.

 

Etiquetas: crédito, préstamo
Tema del blog: 
Dinero y crédito

Comentario

¡Hola!

Me llamo Sergio y tengo un taller de neumáticos en Toledo, España.

Lo que decís en este artículo me parece super peligroso. Unos neumáticos que han estado montados en un coche no deben montarse en otro coche. Los neumáticos se acostumbran a la forma de rodar de un coche y si cambiamos un neumático de un coche a otro este ya estará "viciado" de la forma de rodar del primer coche, por lo que no podrá adaptarse al rodaje del segundo. Si hablamos de montar el mismo neumático en más de dos coches diferentes esto es todavía más peligroso.

Pienso que la mejor solución para no gastar mucho dinero en neumáticos, si no utilizamos demasiado el coche, es montar neumáticos marcas asiáticas. Estos neumáticos son generalmente de peor calidad que los Michelin, Goodyear, etc. pero siempre serán mejores que unos neumáticos usados.

Un saludo,

Añada su comentario

Política de comentarios

Lea nuestra declaración sobre la ley de privacidad

Dejar un comentario es su elección. Para dejar un comentario, tiene que crear un nombre de usuario. De no ser así, no podemos publicar su comentario. La ley Federal Trade Commission Act autoriza la recolección de esta información con el fin de monitorear comentarios al blog. Los comentarios y los nombres de usuarios formaran parte del sistema de la FTC de registros públicos, los nombres de usuarios también formaran parte del sistema de la FTC de registros de usuario de computadora.

Puede que usemos rutinariamente dichos registros cómo se describe en el sistema de avisos publicados. Para más detalles sobre qué hace la FTC con la información personal que recolectamos, por favor lea nuestra política de privacidad.