Cómo esquivar un carro dañado por la tormenta

El huracán Sandy devastó vidas, casas y bienes personales, incluyendo carros y camiones. A veces, después de que los dueños de los vehículos averiados terminan de resolver la reclamación con sus compañías de seguro, esos mismos carros y camiones se restauran y se revenden.

La mezcla corrosiva y abrasiva compuesta de agua, tierra y arena puede penetrar en todos los intersticios de un vehículo, y puede causarle un daño importante. Los expertos en el tema dicen que las partes más vulnerables de un carro son el motor, la transmisión y el tren de tracción y los sistemas de combustible, frenos y dirección. A menos que se elimine completamente la tierra y otros contaminantes de estos componentes, el vehículo puede desgastarse y averiarse mucho más que lo normal. Las computadoras, sensores y otros elementos electrónicos del motor son susceptibles a la corrosión.

Si está por comprar un nuevo medio de transporte, le decimos cómo detectar un vehículo dañado por una tormenta.

Fíjese si los asientos, cinturones de seguridad o los paneles de las puertas tienen depósitos minerales o están descolorados; mire si hay gotas de humedad dentro del tablero de instrumentos. Si los paneles de las puertas del vehículo son de fibra, fíjese si están arqueados o deformados; también mire si hay grietas o residuos debajo de la alfombra, en el hueco donde se guarda la rueda de auxilio o en los diales del tablero; y fíjese si las luces delanteras o traseras están empañadas.

Haga una prueba de olfato. ¿Huele a humedad o percibe algún indicio de moho o herrumbre? Si percibe un olor intenso a productos de limpieza o desinfectantes, tómelo como un indicio de que alguien está tratando de ocultar un problema de moho o algún otro olor.

Pida un reporte de antecedentes del vehículo. El título de propiedad vigente del vehículo no le garantiza que el carro esté libre de problemas. Los carros con averías por inundación y los vehículos rescatados podrían haberse registrado nuevamente en otro estado con títulos que no reportan problemas, y luego podrían ponerse a la venta sin revelar el daño. Esto se llama lavado de título. Lo más conveniente es usar un servicio que verifique el código de área donde se registró el carro anteriormente y que le informe si fue registrado en un área inundada. Para conseguir una revisión independiente y efectiva de los antecedentes de un vehículo, busque un servicio confiable de análisis de bases de datos que compile información de las autoridades estatales y locales, de lotes de vehículos rescatados y compañías de seguro. Por ejemplo, el National Motor Vehicle Title Information System (NMVTIS) del Departamento de Justicia es un sistema en línea que ofrece información precisa sobre el título, datos del contador de millas y determinados antecedentes de un vehículo. El cargo por consultar este sistema es de aproximadamente $10. El National Insurance Crime Bureau mantiene una base de datos gratis que incluye daños por inundación y otra información que le servirá para investigar los antecedentes de un carro de acuerdo a su número de identificación de vehículo o VIN.

¿Sabía usted que hay diferentes tipos de títulos? Dos tipos de títulos que debe conocer son el "título de vehículo rescatado" (salvage title) y el "título de vehículo inundado" (flood title). Si un carro tiene un "título de vehículo rescatado" significa que una compañía de seguros declaró la pérdida total del vehículo debido a un accidente grave o a otros problemas serios. Si un carro tiene un "título de vehículo inundado" significa que tiene un daño porque el agua de la inundación cubrió el compartimento del motor. El estatus del título forma parte del informe de antecedentes del vehículo.

Llame a los profesionales. Haga inspeccionar el carro por un mecánico contratado por usted. Pídale al mecánico que inspeccione los componentes mecánicos y eléctricos y los sistemas que contienen fluidos para verificar si están contaminados con agua. Si todavía quiere comprar el carro, pídale a su mecánico que drene el agua de la inundación de las partes y sistemas contaminados, que los enjuague con agua limpia o con un solvente apropiado y que los vuelva a llenar con fluidos nuevos. Su mecánico también debería inspeccionar, limpiar y secar los componentes y conexiones del sistema eléctrico. Gastando un poco de dinero al principio, usted se puede ahorrar mucha frustración y dinero a lo largo del camino.

Reporte el fraude. Si sospecha que un concesionario de carros está cometiendo fraude vendiendo deliberadamente un carro dañado por la tormenta o un vehículo rescatado como si fuera un carro usado en buenas condiciones, establezca contacto con la compañía de seguro de su carro, la agencia local de seguridad, o con el National Insurance Crime Bureau llamando al (800) TEL-NICB (835-6422). Usted ayudará a evitar que estafen a otra persona.

Aprenda más sobre cómo comprar y mantener un carro.

Etiquetas: carro, comprar, estafa

Añada su comentario

Comment Policy

Lea nuestra declaración sobre la ley de privacidad

Dejar un comentario es su elección. Para dejar un comentario, tiene que crear un nombre de usuario. De no ser así, no podemos publicar su comentario. La ley Federal Trade Commission Act autoriza la recolección de esta información con el fin de monitorear comentarios al blog. Los comentarios y los nombres de usuarios formaran parte del sistema de la FTC de registros públicos, los nombres de usuarios también formaran parte del sistema de la FTC de registros de usuario de computadora.

Puede que usemos rutinariamente dichos registros cómo se describe en el sistema de avisos publicados. Para más detalles sobre qué hace la FTC con la información personal que recolectamos, por favor lea nuestra política de privacidad.