Cómo conducir un trato para llegar a tu carro usado

Con un precio promedio para un carro nuevo que anda por encima de $31,000, podrías estar pensando en comprar un vehículo usado. Al fin y al cabo, el precio promedio de un carro usado en un concesionario anda alrededor de $18,000.

Tú puedes comprar carros usados en varios puntos de venta: concesionarios con franquicia y concesionarios independientes, compañías de alquiler de carros, compañías de leasing, supermercados de carros de ocasión, y en internet. Por supuesto que también le puedes comprar un carro directamente a una persona, pero en ese camino encontrarás protecciones limitadas para los consumidores. A continuación te listamos algunas recomendaciones de la Comisión Federal de Comercio (FTC), la agencia nacional de protección del consumidor:

  • Conoce tus derechos. Generalmente, la Regla de Automóviles Usados de la FTC les requiere a los concesionarios (incluidos los puntos de venta mencionados anteriormente) fijar una Guía del Comprador en todos los carros usados que ofrezcan a la venta. En la Guía del Comprador te deben informar lo siguiente:
    • Si el vehículo se vende en su condición actual o sea “como está”, o con una garantía.
    • Qué porcentaje del costo de reparación le corresponde pagar al concesionario bajo la garantía.
    • Que las promesas verbales son difíciles de hacer cumplir.
    • Que todas las promesas que te hagan tiene que estar por escrito.
    • Que puedes quedarte con la Guía del Comprador para utilizarla como referencia después de la venta.
    • Cuáles son los sistemas mecánicos y eléctricos más importantes del carro, incluyendo algunos de los principales problemas, que deberías revisar.
    • Que tienes que preguntarle al concesionario si es posible que un mecánico contratado por ti inspeccione el vehículo, ya sea en el local del concesionario o en otro lugar.

La ley federal no obliga a los concesionarios a otorgarles un derecho de cancelación a los compradores de carros usados. En algunos estados, los concesionarios están obligados a ofrecerte o respetar un derecho de cancelación. En otros estados, se establece un derecho que te permite devolver el carro a los pocos días y obtener un reembolso, pero este derecho se aplica únicamente si el concesionario acepta concederte esta ventaja. Los concesionarios pueden describir su propio derecho de cancelación como un período de “reflexión”, una garantía de devolución de dinero, o como una política de devolución “sin preguntas”.

  • Antes de comprar un carro usado, averigua cuál es la política de devolución del concesionario, pide que te la entreguen por escrito y léela atentamente.
  • Pregúntales a tus amigos, familiares, y colegas de trabajo si conocen algún concesionario para recomendarte. Haz una búsqueda en internet para ver si encuentras quejas sobre el vendedor ingresando su nombre junto con las palabras “review” o “complaint”, si haces la búsqueda en español, ingresa el nombre del vendedor junto con palabras tales como "comentarios" o "quejas". También puedes establecer contacto con tu agencia local de protección del consumidor y con la oficina de tu Fiscal General estatal para averiguar si registran reclamos pendientes de resolución sobre un concesionario en particular.
  • Averigua en internet cuál es la frecuencia de reparaciones y los costos de mantenimiento de los modelos que te interesan. En la línea directa de Seguridad de Vehículos del Departamento de Transporte de EE.UU. (1-888-327-4236) y en su sitio web podrás consultar información sobre los carros con defectos retirados del mercado. Pídele al concesionario que te enseñe la información donde conste la reparación del vehículo y la corrección de los problemas que originaron el retiro del mercado.
  • Prueba las condiciones de manejo del vehículo en diferentes tipos de terreno y situaciones — colinas, autopistas, y en el tránsito de la ciudad.
  • Contrata un mecánico para que inspeccione el carro. Lo mejor es que un mecánico independiente inspeccione el carro usado antes de que lo compres, incluso cuando el carro haya sido "certificado" e inspeccionado por el concesionario y te lo estén vendiendo con una garantía o contrato de servicio. Una inspección mecánica no es lo mismo que una inspección de seguridad. Las inspecciones de seguridad se enfocan en el estado del carro o las condiciones que pueden hacer que un vehículo sea inseguro. Estas inspecciones no están diseñadas para determinar la confiabilidad o condición mecánica de un vehículo.
  • Determina el valor del vehículo antes de negociar el precio de compra. Para tener una idea de los precios fíjate en las Guías de la National Automobile Dealers Association (NADA), Edmunds, y en Kelley Blue Book.
  • Para consultar un análisis independiente del historial de un vehículo consulta la base de datos de un servicio confiable que compile información de autoridades estatales y locales, depósitos de chatarra o desguace, y compañías de seguro. Por ejemplo, el National Motor Vehicle Title Information System (NMVTIS) del Departamento de Justicia es un sistema que ofrece información sobre el título, datos del contador de millas y determinados antecedentes de los daños de un vehículo. Ten en cuenta que tendrás que pagar un cargo nominal por cada reporte. El National Insurance Crime Bureau (NICB) mantiene una base de datos gratis que incluye información sobre daños por inundación y demás datos. En esa base de datos podrás investigar el historial de un carro usando su número de identificación de vehículo (VIN). También puedes hacer una búsqueda en internet para encontrar compañías que venden informes de historiales de vehículos. Si el informe no es reciente o sospechas que le falta información o que tiene información inventada, verifícalo con el servicio. Es posible que la información de los informes esté incompleta, así que te conviene solicitarle un segundo informe a otra compañía de informes de vehículos. Algunos sitios web de concesionarios contienen enlaces electrónicos gratis con los informes.

Para aprender más sobre cómo negociar el trato más conveniente, las opciones de financiación, garantías y contratos de servicio, cómo sacarle el mejor rendimiento a la gasolina, y evitar el recupero de vehículos, visita Comprar y mantener un carro.

Tema del blog: 
Dinero y crédito

Añada su comentario

Comment Policy

Lea nuestra declaración sobre la ley de privacidad

Dejar un comentario es su elección. Para dejar un comentario, tiene que crear un nombre de usuario. De no ser así, no podemos publicar su comentario. La ley Federal Trade Commission Act autoriza la recolección de esta información con el fin de monitorear comentarios al blog. Los comentarios y los nombres de usuarios formaran parte del sistema de la FTC de registros públicos, los nombres de usuarios también formaran parte del sistema de la FTC de registros de usuario de computadora.

Puede que usemos rutinariamente dichos registros cómo se describe en el sistema de avisos publicados. Para más detalles sobre qué hace la FTC con la información personal que recolectamos, por favor lea nuestra política de privacidad.