Publicidad de bebidas alcohólicas

Las técnicas de alfabetización mediática pueden ayudar a los adolescentes a ver e interpretar las publicidades de bebidas alcohólicas con una mirada crítica.

En la actualidad, la publicidad está en casi todas partes – en la televisión, en el autobús, en la calle y en Internet. La publicidad de bebidas alcohólicas no es la excepción. Y al igual que lo que sucede con la mayoría de las publicidades, ¡los anuncios publicitarios de las bebidas alcohólicas hacen que el producto se vea genial!

Por lo general, los anuncios de las bebidas alcohólicas asocian una marca congente fascinante y sexy, y con una actividad divertida. Los distintos elementos de los anuncios de bebidas alcohólicas están seleccionados específicamente para comunicar ideas tales como: esta gente es igual a mí; este producto alcohólico hace que todo sea mejor; este es un producto popular, o a la moda, o creativo; y la gente quiere que se la vea bebiendo este producto. A fin de cuentas, todos estos conceptos se unen para sugerir lo siguiente: Si uso este producto, yo puedo ser igual de fascinante, sexy y exitoso que la gente que aparece en el anuncio y puedo divertirme igual que ellos.

¿Qué puede hacer un padre frente a esto?  

Usar las técnicas de “alfabetización mediática” para ayudar a su hijo adolescente a mirar los anuncios con ojo crítico. De vez en cuando, cuando su familia se reúna para ver la televisión, aproveche la ocasión para convertirla en un “momento educativo”. Adapte el momento a la edad y al nivel de atención de su hijo adolescente. Escoja un anuncio y hágale estas preguntas a su hijo para inducirlo a expresar sus pensamientos:

  • ¿Quién creó o pagó el anuncio y por qué lo hizo?
  • ¿Qué quieren que hagas?
  • ¿Qué técnicas están usando para que la escena y el producto luzcan atractivos? Por ejemplo:
  • ¿Quiénes son las personas que aparecen en el anuncio y cómo lucen?
  • ¿Qué están haciendo y dónde lo están haciendo? 
  • ¿El anuncio trata de asociar la marca del producto con la diversión, los deportes o el humor? ¿De qué manera?
  • ¿El anuncio sugiere que el alcohol mejora en algo la situación?
  • ¿Cómo te hace sentir este anuncio? ¿Es algo accidental o es lo que intentó hacer el anunciante?
  • ¿Cuál es el mensaje que está tratando de hacerte creer el anuncio?
  • ¿Cuáles son los valores y el estilo de vida representados por este anuncio?
  • ¿Qué es lo que no está diciendo el anuncio? ¿El anuncio muestra algún aspecto negativo sobre el alcohol?

Este tipo de ejercicios puede servir para que su hijo adolescente entienda mejor que los anuncios de bebidas alcohólicas comunican el punto de vista del anunciante y también puede ayudarlo a aprender a cuestionar internamente lo que está diciendo el anuncio. Con el transcurso del tiempo, los ejercicios ayudarán a que su hijo adolescente se dé cuenta de que no tiene que creerse el mensaje de un anunciante. Esto es lo que los educadores llaman aprender a leer entre líneas, y es algo que se aplica a todos los mensajes de los medios de comunicación, tanto los comerciales como los no comerciales. 

Regulación de la publicidad de bebidas alcohólicas

La Primera Enmienda dispone importantes protecciones para la libertad de expresión, y por lo tanto, el gobierno está bastante limitado para regular la publicidad de bebidas alcohólicas veraz y no engañosa basándose en consideraciones que apelan a la minoría de edad. Por esta razón, la Comisión Federal de Comercio (FTC) ha estado alentando a los representantes del sector de bebidas alcohólicas para que adopten y cumplan estándares de autorregulación para reducir el grado de difusión de la publicidad de bebidas alcohólicas dirigida a la audiencia de jóvenes adolescentes, ya sea por su lugar de difusión o por su contenido. 

La mayor parte de los anunciantes de bebidas alcohólicas se ha comprometido a cumplir con uno de los tres códigos de autorregulación voluntaria diseñados para limitar las publicidades dirigidas al público adolescente. Entre otras disposiciones, estos códigos estipulan que sobre la base de datos confiables de composición de audiencia, el porcentaje de la audiencia menor de 21 años de un anuncio no puede superar el 28.4% del total, y que el contenido del anuncio no debe despertar el interés de los menores de 21 años. Para más información sobre estos códigos visite los sitios web de las siguientes organizaciones: Distilled Advertising Council of the United States, Beer Institute, y Wine Institute

La Comisión Federal de Comercio (FTC) monitorea formal e informalmente el cumplimiento de estos códigos. La FTC ha publicado los resultados de tres de los principales estudios realizados sobre la publicidad de bebidas alcohólicas y la autorregulación del sector. El informe más reciente es el Alcohol Report de 2008. Actualmente se está realizando un nuevo estudio.

Si usted cree que algún anuncio publicitario de bebidas alcohólicas no cumple con los mencionados códigos, considere presentar una queja. Puede presentar una queja en:

  • Distilled Spirits Council, para quejas concernientes a los anuncios de bebidas de alcoholes destilados, o anuncios de vino o cerveza, o compañías de alcoholes destilados.
  • Beer Institute, para quejas concernientes a anuncios de cerveza.
  • Wine Institute, para quejas concernientes a anuncios de vino.

La FTC también recibe quejas sobre posibles prácticas comerciales engañosas, casos de robo de identidad y violaciones a la privacidad para poder identificar modelos reiterados de delitos y determinar la mejor manera de asignar los recursos de la agencia. Sin embargo, la FTC no resuelve disputas individuales de los consumidores.

Este artículo es parte de una serie: No le servimos a menores
Etiquetas: alcohol