Tarjetas de crédito, débito, y cargo

¿Crédito, cargo o débito? Cada una de estas tarjetas le permite pagar productos y servicios. Cada tipo de tarjeta también tiene características singulares. Y si está a la búsqueda de una tarjeta de crédito, es importante que compare los cargos, las tasas de interés, los cargos financieros y los beneficios de las distintas opciones.

Plástico 101

Tarjeta de crédito — Usted puede usar una tarjeta de crédito para comprar cosas y pagarlas con el transcurso del tiempo. Pero recuerde que comprar a crédito es como tomar un préstamo — usted tiene que pagar lo que gastó. Además, algunos emisores cobran un cargo anual por sus tarjetas. Algunos emisores de tarjetas también les ofrecen cheques de “cortesía” a sus clientes. Usted puede usar estos cheques en lugar de su tarjeta, pero no son un obsequio — estos cheques también son una forma de préstamo que usted debe devolver. Y si usted no paga su factura en fecha o si no la paga completa en la fecha establecida, usted también incurrirá en un cargo financiero — que es el costo del crédito expresado en dólares. El cargo financiero en parte depende de su saldo pendiente de pago y de la tasa porcentual anual (APR) aplicable.

Tarjeta de cargo — Si usa una tarjeta de cargo — también llamada tarjeta de compra — usted debe pagar el saldo total cada vez que reciba su resumen de cuenta.

Tarjeta de débito — Esta tarjeta le permite hacer compras en tiempo real accediendo electrónicamente al dinero que tiene en su cuenta corriente o en su cuenta de ahorros.

La letra chica

Al momento de solicitar una tarjeta de crédito, es importante buscar y comparar las diferentes opciones disponibles. Los cargos, las tasas de interés, los cargos financieros y los beneficios ofrecidos por los emisores de las tarjetas pueden variar ampliamente. Y en algunos casos, es posible que las tarjetas de crédito le parezcan muy convenientes, pero solamente hasta que lea la letra chica y otros datos informativos. Cuando esté tratando de encontrar la tarjeta de crédito más conveniente para usted, fíjese en lo siguiente:

Tasa porcentual anual o APR — La tasa APR es una medida del costo del crédito expresada en términos de tasa de interés anual. El emisor de la tarjeta debe informarle esta tasa antes de activar su cuenta y debe informársela en sus resúmenes de cuenta. El emisor de la tarjeta también debe informar la “tasa periódica” — que es la tasa que se aplica a su saldo pendiente de pago para calcular el cargo financiero de cada período de facturación. 

En algunos planes de tarjeta de crédito el emisor tiene permitido cambiar la APR cuando se modifican las tasas de interés u otros indicadores económicos— llamados índices. Como la tasa de interés de estos planes está vinculada a la fluctuación de estos índices, se los llama programas de “tasa variable”. Las variaciones de la tasa pueden implicar un aumento o disminución del cargo financiero aplicado a su cuenta. Si está considerando sacar una tarjeta con tasa variable, el emisor también debe informarle que es posible que la tasa varíe y cómo se determina la tasa.

Antes de asumir su responsabilidad sobre la cuenta de tarjeta de crédito, usted también debe recibir información sobre cualquier límite aplicable al porcentaje y frecuencia de variación de la tasa.

Período de gracia — El período de gracia es la cantidad de días que usted tiene para pagar toda su factura sin incurrir en un cargo financiero. Por ejemplo, la compañía de tarjeta de crédito puede decir que usted tiene 25 días para pagar contados a partir de la fecha del resumen de cuenta, a condición de que usted haya pagado todo su saldo previo antes de la fecha de vencimiento. La fecha del resumen de cuenta figura en la factura.

Por lo general, el período de gracia sólo se aplica a las compras nuevas. La mayoría de las tarjetas de crédito no tiene un período de gracia para los adelantos de efectivo y las transferencias de saldo. En cambio, inmediatamente se le empiezan a aplicar los cargos por intereses. Si su tarjeta tiene un período de gracia, el emisor debe enviarle su factura por correo dentro de un plazo mínimo de 14 días previos a la fecha de vencimiento para que usted tenga tiempo suficiente para pagarla.

Cargos anuales — Varios emisores de tarjetas de crédito cobran un cargo anual de membresía o participación. Algunos emisores dividen el monto de este cargo y lo aplican en cuotas mensuales.

Cargos de transacción y otros cargos — Algunos emisores de tarjetas de crédito le aplican un cargo cuando usted usa la tarjeta para obtener un adelanto de efectivo, cuando hace un pago atrasado, o si excede el monto de su límite de crédito. Otros emisores le aplican un cargo mensual use o no use la tarjeta.

Servicio al cliente — El servicio al cliente es algo que la mayoría de las personas no considera ni valora hasta que surge un problema. Busque una tarjeta con una línea telefónica gratuita de atención al cliente disponible las 24 horas del día.

Cargos no autorizados — Si alguien usa su tarjeta sin su permiso, lo pueden responsabilizar por un monto de hasta $50 por tarjeta. Si usted reporta la pérdida antes de que alguien use su tarjeta, no lo pueden responsabilizar por ningún cargo no autorizado. Para minimizar su responsabilidad, reporte la pérdida de su tarjeta a la brevedad posible. Algunos emisores de tarjetas de crédito poseen líneas telefónicas gratuitas disponibles durante las 24 horas del día para aceptar información de emergencia. Después de llamar, es conveniente que le envíe una carta al emisor de la tarjeta — incluya el número de su cuenta, la fecha en que se enteró de la desaparición de su tarjeta y la fecha en la cual reportó la pérdida por teléfono. Guarde un registro de los números de sus cuentas, las fechas de expiración y los números de teléfono de cada emisor de tarjeta para poder reportar rápidamente la pérdida, guarde este registro en un lugar seguro y separado de sus tarjetas.

Para más información, visite: