Planificación de su propio funeral

Cada vez hay más personas que planifican su propio funeral, designando sus preferencias y, en algunas ocasiones, pagándolo por adelantado para aliviar a sus familiares de algunas de estas decisiones. Estas personas ven la planificación del funeral como una extensión de la planificación de su herencia y testamento.

Recomendaciones para planificar un funeral

Pensar por adelantado en lo que inevitablemente sucederá en el futuro puede ayudarlo a tomar decisiones bien informadas y meditadas respecto a la planificación de los preparativos de un funeral. La planificación le permite elegir los artículos y servicios específicos que desea y necesita, y le da la posibilidad de comparar los precios de varios proveedores fúnebres. También le evita a sus sobrevivientes el estrés de tomar estas decisiones con poco tiempo y bajo la presión de emociones fuertes. Usted puede hacer los preparativos directamente con un establecimiento de servicios fúnebres, comúnmente llamado funeraria.

Cuando se planifica un funeral por anticipado, otro punto importante a considerar es si sus restos serán enterrados, si se los colocará en un nicho o urna, o si se esparcirán las cenizas. Durante el corto período de tiempo que transcurre entre el fallecimiento de un ser querido y su inhumación, muchos familiares han tenido que comprar precipitadamente una parcela o tumba en un cementerio — frecuentemente sin tiempo para reflexionar o visitar personalmente el lugar. Por este motivo, comprar las parcelas de cementerio antes de necesitarlas redunda en el mejor interés de la familia.

Es posible que usted desee tomar decisiones sobre los preparativos de su funeral por adelantado, pero quizá no desee pagar anticipadamente. Tenga presente que con el paso del tiempo los precios pueden subir y los comercios pueden cerrar o cambiar de propietario. Sin embargo, en algunas áreas con creciente competencia, los precios pueden bajar con el correr del tiempo. Es una buena idea revisar y corregir sus decisiones periódicamente y asegurarse de que su familia esté al tanto de sus deseos.

Exprese sus preferencias por escrito, entregue copias de las mismas a los miembros de su familia y a su abogado, y conserve una copia a mano. No designe sus preferencias en su testamento, ya que por lo general, el testamento se abre o lee después del funeral. Evite poner la única copia de sus preferencias en una caja de seguridad porque su familia podría tener que hacer los arreglos durante un fin de semana o día feriado, sin posibilidad de acceder al cofre.

Funerales pre-pagados

Millones de estadounidenses han formalizado contratos previendo los preparativos y pre-pagando algunos o todos los gastos incluidos en un funeral. Cada ley estatal establece individualmente las reglas aplicables al prepago de artículos y servicios fúnebres, hay varios estados que tienen leyes que ayudan a garantizar que estos pagos adelantados se encuentren disponibles en el momento que sea necesario cubrir el costo de los productos y servicios fúnebres. Pero el nivel de protección es variable, y algunas leyes estatales ofrecen un nivel de protección escaso o inefectivo. Algunas leyes estatales establecen que la funeraria o cementerio debe colocar un porcentaje del monto pre-pagado en una cuenta de fideicomiso regulada estatalmente, o que se debe comprar una póliza de seguro de vida con los beneficios por fallecimiento asignados a la funeraria o cementerio.

Si usted está pensando en pagar por adelantado artículos y servicios fúnebres, antes de invertir su dinero es importante que considere las siguientes preguntas:

  • ¿Qué es lo que está pagando? ¿Está comprando únicamente mercadería, como por ejemplo un ataúd y una bóveda, o también está comprando servicios fúnebres?
  • ¿Qué sucede con el dinero que usted pagó por adelantado? Los estados tienen distintos requerimientos para la administración de los fondos pagados por servicios fúnebres pre-contratados.
  • ¿Qué sucede con los intereses devengados por el dinero que fue pre-pagado y depositado en una cuenta de fideicomiso?
  • ¿Está protegido si la compañía que contrató deja de operar o se declara en bancarrota?
  • ¿Puede cancelar el contrato y obtener un rembolso total si cambia de idea?
  • ¿Qué sucede si se muda a una región diferente o si usted fallece lejos de su casa? Algunos planes de funerales pre-pagados pueden transferirse, pero con frecuencia hay que pagar un cargo adicional.

No olvide informarle a su familia cuáles son sus planes y dígales donde se encuentran los documentos correspondientes. Si su familia no está al tanto de los planes que usted hizo con anticipación, tal vez no puedan cumplir sus deseos; y además, si sus familiares no saben que usted pre-pagó el costo de un funeral, pueden terminar pagando nuevamente por los mismos arreglos. Quizá desee consultar a un abogado para que lo asesore sobre la mejor manera de garantizar que se cumplan sus deseos.

Por favor descargue y use nuestros materiales.

Este artículo es parte de una serie: Buscar y comparar servicios fúnebres
Etiquetas: funerales