Demandas conjuntas en masa

Hay una nueva estafa que está dirigida contra los propietarios de vivienda que andan apretados de dinero. Unas compañías autodenominadas firmas especializadas en servicios legales están enviando invitaciones a los dueños de casa instándolos a participar de demandas "conjuntas en masa" contra sus prestadores hipotecarios como una manera de conseguir modificaciones favorables para sus préstamos y detener la ejecución hipotecaria.

La Comisión Federal de Comercio (FTC, por su sigla en inglés), la agencia nacional de protección del consumidor, advierte que las firmas involucradas en esta estafa prometen alivio, pero generalmente no cumplen sus promesas. De hecho, muchas de estas firmas no emplean abogados calificados ni entablan los casos de los propietarios, y suelen dejar a sus clientes en una situación financiera aún peor.

Cómo funciona la estafa

Las firmas promocionan sus servicios enviando ofrecimientos a través del sistema de correo directo a propietarios de vivienda que están atrasados con el pago de las cuotas de sus hipotecas, que están en mora o que enfrentan una ejecución hipotecaria. Las firmas cobran cargos por adelantado cuyos montos varían entre unos pocos miles de dólares hasta $10,000; les hacen creer falsamente a los propietarios que si se juntan con otras personas que están en circunstancias similares para demandar a sus respectivos prestadores hipotecarios, pueden detener sus ejecuciones hipotecarias, reducir el monto de los saldos o las tasas de interés de sus préstamos, obtener dinero por daños, y que incluso pueden llegar  a escriturar el título de propiedad de sus casas, liberándose de las deudas de sus hipotecas. Las demandas conjuntas en masa no son demandas judiciales colectivas o de clase. ¿Cuál es la diferencia? En una acción colectiva o de clase, la mayoría de los miembros del grupo demandante no tiene que pagar honorarios legales por adelantado.

Los estafadores oportunistas que promocionan las demandas conjuntas en masa suelen decir que tienen un abogado que trabaja para ellos. Pero es probable que ese abogado no esté revisando el expediente de cada uno de los propietarios, y posiblemente tampoco tenga la licencia necesaria para ejercer la profesión en el estado de residencia del dueño de casa. De hecho, un reciente caso entablado por la FTC se enfocó en un grupo de consumidores que respondieron a los ofrecimientos de correo directo de los estafadores, y que recibieron asesoría legal de parte de agentes de venta – no de abogados. Presuntamente, los agentes de ventas efectuaron declaraciones engañosas sobre su experiencia y brindaron asesoramiento legal inexacto sobre los probables resultados de las demandas conjuntas en masa.

Cómo encontrar ayuda legítima

Aunque ya haya comenzado el proceso de ejecución hipotecaria, la FTC y sus colegas encargados de velar por el cumplimiento de la ley dicen que existen opciones legítimas que usted debería explorar para tratar de salvar su casa.

Los expertos en temas de vivienda dicen que cuando usted se atrasa con el pago de las cuotas de su hipoteca, lo más importante es mantener la comunicación con su prestador. Si está teniendo problemas para pagar su hipoteca, o si ya recibió un aviso de ejecución hipotecaria, comuníquese inmediatamente con su prestador o con el administrador de su préstamo. Tal vez pueda negociar un nuevo programa de pago.

Si opta por tomar una acción legal contra su prestador, la FTC le recomienda lo siguiente:

  • Consiga el nombre(s) del abogado(s) que lo representará. Verifique la reputación del o de los abogados en el colegio de abogados estatal. Pregunte: ¿Tienen licencia expedida por su estado de residencia? ¿Han sido pasibles de acciones disciplinarias? En el sitio web de la National Organization of Bar Counsel puede encontrar enlaces con el colegio o asociación de abogados de su estado.
  • Pregunte a sus familiares, amigos y demás personas en las que confía si conocen a algún abogado con probados antecedentes en ayudar a propietarios de vivienda con ejecuciones hipotecarias.
  • Pida hablar directamente con el abogado.
  • Pregúntele al abogado cuántos casos relacionados con hipotecas ha entablado y gestionado durante el juicio o el acuerdo resolutorio. Consiga las pruebas: Pida copias de las alegaciones y de artículos publicados en las noticias sobre el éxito de sus gestiones.
  • Obtenga información específica sobre el trabajo que hará para usted el abogado o la firma, incluyendo el costo de los servicios y el programa de pago. Pida que le entreguen esta información por escrito.
  • Manténgase alejado de los abogados que le hagan grandes promesas o que le garanticen el resultado de su caso. Un abogado honesto no garantiza resultados, cualesquiera sean sus circunstancias.
  • Manténgase comunicado con su abogado a lo largo del caso. Cree un archivo para registrar sus conversaciones y guardar la correspondencia y papelería.

Para más información

Llame al 1-888-995-HOPE para solicitar asistencia personalizada gratuita a agencias de asesoramiento en temas de vivienda certificadas por el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD, por su sigla en ingles). Esta línea de asistencia – que atiende durante las 24 horas del día los 7 días de la semana – está operada por Homeownership Preservation Foundation, un miembro sin fines de lucro de la Alianza HOPE NOW que está integrada por miembros del mercado de préstamos hipotecarios y agencias de asesoramiento en temas de vivienda certificadas por el HUD. Para recibir orientación gratuita en internet, visite hopenow.com. Para consultar información gratuita sobre el plan del Presidente para ayudar a los propietarios de viviendas, visite makinghomeaffordable.gov.

Cómo reportar el fraude

Si cree que ha estado tratando con un defraudador de ejecuciones hipotecarias, establezca contacto con la FTC y la oficina del Fiscal General de su estado de residencia.

Etiquetas: casa, deudas, ejecución