Contratar a un contratista

Si su familia está creciendo y tiene planes de ampliar su casa, o si simplemente está pensando en instalar nuevas contraventanas para protegerse de las tormentas, el primer paso para hacer un trabajo de remodelación exitoso y satisfactorio en su hogar es encontrar un contratista competente y confiable.

Puede que su casa sea su activo financiero más valioso. Por esta razón, es muy importante que sea cauteloso al momento de contratar a un contratista para que haga trabajos en su casa. Los contratistas que hacen trabajos de mejoras, remodelación, reparación y mantenimiento de casas suelen publicar anuncios en Internet, en periódicos, en revistas y en las Páginas Amarillas, y también en radio y televisión. Sin embargo, no piense que un anuncio es un indicador de la calidad del trabajo del contratista. Su mejor apuesta es verificarlo con casos reales a través de la experiencia de conocidos, amigos, vecinos o colegas de trabajo que hayan hecho trabajos de mejoras en sus casas. Pida presupuestos escritos en varias firmas. Pida explicaciones sobre las variaciones de los precios. No elija automáticamente la oferta más baja.

Profesionales de remodelación de viviendas

Dependiendo del tamaño y complejidad de su proyecto, usted puede optar por trabajar con varios tipos de profesionales:

  • Los contratistas generales se ocupan de todos los aspectos de su proyecto, incluyendo la contratación y supervisión de los subcontratistas, la obtención de permisos de construcción o edificación, y la programación de las inspecciones, y también trabajan con arquitectos y diseñadores.
  • Los contratistas especializados instalan productos o componentes particulares, como por ejemplo gabinetes o armarios y artefactos para baños.
  • Los arquitectos diseñan casas, ampliaciones y renovaciones o remodelaciones importantes. Si su proyecto incluye cambios estructurales es conveniente que considere contratar a un arquitecto especializado en remodelación de casas.
  • Los diseñadores se especializan en áreas específicas de la casa, por ejemplo, cocinas y baños.
  • Los contratistas de diseño/construcción proveen servicios completos. Supervisan su proyecto desde el principio hasta el final. Algunas firmas ofrecen los servicios de un arquitecto, otras compañías tienen diseñadores certificados.

Evite que lo estafen

No todos los contratistas operan dentro del marco de la ley. Veamos una lista de algunos de los indicios de potenciales estafas. Un contratista de dudosa reputación:

  • Ofrece sus servicios puerta por puerta.
  • Le ofrece descuentos si usted le consigue otros clientes.
  • Acaso le hayan sobrado algunos materiales de un trabajo previo.
  • Únicamente acepta pagos en efectivo.
  • Le pide a usted que tramite los permisos de construcción obligatorios.
  • No figura en la guía telefónica comercial de su localidad.
  • Le dice que su trabajo será una “demostración”.
  • Lo presiona para que tome una decisión inmediata.
  • Ofrece garantías por períodos excesivamente largos.
  • Le pide que le pague la totalidad del trabajo por adelantado.
  • Le sugiere que tome un préstamo en una entidad o prestador que él le recomienda. Si no tiene cuidado, usted puede perder su casa a través de una estafa de préstamo para remodelación de viviendas.

Cómo contratar a un contratista

Entreviste a cada uno de los contratistas que esté considerando. Éstas son algunas preguntas para hacer durante la entrevista:

  • ¿Cuánto hace que trabaja en este rubro? Busque una compañía bien establecida y verifique su reputación en su agencia de protección del consumidor donde podrán informarle si registran quejas sin resolver de otros consumidores. Una advertencia: La falta de quejas contra un contratista en particular no significa necesariamente que otros consumidores no hayan tenido problemas. Tal vez haya algunos problemas que todavía no fueron reportados o que el contratista opere bajo varios nombres distintos. También puede verificar la reputación del contratista en Internet. Haga una búsqueda usando el nombre de la compañía junto con las palabras "estafa," "fraude," "engaño."
  • ¿Tiene licencia y está registrado ante la autoridad estatal correspondiente? Muchos estados requieren que los contratistas tengan licencia y esten asegurados, pero no todos. Verifique con el departamento de construcciones o agencia local de protección del consumidor los requerimientos de licencias aplicables en su área.  El procedimiento de otorgamiento de licencias puede variar desde una simple inscripción hasta un detallado proceso de calificaciones. Asimismo, los requerimientos para obtener una licencia en una localidad pueden ser diferentes a los requerimientos aplicables en el resto del estado.  Si en su estado de residencia o localidad hay leyes que regulan el otorgamiento de licencias, pida que le muestren la licencia del contratista y verifique que esté vigente.
  • ¿Cuántos proyectos similares al mío completó durante el año pasado? Pida una lista. Esto lo ayudará a determinar si el contratista está suficientemente familiarizado con proyectos similares al suyo.
  • ¿Hay que pedir un permiso para mi proyecto? En la mayoría de los estados y localidades hay que tramitar permisos para los proyectos de construcción o edificación, incluso para proyectos simples como podría ser la construcción de un patio de tablones de madera. Un contratista competente obtendrá todos los permisos necesarios antes de comenzar a trabajar en su proyecto. Sospeche si el contratista le pide que se ocupe de tramitar el o los permisos. Esto podría significar que el contratista no tiene licencia o que no está debidamente inscripto o registrado conforme a las regulaciones estatales o locales.
  • ¿Puede entregarme una lista de referencias? El contratista debería estar en condiciones de darle los nombres, domicilios y números de teléfono de por lo menos tres clientes con proyectos similares al suyo. Pregúntele a cada uno de estos clientes cuánto tiempo hace que se terminó el proyecto y si puede visitarlo. También dígale al contratista que a usted le gustaría visitar el proyecto de su propia casa a medida que avancen los trabajos.
  • ¿Utilizará subcontratistas para este proyecto? Si es así, dígale que le gustaría conocerlos y asegúrese de que todos tengan una cobertura de seguro vigente y las licencias correspondientes. Pregúnteles también a los subcontratistas si el contratista les ha pagado siempre en fecha. Si el contratista no les paga a los subcontratistas o a otros proveedores de su proyecto estos acreedores podrían establecer lo que en inglés se llama “mechanic's lien” y que es un derecho preferente de retención de cobro sobre el dinero obtenido por la venta de su casa. Esto significa que los subcontratistas y proveedores podrían recurrir a la corte para que lo obliguen a vender su casa y que usted les abone las facturas impagas del proyecto. Protéjase pidiéndole al contratista y a cada uno de los subcontratistas y proveedores que renuncien a este derecho.
  • ¿Qué tipos de seguro tiene? Los contratistas deben tener un seguro de responsabilidad personal, seguro indemnizatorio para los trabajadores y cobertura por daño a la propiedad. Pídale copias de los certificados de seguro y controle que estén vigentes. Evite a los contratistas que no tengan la cobertura de seguro apropiada. De lo contrario, usted será responsable de responder por las lesiones o daños que pudieran ocurrir durante el proyecto.

Verificación de referencias

Hable con algunos de los clientes previos del contratista. Ellos pueden ayudarlo a decidir si un contratista en particular es el indicado para su proyecto. Usted puede preguntar:

  • ¿Puedo visitar su casa para ver el trabajo terminado?
  • ¿Quedó conforme con el proyecto? ¿Se terminó dentro del tiempo previsto?
  • ¿El contratista lo mantuvo informado sobre los avances del proyecto y cualquier problema que se hubiera presentado durante el mismo?
  • ¿Hubo costos inesperados? Si la respuesta es afirmativa, ¿cuáles fueron esos costos?
  • ¿Los trabajadores eran puntuales? ¿Hacían la limpieza después de terminar su trabajo?
  • ¿Recomendaría al contratista?
  • ¿Lo contrataría nuevamente?

Comprenda sus opciones de pago

Usted tiene varias opciones de pago para la mayoría de los proyectos de mejoras, remodelación, mantenimiento y reparación. Por ejemplo, usted puede obtener su propio préstamo o pedirle al contratista que haga los arreglos para financiar proyectos más importantes. Para los proyectos más pequeños, lo más conveniente es pagar con cheque o tarjeta de crédito. Evite pagar en efectivo. Cualquiera sea la opción de pago que escoja, asegúrese de tener un plan de pagos razonable y una tasa de interés justa. Estas son algunas recomendaciones adicionales:

  • Trate de limitar el monto del pago inicial. Algunas leyes estatales limitan la cantidad de dinero que puede exigirle un contratista en concepto de pago inicial. Establezca contacto con la agencia de protección del consumidor estatal o local para averiguar cuál es la ley aplicable en su área.
  • Durante el transcurso del proyecto, trate de ir pagando sobre la base de una cantidad definida de trabajos terminados. De esta manera, si el trabajo no se cumple de acuerdo a lo programado, usted también puede demorar los pagos.
  • No haga el pago final ni firme una declaración jurada de descargo o desvinculación final hasta que esté conforme con la calidad del trabajo y le conste que el contratista les pagó a los subcontratistas y a los proveedores. Los subcontratistas y/o proveedores podrían hacer valer su derecho preferente de cobro establecido por ley estatal y recurrir a la corte para satisfacer el pago de sus facturas impagas. Establezca contacto con la agencia local de protección del consumidor para que le expliquen cuál es la legislación vigente en su lugar de residencia.
  • Algunas leyes estatales o locales establecen límites para los montos que superen el costo estipulado en el presupuesto, a menos que usted haya aprobado el aumento del presupuesto inicial. Verifíquelo en la agencia local de protección del consumidor.
  • Si surge algún problema con mercaderías o servicios cargados a su tarjeta de crédito y si usted hizo un esfuerzo de buena fe para resolver el problema con el vendedor, usted tiene derecho a retener el pago por el monto de esas mercaderías o servicios. Usted puede retener el pago hasta una suma equivalente al monto del crédito pendiente de la compra, más cualquier cargo financiero o cargo relacionado con esa compra.

La estafa del préstamo para “remodelar su hogar”

Un contratista lo llama o golpea a su puerta y le ofrece instalarle un techo nuevo o remodelar su cocina a un precio que a usted le parece razonable. Usted le dice que está interesado pero que no puede pagarlo. Entonces el contratista le dice que no hay problema – él puede hacer los arreglos a través de un prestador conocido. Usted acepta el proyecto y el contratista comienza a trabajar. En algún momento, después que el contratista empieza a trabajar en su casa, le piden que firme un montón de papeles. Los papeles pueden estar en blanco, o tal vez el prestador lo apure a firmar antes de darle tiempo de leer lo que le entregaron. Usted firma. Más tarde se da cuenta de que los papeles que firmó son los documentos de un préstamo con garantía hipotecaria. La tasa de interés, los puntos y los cargos parecen ser muy altos. Y lo que es aún peor: el trabajo que el contratista hizo en su casa está incompleto o está mal hecho, y el contratista, que posiblemente ya haya recibido el pago de parte del prestador, tiene poco interés en completar su trabajo a su satisfacción.

Usted puede protegerse contra las prácticas de préstamo inapropiadas. ¿Cómo?

Ponga en práctica estos NO:

  • No acepte un préstamo con garantía hipotecaria si usted no tiene suficientes ingresos para afrontar los pagos mensuales.
  • No firme ningún documento que no haya leído ni ningún documento con espacios en blanco que puedan completarse después.
  • No se deje presionar para firmar un documento.
  • No escriture su propiedad a nombre de ninguna otra persona. Primero consulte a un abogado, un familiar informado o alguien de su confianza.
  • No acepte financiar el trabajo a través de su contratista sin comparar previamente los términos del préstamo con los de otros prestadores o entidades de préstamo.

Pida que le entreguen un contrato escrito

Los requisitos contractuales varían de acuerdo al estado. Aunque en su estado no sea obligatorio, pida que le entreguen un contrato escrito. En el contrato se detalla claramente el costo y los quién, qué, dónde y cuándo de su proyecto. El contrato debe de ser claro, conciso y completo. Antes de firmar un contrato, fíjese que contenga:

  • El nombre, domicilio y teléfono del contratista, y el número de la licencia, si corresponde.
  • El plan de pagos del contratista, subcontratistas y de los proveedores.
  • Una fecha estimada de comienzo y finalización de los trabajos.
  • La obligación del contratista de obtener todos los permisos necesarios.
  • Cómo se manejarán las órdenes de cambio. Una orden de cambio – bastante común en la mayoría de los trabajos de remodelación – es su autorización escrita para que el contratista haga cambios o agregados al trabajo descrito en el contrato original. Estas órdenes podrían afectar la duración y el costo del proyecto. Los contratistas suelen exigir un pago por las órdenes de cambio antes de comenzar el trabajo.
  • Una lista detallada de todos los materiales incluyendo el color, modelo, tamaño y nombre de la marca y producto.
  • Las garantías que cubren los materiales y la mano de obra. En el contrato se deben identificar los nombres y domicilios de los terceros que respalden las garantías – contratista, distribuidor o fabricante. También se debe detallar la duración del período de garantía y cualquier limitación aplicable.
  • Lo que el contratista hará y lo que no hará. Por ejemplo ¿en el precio está incluido el costo de la limpieza del lugar de la obra y de la recolección de los escombros y basura? Pida que le incluyan en el contrato una "broom clause", es decir una cláusula que establezca la limpieza del lugar de trabajo. Esta cláusula responsabiliza al contratista por todo el trabajo de limpieza, incluyendo la limpieza de manchas y goteos de materiales.
  • Las promesas efectuadas verbalmente también se deben agregar al contrato escrito.
  • Una declaración escrita de su derecho de cancelación del contrato dentro de los tres días hábiles en caso que haya firmado el contrato en su casa o en un lugar que no sea el domicilio comercial permanente del vendedor. Durante la transacción de venta, el vendedor (contratista) debe entregarle dos copias del formulario de cancelación (una para que la conserve y la otra para enviarla a la compañía) y una copia de su contrato o recibo. El contrato o recibo debe indicar la fecha, nombre y domicilio del vendedor y explicar su derecho de cancelación.

Mantenga registros del proyecto

Guarde toda la papelería relacionada con su proyecto en un solo lugar. Incluyendo las copias de su contrato, órdenes de cambio y la correspondencia con los profesionales a cargo de los trabajos de remodelación de su vivienda. Cree una planilla para registrar todas las llamadas telefónicas, conversaciones y actividades. Es posible que también desee tomar fotografías a medida que vayan avanzando los trabajos. Estos registros le serán muy útiles si surgen problemas con su proyecto – durante o cuando se termine la construcción.

Lista de verificación del trabajo terminado

Antes de hacer el último pago, utilice la siguiente lista de verificación para confirmar que el trabajo esté debidamente terminado.

  • Todos los trabajos cumplen con los estándares detallados en el contrato.
  • Posee todas las garantías escritas de los materiales y de la mano de obra.
  • Tiene la documentación donde consta que el contratista les pagó a todos los subcontratistas y proveedores.
  • El lugar de trabajo quedó limpio y se retiraron todos los sobrantes de material, las herramientas y equipos de trabajo.
  • Inspeccionó y aprobó todo el trabajo terminado.

Dónde presentar una queja

Si tiene problemas con el proyecto de mejoras, remodelación o refacción de su casa, primero trate de resolverlo con el contratista. Muchas disputas pueden resolverse a este nivel. Haga un seguimiento de cada conversación telefónica por carta certificada. Pida un acuse de recibo. Conserve el recibo porque es el comprobante de que la compañía recibió su carta.

Si no puede resolver el problema con el contratista, considere la posibilidad de establecer contacto con las siguientes organizaciones donde podrán brindarle información y ayuda adicional:

  • Oficinas de protección del consumidor estatales y locales.
  • Asociación de constructores estatal o local.
  • Reporteros que se ocupan de temas relacionados con los consumidores. Consulte los datos de contacto en el periódico de su localidad y en las estaciones locales de radio y televisión.
  • Programas locales de resolución de disputas.

Para más información

National Association of Home Builders

Etiquetas: casa