Información para los cosignatarios de préstamos

¿Qué haría usted si un amigo o familiar que está por tomar un préstamo le pide que sea su cosignatario? Antes de decir que sí, piense en las obligaciones que implica ser cosignatario de un préstamo —también llamado cofirmante o codeudor— y el impacto que puede tener en sus propias finanzas y su capacidad de obtener otros créditos. Cuando usted acepta actuar como cosignatario de un préstamo, está asumiendo un riesgo que un prestador no asumirá.

El aviso para el cosignatario

Cuando usted firma un préstamo en carácter de cosignatario o codeudor, el prestador (conocido como el “acreedor”) debe detallar claramente cuáles son sus obligaciones en un documento llamado aviso para el cosignatario en el cual se establece:

  • Que se le está solicitando que garantice la deuda. Piénselo bien antes de firmar. Si el prestatario no paga su deuda, la tendrá que pagar usted. Cerciórese de que estará en condiciones de pagar si tuviera que hacerlo, y piense si realmente quiere aceptar esa responsabilidad.
  • Que si el prestatario no paga, usted puede tener que pagar la suma total de la deuda. Es probable que también tenga que pagar los cargos por atraso de pago o los gastos en los que se incurra por las gestiones de cobranza de la deuda, todo lo cual aumenta la suma a pagar.
  • Que el acreedor puede cobrarle la deuda sin tener que tratar de cobrársela primero al prestatario*. El acreedor puede usar contra usted los mismos métodos de cobranza que usaría contra el prestatario, por ejemplo, demandarlo o embargarle el salario. Si alguna vez se establece el incumplimiento de pago de la deuda, ese hecho podría reportarse a su propio informe de crédito.
  • Que este aviso es una notificación y no obra como un contrato que lo responsabiliza por el pago de la deuda.

*La aplicabilidad de este punto depende de la legislación vigente en su estado, por lo tanto podría no ser aplicable. Si la ley estatal prohíbe que el acreedor le cobre al cosignatario sin tratar de cobrarle primero al deudor principal, entonces, se puede eliminar u omitir esta frase en el aviso.

Antes de firmar como codeudor

A pesar de los riesgos que implica ser el cosignatario o cofirmante de un préstamo, puede que alguna vez quiera hacerlo. Por ejemplo, su hijo podría necesitar su firma para sacar su primer préstamo, o un amigo cercano podría necesitar su ayuda. Antes de firmar, considere el impacto que podría tener sobre su bienestar financiero.

  • ¿Está en condiciones de asumir el pago del préstamo? Si le piden que pague y usted no puede, lo podrían demandar o podría tener consecuencias negativas para su puntaje de crédito.
  • Aunque no le pidan que repague la deuda, la responsabilidad asumida por ese préstamo puede restringir su posibilidad de conseguir otro crédito. Los otorgantes de crédito considerarán el monto del préstamo que usted firmó como codeudor como una de sus obligaciones de crédito.
  • Antes de comprometer bienes de su propiedad para garantizar el préstamo, como por ejemplo su carro, muebles o joyas, cerciórese de entender cuáles son las consecuencias. Si el prestatario no paga, usted podría perder sus bienes.
  • Pídale al prestador que le calcule el monto de dinero que podría tener que pagar si el prestatario no lo hace. El prestador no tienen obligación de hacerle este cálculo, pero tal vez lo haga si usted se lo pide. Además, usted puede tratar de negociar los términos específicos de su obligación de pago. Por ejemplo, puede limitar su responsabilidad de pago al monto principal del préstamo, y excluir los cargos por atrasos, costas judiciales u honorarios de abogados. En dicho caso —antes de firmar— pídale al prestador que incluya una cláusula en el contrato con un texto que diga algo similar a: “En caso de incumplimiento de pago, el cosignatario solamente será considerado responsable de abonar el saldo del monto principal de este préstamo al momento de la mora”.
  • Pídale al prestador que se comprometa a notificarlo por escrito cuando el prestatario omita un pago o cuando los términos del préstamo sufran algún cambio. De este modo, tendrá tiempo para resolver el problema o pagar las cuotas atrasadas sin tener que devolver la suma total inmediatamente.
  • Si usted está firmando como codeudor de una compra, cerciórese de que le entreguen copias de todos los papeles importantes, como el contrato de préstamo, el documento informativo establecido por la Ley de Veracidad en las Operaciones de Préstamo, y las garantías. Si surge una disputa entre el prestatario y el vendedor, usted puede necesitar estos documentos. El prestador no está obligado a entregarle estos papeles, pero usted puede pedirle copias al prestatario.
  • Consulte las leyes aplicables en su estado para saber si tiene otros derechos como codeudor.
Etiquetas: cosign, préstamo