¿Plan de descuento o seguro de salud?

¿Está buscando un seguro de salud? Asegúrese de que es eso lo que está comprando, o podría quedarse atrapado bajo una pila de facturas de gastos médicos y sin recursos para pagarlas.

Hay comerciantes deshonestos que aparentan estar vendiendo un seguro de salud accesible, cuando en realidad están vendiendo un plan de descuentos médicos. Para algunas personas, los planes de descuentos médicos pueden ser una manera de ahorrar dinero en los costos de atención de la salud, pero un plan de descuentos no es un seguro de salud y no lo sustituye.

Seguro de salud versus planes de descuentos

Si usted compra un seguro de salud, por lo general ese seguro le cubre una amplia gama de servicios y le paga una parte de las facturas de sus gastos médicos a usted o a su prestador de servicios de salud.

Con un plan de descuentos médicos, usted generalmente paga un cargo o cuota mensual para obtener descuentos en servicios o productos específicos de una lista de prestadores que participan en el plan. Los planes de descuentos médicos no pagan sus costos de atención de la salud.

Estafas de descuentos médicos

Aunque hay algunos planes de descuentos médicos que ofrecen descuentos legítimos, hay otros que ofrecen muy poco a cambio de lo que le cobran a la gente. Los comerciantes deshonestos a veces tratan de hacerle creer que le están vendiendo un seguro de salud, o mienten respecto a lo que realmente ofrecen sus planes. Estas son algunas maneras de estar seguro de que no lo atrapen con una estafa de planes de descuentos médicos:

Cuidado con los descuentos de "hasta" cierto porcentaje

“¡Descuentos de hasta un 70%!” — ¿pero con cuánta frecuencia podrá ahorrar ese porcentaje? Usualmente, el porcentaje que se ahorra con los planes de descuentos es mucho menor. Cuando usted toma en consideración el valor de las primas mensuales de un plan y los gastos de inscripción, el “descuento” tal vez termine siendo igual a cero. Aún más, si usted no tiene un seguro de salud y se le presenta un problema de salud grave o una emergencia, usted tendrá que cubrir la mayor parte o todas las facturas.

Confirme los detalles

Un plan de descuentos médicos no es un sustituto de un seguro de salud. Pero si usted está interesado en un plan de descuentos, fíjese si sus médicos participan en ese plan. Antes de inscribirse o pagar por un plan de descuentos llame a sus prestadores médicos y también a los que figuran en la lista del plan. Algunos promotores deshonestos pueden decirle que hay algunos médicos locales en particular que participan en el plan cuando en realidad no es cierto, o podrían enviarle listas desactualizadas. Verifique todo lo que le digan, y antes de inscribirse en un plan de descuentos pida que le entreguen todos los detalles por escrito.

No se inscriba de inmediato

Los promotores que ofrecen planes de descuentos legítimos deberían mostrarse dispuestos a entregarle información por escrito y darle la posibilidad de verificar lo que le hayan dicho antes de inscribirlo. La presión para inscribirlo rápidamente en una “oferta especial”, o arriesgase a perder la oportunidad, es una pista que indica que usted tiene que decir “no, gracias”.

Algunas promociones andan en busca de su información

Lamentablemente, los ladrones de identidad también se esconden detrás de las promociones de venta de planes de descuentos médicos y seguros de salud para conseguir su información personal. No le dé su información financiera a alguien que lo llame inesperadamente o sin verificar previamente su reputación. Puede verificar la reputación de la compañía en la oficina del departamento de seguros de su estado, en la oficina de su Fiscal General estatal, en la sede local de Better Business Bureau, e incluso ingresando el nombre de la compañía en un motor de búsqueda de internet junto con la palabra “complaints” o “scams” para enterarse de lo que opinan otras personas, si hace la búsqueda en español, ingrese la palabra "quejas" o "estafas".

Cómo verificar los planes

La idea en la que se basan los planes de descuentos médicos — también conocidos como programas de descuentos de atención médica — es que usted se ahorrará dinero en los productos y servicios que no le cubre su seguro, como los servicios odontológicos, de la vista y la audición, o quiroprácticos. Alguna gente obtiene programas de descuentos automáticamente a través de su compañía de seguro médico.

En muchos estados, los programas de descuentos médicos deben obtener una licencia o deben registrarse. En la oficina del comisionado de seguros de su estado le pueden informar si un plan de descuentos médicos — o un plan de seguro de salud  — tiene licencia para operar en su estado,  y tal vez puedan alertarlo sobre la existencia de una estafa. Busque la información de contacto en naic.org o en consumeraction.gov.

Reporte las estafas

Si ha sido víctima de una estafa de descuentos médicos, repórtela a la FTC en ftc.gov/queja.

Etiquetas: salud, seguro médico