Invertiendo en monedas de colección

Si está pensando en comprar monedas de colección como una forma de inversión, la Comisión Federal de Comercio (FTC, por su sigla en inglés), la agencia nacional de protección del consumidor, tiene una recomendación para usted de sólo tres palabras: investigue, investigue, investigue. De hecho, la agencia dice que todos los potenciales inversores deberían invertir el tiempo necesario para investigar las monedas, los tasadores que las valúan y los agentes que las venden.

Las monedas de colección tienen algún valor histórico o estético para los coleccionistas. El valor de muchas monedas de colección excede su valor de fundición porque el contenido de metal precioso es demasiado bajo. Los coleccionistas de monedas se refieren a este valor de colección como el valor numismático y dicen que este valor está determinado por factores tales como el tipo de moneda, el año en que fue acuñada, el lugar donde se acuñó y su condición – o “tasación”. 

Los agentes de compraventa de monedas de colección suelen usar servicios profesionales para tasar las monedas valiosas. Un tasador examina la condición de la moneda basándose en un conjunto de criterios. Luego, el tasador le asigna una calificación numérica dentro de una escala que va de 1 a 70, y la coloca dentro de un sobre de plástico de protección. Pero hay algunos otros factores considerados en la tasación, como el “aspecto general” y el “atractivo visual”, que son subjetivos, y la calificación asignada a una moneda en particular puede variar entre diferentes agentes de venta. Además, la más ínfima diferencia entre las calificaciones puede significar una gran diferencia en el valor o precio de una moneda. Una diferencia de un punto en la calificación de una misma moneda puede implicar la pérdida o ganancia de miles de dólares. La subjetividad de la tasación significa que existe un riesgo real que es inherente a la inversión en monedas.

Piense que es posible que para poder hacer una diferencia a su favor tendrá que mantener su inversión – conservar la moneda – por un mínimo de 10 años. Esto se debe a que los agentes generalmente venden las monedas de colección con un margen de ganancia. Así se ganan su dinero. Además, el mercado de monedas numismáticas puede ser diferente al mercado de lingotes, barras o monedas de metales preciosos para inversión. Es posible que el precio del oro pueda subir, en tanto que el valor de una moneda numismática puede bajar.

Investigue antes de invertir

Si está pensando en invertir en monedas de colección, tómese su tiempo para familiarizarse con el tema.  

  • Pregunte el valor de la moneda fundida – el valor básico e intrínseco de la moneda si se fundiera y vendiese como metal al peso. Se puede consultar el valor de fundición de casi todas las monedas de metales preciosos y monedas de colección en numerosas fuentes de información.
  •  Lea revistas especializadas para verificar el valor de las monedas en el mercado mayorista. Tenga presente que para que el agente pueda obtener una ganancia, generalmente vende las monedas de colección con una prima o margen de ganancia por encima del precio mayorista. Puede consultar listados actualizados de los valores mayoristas en revistas especializadas como Coin Dealer Newsletter y Certified Coin Dealer Newsletter.
  • Tenga en claro la comisión o cargos que le está cobrando el agente de compraventa.
  • Examine las monedas personalmente. Es difícil, si no imposible, tomar una decisión práctica sobre la compra de una moneda en particular basándose en la imagen de una foto o en una conversación con el vendedor.
  • Averigüe la calificación o tasación de la moneda. Si un profesional tasó la moneda, verifique la reputación del servicio que hizo la tasación. ¿Es un servicio de tasación independiente? ¿Cuál es su reputación dentro del sector? Los dos servicios comúnmente utilizados por los agentes son Professional Coin Grading Service (PCGS) y Numismatic Guaranty Corporation (NGC). Si sospecha que la calificación de una moneda es falsa o está adulterada, verifique el número de serie que figura en el estuche de la moneda o en el documento de calificación. La mayoría de los tasadores legítimos le asignan un número de serie a cada moneda para que los compradores puedan verificar la calificación por su cuenta. Puede verificar el número de serie en internet o por teléfono.
  • Busque una segunda opinión sobre la calificación y el valor de tasación de la moneda que está pensando comprar para reconfirmar la validez de la calificación.
  • Pida una copia escrita de la política de devolución. Muchos agentes de buena reputación les ofrecen a sus clientes un período para devolver las monedas si no están conformes con la compra. Lo usual es un plazo de catorce días.
  • Consulte acerca de las políticas de recompra porque no todos los agentes tienen las mismas normas. Algunos pueden volver a comprarle su moneda si está en las mismas condiciones que estaba cuando usted la compró. Hay otros agentes que también le recomprarán la moneda, pero le cobrarán una comisión. Otros agentes tal vez sólo le ofrezcan una nota de crédito para que usted les compre algún otro producto.
  • Considere las implicancias relacionadas con los impuestos. El Servicio de Impuestos Internos (IRS) clasifica determinados productos de oro como artículos de colección. La ganancia producida por la venta de los artículos de colección puede estar sujeta a un impuesto con una alícuota más alta que otras inversiones. Para más información, visite el sitio de internet del Servicio de Impuestos Internos o consulte a un contador público certificado.
  • Verifique la reputación del agente de compraventa de monedas ingresando el nombre en un motor de búsqueda en internet. Lea los comentarios de las demás personas para enterarse de sus experiencias con la compañía. En lo posible, trate de comunicarse con el vendedor por teléfono o personalmente para aclarar los detalles de la inversión. Además, establezca contacto con el Fiscal General de su estado (en inglés) y con la 

    agencia local de protección del consumidor. Es conveniente hacer esta clase de averiguaciones en la localidad donde está situada la compañía, pero tenga en cuenta que no siempre es un método infalible: puede que no haya transcurrido el tiempo suficiente para que alguien se haya dado cuenta de que lo estafaron, o que sea demasiado pronto para que un damnificado haya presentado un reclamo ante las autoridades.

Recomendaciones para evitar estafas

Las estafas con monedas de colección generalmente involucran declaraciones falsas respecto de la calificación, tasación, valor actual u opciones de recompra.

Declaraciones falsas sobre la tasación de las monedas – Con frecuencia, los vendedores inescrupulosos de monedas de colección inflan la calificación o tasación de sus monedas. Algunos agentes tasan sus monedas en su propio negocio o por medio de servicios de calificación de dudosa reputación. Otros crean documentos de calificación falsificados o colocan monedas con calificaciones más bajas dentro de estuches con etiquetas que indican una calificación más alta. Si le parece que el estuche de la moneda fue abierto, o tiene la sospecha de que los documentos están alterados, o si un agente de venta no le muestra los documentos de calificación de sus monedas, o no le deja examinar el estuche de la moneda antes de comprarla, aléjese y guárdese el dinero en su bolsillo.

Declaraciones falsas sobre el valor real – Algunos agentes califican sus monedas con precisión, pero las sobrevalúan o confunden a sus clientes respecto de su valor real. Por ejemplo, un agente puede cobrar $5,000 por una moneda de oro Indian de una denominación de $10 que está correctamente calificada como tal, aunque el valor del mercado minorista real de esa moneda pueda ser de $1,750.

Declaraciones falsas sobre opciones de recompra – Muchos vendedores de monedas de colección ofrecen opciones de “recompra” para darles a los compradores una sensación de seguridad en sus inversiones. Los vendedores deshonestos no cumplen la opción de recompra, o no le informan las comisiones o cargos relacionados con esta opción. Si así fuera, usted puede descubrir que sus verdaderas opciones son quedarse con sus monedas o venderlas a pérdida en el mercado abierto.

Glosario del oro

Precio de oferta para la venta / Ask Price: El precio de venta ofrecido por un agente de compraventa.

Precio de compra / Bid Price: El precio que paga un agente de compraventa por barras, lingotes o monedas de metales preciosos.

Lingotes, barras y monedas de metales preciosos / Bullion: Metales preciosos, como platino, oro o plata en forma de barras, lingotes u otros formatos de acopio. Las monedas de metales preciosos acuñadas con propósitos de inversión también están fabricadas con estos metales.

Moneda de colección, moneda histórica o moneda numismática / Collector Coin, Historic Coin or Numismatic Coin: Una moneda cuyo valor se basa en su peculiaridad, demanda, condición y acuñación; de hecho, estas monedas pueden tener un valor superior al valor de su contenido metálico.

Valor de fundición / Melt Value: El valor básico e intrínseco de una moneda si se fundiera y vendiese como metal al peso.

Prima / Premium: El monto que se marca por encima del valor de mercado de una moneda, lingote o barra de oro respecto del precio real según su contenido de oro. El vendedor puede recuperar parte de la prima en la operación de reventa.

Precio de entrega inmediata / Spot Price: El precio vigente en el mercado físico para la entrega inmediata de un producto de oro; a veces también se lo denomina precio al contado.

Margen / Spread: La diferencia entre el precio de compra y el precio de venta.

Onza Troy / Troy Ounce: La unidad de peso de los metales preciosos. Una onza troy equivale a 480 granos, 1.09711 onzas o 31.103 gramos de oro u otro metal precioso.

Etiquetas: invertir, oro, plata

También le podría interesar