Evitando las estafas

Esta es la época de exámenes, de graduaciones, y de darle a tu vida un enfoque renovado con vistas al futuro. Pero cuando tiene que ver con administrar las finanzas, todos tienen la posibilidad de probarse como el mejor de la clase. La Comisión Federal de Comercio (Federal Trade Commission, FTC) la agencia nacional de protección del consumidor, le aconseja a los estudiantes y los graduados estas 10 simples recomendaciones para exprimir hasta el último centavo tu dinero:

  1. Considera inscribirte en el Registro Nacional No Llame (National Do Not Call Registry). Aunque tus padres no lo puedan creer, algunas veces no tienes ganas de hablar por teléfono — especialmente cuando te llama un extraño para venderte alguna cosa que no te interesa. Visita en Internet donotcall.gov e inscribe tu número telefónico en el Registro Nacional No Llame
  2. Mantente alejado de las “garantías” para obtener becas. Los grupos reputados no cobran dinero para darte información sobre becas. Esquiva a aquellos que te “garanticen” ayuda financiera para pagar los costos de tus estudios universitarios o escuelas de oficios — especialmente si te vienen con el cuento de que les pagues antes de darte la información. 
  3. No compres productos ilusorios para adelgazar. El índice de la buena salud no está escrito en los números de la balanza sino en el hecho de cultivar una actitud positiva, disfrutar de una variedad de comidas y mantenerte activo y en forma. Muéstrale tu mejor cara de indiferencia a los productos que te prometan una pérdida de peso fácil y sin esfuerzo y concéntrate en cultivar hábitos saludables que te acompañen a lo largo de tu vida. 
  4. Manten tu información personal, guardada. Durante los últimos cinco años, más de 27 millones de estadounidenses han sido víctimas del robo de identidad, entre ellos, muchos estudiantes. Protege tus contraseñas, resguarda el número de tu tarjeta de crédito, destruye la papelería que contenga información personal y no dejes tu correo tirado por ahí tentando a un potencial ladrón de identidad. 
  5. Entiende bien el concepto del crédito. El crédito es mucho más que una tarjeta de plástico. Es tu futuro financiero. Antes de poner tu firma en la línea de puntos, asegúrate de entender qué es el crédito. ¿Y te acuerdas de aquel “registro permanente” sobre el que te advertían hasta el cansancio tus maestros? Es verdad, existe y se llama informe crediticio. Los pagos atrasados de hoy volverán a tu encuentro cuando intentes comprar un carro, conseguir un apartamento y hasta cuando busques un empleo. Cuando ya hayas establecido tu crédito, pide una copia gratuita de tu informe crediticio una vez por año, lo puedes hacer en línea visitando en Internet www.annualcreditreport.com
  6. Si decides compartir archivos electrónicos con tus compañeros (peer-to-peer file sharing, P2P), hazlo con cuidado. El uso compartido de archivos con tus compañeros puede estar abriéndole la puerta a contenidos indeseados, spyware y también a los virus. Si decides utilizar un software de uso compartido, instálalo con cuidado. De lo contrario, puedes estar abriendo la puerta a extraños para que accedan archivos que deseas compartir y también para que se metan en toda la otra información que tengas almacenada en el disco duro de tu computadora, como por ejemplo tu correo electrónico y documentos personales. Recuerda que compartir música u otros pasatiempos electrónicos con derechos reservados vía P2P puede sumergirte en problemas legales. 
  7. Las estafas de viajes descalabran las vacaciones de primavera. ¿Quién no está soñando con pasar las vacaciones de primavera en un clima más soleado? Mucho ojo, ya que hay sombríos vendedores que se lanzan sobre los estudiantes que están a la pesca de vacaciones de bajo costo. Antes de salir para el aeropuerto con el protector solar en la mochila y la tabla de barrenar bajo el brazo, revisa el paquete turístico atentamente e investiga al operador de viajes. Lea más consejos en Recomendaciones para viajar.
  8. Los pescadores de información personal tiran anzuelos cargados de estafas. Todos los hemos visto — e-mails que dicen provenir de tu banco o Proveedor de Servicio de Internet (ISP) que te piden que “verifiques” tu número de tarjeta de crédito o cuenta bancaria. Esto se llama “phishing” o pesca de información, por lo tanto, no muerdas el anzuelo. Nunca des información personal en respuesta a un e-mail. Cuando tengas dudas, verifícalo llamando directamente a la compañía. Visite www.onguardonline.gov para aprender más.
  9. Algunos servicios de empleo estafan a sus clientes. Existen servicios de colocación de empleo que operan de buena fe y que pueden ayudarte a lanzarte a la carrera de tus sueños. Y también existen compañías tramposas cuyo único negocio es sacarte tu dinero. Antes de pagarle por adelantado a cualquiera que te ofrezca conseguir un trabajo, verifica con quién estás tratando. 
  10. Haz preguntas. Haz la tarea. Haz escuchar tu voz. Antes de gastar el dinero que tanto te ha costado ganar, haz preguntas y haz tu tarea. Ftc.gov/espanol es uno de los lugares donde puedes encontrar buena información para consumidores. Pero si algo sale mal y no puedes resolver tus problemas, hazte escuchar. Denuncia el fraude y las prácticas engañosas presentando una queja en línea ante la FTC. Esta es una manera de ayudar a terminar con las trampa. 

Anteriormente, este artículo se llamaba Cómo ser el mejor de la clase.

También le podría interesar