Fraude telefónico de Jamaica enfocado en consumidores de Estados Unidos

Algunos telemercaderes fraudulentos con base en Jamaica están llamando a personas que residen en Estados Unidos diciéndoles que se han ganado un sorteo o un premio de una lotería extranjera. La Comisión Federal de Comercio (FTC, por su sigla en inglés), la agencia nacional de protección del consumidor, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EE.UU. (ICE, por su sigla en inglés), y el Departamento de Policía de Jamaica dicen que es probable que la mayoría de estas promociones sean falsas — una triquiñuela para que usted se despida de su dinero — y están trabajando conjuntamente para detener esos fraudes.

Por lo general, estos telemercaderes fraudulentos se identifican como abogados, funcionarios de aduanas o representantes de loterías, y les dicen a las personas que atienden sus llamadas que se han ganado vacaciones, autos o miles — incluso millones — de dólares. Pero antes de recibir sus premios, los supuestos ganadores tienen que pagar los cargos de despacho, seguro, aranceles de aduana o impuestos.

Fraude telefónico transfronterizo

Es fácil comprender por qué los telemercaderes fraudulentos suelen dirigir sus operaciones contra los ciudadanos que están del otro lado de la frontera. Algunos creen que si llaman a ciudadanos que residen en otro país no los atraparán. Dan por supuesto que los funcionarios de seguridad de su país no están interesados en entablar un caso cuando las víctimas residen en otro país. También piensan que los funcionarios que trabajan en el país de residencia de las víctimas no tendrán autoridad para investigar las llamadas fraudulentas efectuadas desde el otro lado de la frontera. Pero las autoridades de Estados Unidos dicen que estas suposiciones son absolutamente equivocadas.

El trabajo conjunto que están realizando las agencias de seguridad de EE.UU. y de Jamaica les están complicando las cosas a los estafadores oportunistas que operan fuera del país para impedirles que sigan adelante con sus triquiñuelas engañosas. Estas organizaciones están cooperando en una iniciativa llamada Project JOLT (Jamaican Operations Linked to Telemarketing), intercambiando información, investigadores y demás recursos; compilando la información de las quejas de los consumidores; y contribuyendo en el trabajo preliminar para entablar un caso, lo cual incluye tareas de vigilancia y entrevistas con las víctimas. Como resultado de esta tarea, se descubren las operaciones de telemercadeo fraudulentas de Jamaica y se las clausura.

Las personas que reportan sus quejas sobre fraude de telemercadeo transfronterizo están suministrando información crucial para sacar del juego a estas operaciones. La FTC ingresa las quejas presentadas por los consumidores a una base de datos segura y herramienta investigativa llamada Red Centinela del Consumidor que es utilizada por cientos de agencias de cumplimiento de las leyes civiles y penales en los Estados Unidos y del extranjero. Si fue víctima de un fraude de telemercadeo de cualquier tipo, repórtele el incidente a la FTC. O llame a la línea gratuita 1-877-FTC-HELP (1-877-382-4357).

Reconozca y reporte el fraude telefónico

Ahora más que nunca, los vendedores telefónicos se están aprovechando de las vulnerabilidades financieras de los consumidores y de la incertidumbre económica. Veamos cómo reconocer las promociones de premios y loterías extranjeras falsas:

Promociones falsas de premios y sorteos

Los telemercaderes fraudulentos suelen “garantizar” que alguien se ha ganado valiosos premios, como vacaciones, autos o importantes sumas de dinero. Pero quieren que usted pague los “cargos” de despacho o envío, impuestos, aranceles de aduana u otros supuestos gastos. Si alguien le pide que pague para entregarle un “premio” o un regalo “gratis”, se trata de una triquiñuela. Posiblemente reciba un regalo barato que vale mucho menos que lo que pagó en concepto de “cargos”, o puede que no reciba nada en absoluto.

Si recibe una llamada inesperada y le dicen “usted es un ganador”:

  • No pague ni un dólar para recibir supuestos premios de un sorteo. Si para recibir su premio tienen que pagar, usted no está ganando nada — está comprando. En los sorteos legítimos no hay que pagar “seguro”, “impuestos” ni “cargos por envío y despacho” para recibir un premio.
  • No suelte su dinero. Los estafadores presionan a las personas para que les giren dinero a través de compañías comerciales de transferencias de dinero porque transferir dinero es lo mismo que enviar dinero en efectivo. Una vez que usted envía el dinero, hay muy pocas probabilidades de que lo recupere. Del mismo modo, resista si le insisten para que envíe un cheque o una orden de pago por un servicio de entrega urgente o mensajería. Los estafadores oportunistas recomiendan estos servicios para poder apropiarse de su dinero antes de que usted se dé cuenta del engaño.
  • Recuerde que los números de teléfono también pueden ser engañosos. Con la tecnología de internet los estafadores pueden simular el código de área desde donde llaman para que usted piense que lo están llamando desde su área local. Pero en realidad podrían estar llamando desde cualquier otro lugar del mundo.

Estafas de loterías extranjeras

Si recibe una llamada y le ofrecen la posibilidad de participar en un sorteo de una lotería extranjera o le dicen que ya se ha ganado el premio de la lotería, es muy probable que se trate de una estafa. Primero, participar en un sorteo de una lotería extranjera está prohibido por la ley federal. Segundo, la mayoría de los operadores de estas estafas no compran los billetes de lotería prometidos. Tercero, hay estafadores que compran los billetes, pero se guardan los números “ganadores” para sí mismos. Por último, estos individuos que lo llaman para ofrecerle participar en un sorteo de lotería usan los números de las cuentas bancaria de sus víctimas para retirar dinero sin autorización o usan los números de las tarjetas de crédito para efectuar cargos.

Si le ofrecen participar en un sorteo de una lotería extranjera, diga no. En lugar de aceptar, recuerde que:

  • Si usted juega a una lotería extranjera — ya sea a través del correo o por teléfono — está infringiendo la legislación federal.
  • Si usted compra un solo billete de una lotería extranjera, espérese a recibir más ofrecimientos falsos de otras loterías o de supuestas “oportunidades” de inversión. Su nombre se incluirá en las llamadas “sucker lists” que son unas listas que compran y venden los telemercaderes fraudulentos que contienen nombres de consumidores previamente engañados.
  • Lo mejor es no darle los números de su cuenta bancaria y tarjeta de crédito a un desconocido. Los estafadores oportunistas suelen pedir estos datos cuando promocionan sus ventas, y después la usan para cometer otros fraudes en su contra.\
  • Si recibe algo que tiene el aspecto de ser un material de una lotería de otro país, entrégueselo al Jefe de Correos local.

Anteriormente, este artículo se llamaba Fraude telefónico de Jamaica enfocado en consumidores de Estados Unidos.

También le podría interesar