Planes de comercialización multiniveles

En un plan de comercialización multiniveles o plan de red de distribución, las personas venden productos al público — a menudo a través de ventas directas o de persona a persona. Comúnmente, los distribuidores ganan comisiones, no sólo por sus propias ventas, sino también por las ventas que hacen las personas que reclutan.

No todos los planes de comercialización multiniveles son legítimos. Si el dinero que gana se basa en lo que le vende al público, es un plan de comercialización multiniveles. Si lo que usted gana se basa en la cantidad de personas que recluta y en lo que les venda a esas personas, es un esquema piramidal. Los esquemas piramidales son ilegales, y la inmensa mayoría de los participantes pierden dinero.

Si está considerando la posibilidad de comprar un plan de comercialización multiniveles, averigüe los detalles.

Considere los productos

Muchas compañías que comercializan sus productos a través de distribuidores venden artículos de calidad a precios competitivos, pero hay algunas compañías que ofrecen productos con sobreprecio, de dudosa calidad, o rotundamente inseguros.

Averigüe qué productos tendrá que vender. ¿Ya hay productos similares en el mercado? ¿Es un producto seguro? ¿Su sponsor — el distribuidor que lo recluta — puede fundamentar lo que dice sobre el rendimiento o funcionamiento del producto?

Casi todos los productos o servicios pueden venderse a través del sistema de comercialización multiniveles, incluyendo una amplia variedad de productos para la salud, de belleza y para mantenerse en forma, que no están disponibles en las estanterías de las tiendas. Antes de comprar o vender productos que se promocionan diciendo que tienen ingredientes “milagrosos” o que tienen resultados garantizados, aplique una dosis de escepticismo. Muchos de estos productos que se promocionan como “curas rápidas” no están probados, se comercializan fraudulentamente y son inservibles. Y en verdad, hasta pueden ser peligros. Antes de usarlos — o venderlos — es conveniente que consulte a un profesional de la salud.

Si se decide a comprar y promocionar los productos, debe estar seguro de que sus materiales promocionales sean veraces y que haya una evidencia sólida que respalde lo que dicen sobre los productos. Antes de repetir lo que le diga la compañía, verifique que exista una investigación confiable y competente que fundamente las declaraciones.

Averigüe más sobre la compañía

Averigüe — y analice — los antecedentes de la compañía. Haga una búsqueda en internet ingresando el nombre de la compañía junto con palabras tales como review, scam o complaint; si busca en español, ingrese palabras como comentarios, estafa o queja. Fíjese en varias de las páginas de los resultados de su búsqueda. También es conveniente que busque artículos sobre la compañía publicados en periódicos, revistas o en internet. Averigüe:

  • Cuánto tiempo hace que opera la compañía.
  • Si la compañía tiene buena reputación con respecto a la satisfacción expresada por los clientes.
  • Qué tipos de comentarios encuentra en blogs y sitios web sobre la compañía y sus productos.
  • Si la compañía ha sido demandada judicialmente por incurrir en prácticas comerciales engañosas.

Verifique si en la oficina de su Fiscal General estatal registran quejas sobre la compañía que esté considerando. Recuerde que la falta de quejas no garantiza la legitimidad de una compañía.

Evalúe el plan

No pague ni firme ningún contrato en un “evento de oportunidades de venta”. Tómese tiempo para meditar bien su decisión. Su inversión requiere dinero contante y sonante, así que no se apure a cerrar el trato sin investigar un poco.

Pídale a su sponsor los términos y condiciones del plan, incluyendo:

  • La estructura de compensación, en otras palabras, cómo se calcularán sus ingresos.
  • Sus posibles gastos.
  • Las bases que fundamentan las declaraciones sobre la cantidad de dinero que puede ganar.
  • El nombre e información de contacto de una persona de la compañía que pueda responder sus preguntas.

Obtenga toda esta información por escrito. Evite los planes con una estructura de remuneración que consista en una compensación monetaria más importante por reclutar nuevos distribuidores que por vender productos al público. Este tipo de estructura de pago es una advertencia habitual y probada con el transcurso del tiempo que indica que se trata de un esquema piramidal.

Tenga presente que cuando reclute nuevos distribuidores usted será responsable de lo que les diga sobre la cantidad de dinero que pueden ganar. Sea honesto y evite hacer promesas irreales. Si las promesas fracasan, lo podrían hacer responsable, aun cuando usted sólo haya repetido las declaraciones que leyó en un folleto de la compañía o que escuchó de boca de otro distribuidor.

Si hay algo que no entiende, pida más información hasta que le quede absolutamente claro. Su sponsor y otros distribuidores deberían mostrarse dispuestos a responder sus preguntas. Recuerde que su sponsor (y otras personas que estén por arriba de él) ganarán dinero si usted se une al programa. Así que lo mejor es que se tome su tiempo y que no se sienta presionado para tomar la decisión. Tenga cuidado con los “ganchos” — referencias falsas pagadas por la compañía o el distribuidor para hacerle creer que han ganado dinero con el plan.

Averigüe sobre los rembolsos

Pida que le entreguen la política de rembolsos de la compañía por escrito. Fíjese que incluya información sobre la devolución de productos no usados y las restricciones y penalidades aplicables. Usted puede suponer que si le permiten devolver los productos a cambio de un rembolso está minimizando su riesgo, pero las condiciones de estas políticas pueden variar y no siempre recibirá un rembolso — y el tiempo que demorará en cobrar su rembolso también puede variar. En algunos planes, para que usted pueda conseguir descuentos sobre los productos o pueda crear su propia red de distribuidores, le exigen que compre materiales de capacitación o comercialización, o que pague para ir a seminarios. Averigüe cuánto tiempo y dinero invirtieron otros distribuidores en capacitación, materiales de comercialización y seminarios al momento de unirse al plan, y si tendrá que participar en sesiones de capacitación periódicamente. ¿Qué sucede si usted decide no participar en las sesiones de capacitación?

Consulte con un amigo o con un asesor

Tal vez desee consultar a un contador, abogado o a alguna persona en quien confíe que no tenga ninguna relación con el plan para que lo ayude a revisar los términos de la remuneración, determinar si el plan está en condiciones de respaldar sus declaraciones sobre el dinero que usted puede ganar, y analizar toda la información que haya reunido.

Piense si este plan se ajusta a sus capacidades y objetivos

Pregúntese si le gustaría vender productos al público. Averigüe cuántas horas por semana trabajaron el sponsor y otros distribuidores cuando empezaron con el plan y cuánto tiempo trabajan ahora. Recuerde que independientemente de lo bueno que sea el producto y lo sólido que sea el plan, usted tendrá que invertir una cuota de sudor y otra de dinero para recuperar su inversión y ganar dinero. Considere las demás exigencias del negocio — por ejemplo, ir a las sesiones de capacitación, reclutar distribuidores nuevos, gestionar toda la papelería, registrar el inventario, y despachar los productos.  

Pregunte

Hágales preguntas difíciles a su sponsor y a los otros distribuidores, y profundice en los detalles. No piense que se está comportando como un entrometido o un impertinente: su misión es verificar el potencial de un negocio que le demandará dinero y tiempo.

Las respuestas de estas personas lo pueden ayudar a detectar declaraciones falsas sobre la cantidad de dinero que puede ganar y determinar si el negocio es un esquema piramidal. Veamos algunas preguntas que podría hacer antes de tomar una decisión:

  • ¿Cuál es el monto anual de ventas del producto?
  • ¿Qué cantidad de productos le vende a los distribuidores?
  • ¿Qué porcentaje de sus ventas corresponde a ventas a distribuidores?
  • ¿Cuánto tuvo de gastos durante el último año, incluyendo el dinero que gastó en capacitación y compra de productos?
  • ¿Cuánto dinero ganó el último año — o sea, sus ingresos, más sus bonificaciones, menos sus gastos?
  • ¿Cuánto tiempo invirtió en el negocio durante el último año?
  • ¿Hace cuánto tiempo que está en este negocio?
  • ¿Cuántas personas reclutó?
  • ¿Qué porcentaje del dinero que ganó — ingresos, más bonificaciones, menos gastos — proviene del reclutamiento de distribuidores y de lo que les vendió a ellos, ya sea en concepto de productos u otros ítems para iniciarse en el negocio?

Es importante tener un panorama completo del funcionamiento del plan: no se centre únicamente en la cantidad de dinero que ganan los distribuidores, sino también en el tiempo y en el dinero que invirtieron en el plan, cuánto tiempo hay que esperar para empezar a ganar dinero, y qué cantidad de distribuidores reclutados se necesita para ganar dinero. Si los distribuidores les venden más productos a otros distribuidores que al público — o si ganan más dinero reclutando a otras personas que lo que ganan por sus ventas — tómelo como un indicio de un esquema piramidal.